Enlaces accesibilidad

La soledad se instala en uno de cada cuatro hogares españoles

  • 4,68 millones de personas viven solas, casi dos millones tienen más de 65 años
  • Lo más habitual es vivir en pareja, con hijos (6,34 millones de hogares) o sin (3,39)
  • Un tercio de los jóvenes entre 25 y 34 años aún no se han emancipado

Por
Una anciana que vive sola revisa una factura
Una anciana que vive sola revisa una factura. Thinkstock

La soledad sigue instalándose en los hogares españoles y ya ocupa uno de cada cuatro, lo que se traduce en que hay 4,68 millones de personas que viven solas y, de ellas, 1,96 millones tiene más de 65 años. En la edad de jubilación, la soledad golpea especialmente a las mujeres, son 1.410.000 (el 71,9%), según refleja la Encuesta Continua de Hogares del INE.

Entre los menores de 65 años, son más los hombres que viven solos (1.633.800) en comparación con las mujeres (1.092.700). En una proporción de tres varones en hogares unipersonales por cada dos féminas en la misma situación.

Respecto al estado civil, en el caso de los hombres los hogares unipersonales más frecuentes estaban formados por solteros (58,3% del total). En las mujeres, la mayoría estaban formados por viudas (47,5% del total).

Propensión a vivir solo según sexo y edad. Año 2017

Propensión a vivir solo según sexo y edad. Año 2017. INE

El 10,2% de la población española, que asciende a 46,07 millones, vive sola (un 1,1% más que en 2016). El 25,4% del total de hogares. Comparando con los valores medios de 2016, el número de personas que viven solas se incrementó un 1,1% el año pasado (49.100 más).

Vivir en pareja es lo más frecuente

Pese al constante aumento del número de individuos que viven solos, los hogares más frecuentes todavía son los formados por dos personas, que suponen el 30,4% del total y aglutinan a 5,62 millones de habitantes.

En España, según los últimos datos correspondientes a 2017, hay 18,47 millones de hogares, 66.700 más que un año antes, y su tamaño medio es de 2,49 personas.

El número de hogares formados en torno a parejas, de derecho o de hecho, era el más numeroso, con 10,3 millones formados exclusivamente por parejas con o sin hijos. En España había 3,93 millones de hogares formados por parejas sin hijos2,96 millones formados por parejas con un hijo y 2,78 millones por parejas con dos hijos. El número de parejas que vivían con tres o más hijos se situó en 608.200.

Si se consideran los hogares en los que además de la pareja figuran otros miembros, la cifra se eleva a 10,9 millones de hogares y
considerando las viviendas en los que hay más de una pareja, se llega a un total de 11,3 millones de hogares.

Destaca el INE que los hogares de cinco o más personas solo son el 5,7% del total pero, dado su tamaño, concentran al 12,1% de la población.

1,5 millones de madres solas con hijos

Los hogares monoparentales, es decir, los que están formados por uno solo de los progenitores con hijos, estaban mayoritariamente integrados en 2017 por madre con hijos. En concreto había 1.529.900 hogares monomaternales (el 83% del total), frente a 312.600 de padre con hijos.

En dos de cada tres de estos hogares (68,8%) el progenitor convivía con un solo hijo, y su número total se redujo un 6,2% respecto a 2016. El de madre con hijos disminuyó un 3,9% y el de padre con hijos un 16,4%.

En un 40% de los hogares de madres con hijos ésta era viuda, en un 39,3% separada o divorciada, en un 14,2% soltera y en el 6,5% casada. Por edad, el 76,8% de los hogares de madre soltera con hijos estaba formado por mujeres de 35 o más años.

En un tercio de los hogares monoparentales el progenitor tenía 65 o más años. En el 4,7% tenía menos de 35 años. En el 13,2% de los hogares de padre con hijos los progenitores eran menores de 45 años, mientras que en los de madres con hijos este porcentaje fue del 24,4%.

Uno de cada tres adultos jóvenes no se independiza

Más de un tercio de las 5.382.500 personas entre 25 y 34 años todavía no se había independizado en 2017.

El 52,7% de los jóvenes entre 25 y 29 años vivían con sus padres o con alguno de ellos. Para las personas de 30 a 34 años este porcentaje se reducía hasta el 24,1%.

La forma más frecuente de convivencia para edades entre 30 y 34 años era la pareja (el 33,3% del total vivía con hijos y el 20,8% sin ellos).

Noticias

anterior siguiente