Enlaces accesibilidad

El frío y la lluvia regresan a la Península este Viernes Santo

  • La entrada de una borrasca por Galicia pondrá fin al buen tiempo de los últimos días
  • La Aemet activa la alerta en 30 provincias por nieve, viento y fuerte oleaje
  • La borrasca se irá debilitando el sábado y las temperaturas subirán el domingo 

|

Por
La gente ve bajo la lluvia una procesión de Semana Santa en Málaga el pasado Domingo de Ramos
La gente ve bajo la lluvia una procesión de Semana Santa en Málaga el pasado Domingo de Ramos EFE / Daniel Pérez

El frío y la lluvia regresan este Viernes Santo a la Península con la entrada por Galicia y el mar Cantábrico de una borrasca bastante profunda, con un frente frío asociado, poniendo fin al buen tiempo de los últimos días. A partir del mediodía del sábado los cielos se irán despejando y el domingo las temperaturas experimentarán un ascenso generalizado hasta el lunes, cuando se espera que entre una nueva borrasca, según la predicción especial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para la Semana Santa, publicada este Jueves Santo.

La borrasca de este viernes dará lugar a un episodio de precipitaciones, vientos fuertes y mal estado de la mar. La Aemet ha activado la alerta en 30 provincias por viento, nieve y fenómenos costeros. En las costas de Galicia, Asturias y Cantabria el riesgo es naranja.

Las lluvias afectarán a gran parte del área peninsular, aunque serán más intensas y frecuentes en la vertiente atlántica y los Pirineos y poco probables en el área mediterránea y el valle del Ebro. Las precipitaciones probablemente serán persistentes en áreas de Galicia y la parte occidental del Sistema Central.

Nevadas "significativas" en el interior noroeste

Las temperaturas tenderán a seguir bajando y las nevadas podrían ser "significativas" en el interior noroeste a partir de los 600/800 metros, así como en el Sistema Central, norte del Ibérico y Pirineos, con una cota de nieve a unos 900/1.200 metros.

La Aemet ha activado la alerta con nivel amarillo por nevadas en 18 provincias: Lugo, Ourense, Pontevedra, Asturias, León, Palencia, Burgos, Zamora, Salamanca, Ávila, Segovia, Madrid, Huesca, Lleida, Guadalajara, Cuenca, Albacete y Jaén. 

El viento, de componente oeste, soplará fuerte en buena parte de la Península, salvo en el valle del Ebro. Las rachas más fuertes se esperan en el litoral norte de Galicia y de Asturias, Cordillera Cantábrica y área del mar de Alborán.

En Canarias, se prevén lluvias débiles en el norte, temperaturas en descenso y vientos alisios con intervalos de fuerte, según la Aemet.

Nevará en zonas altas del noroeste, centro y sureste peninsular

Las lluvias irán desapareciendo el sábado

La predicción especial de Semana Santa establece como "muy probable" que a lo largo del sábado la borrasca se vaya debilitando y que a partir del mediodía los cielos tiendan a despejarse y desaparezcan "prácticamente" las precipitaciones aunque en Galicia se puede producir alguna lluvia débil al final de la jornada.

Durante la primera mitad del día, la atmósfera seguirá inestable, principalmente en el tercio norte peninsular. Se esperan precipitaciones en el norte y, con menor probabilidad e intensidad, en el área de los sistemas Central e Ibérico y sierras del sureste.

La cota de nieve se situará entre los 700 y los 1.000 metros. El viento será de oeste, con intervalos de fuerte en el área cantábrica, tercio oriental y Baleares. En Canarias, se espera escasa nubosidad y vientos de noreste.

Subida de temperaturas el domingo

El domingo predominarán los cielos poco nubosos o con algunos intervalos de nubes medias y altas en toda la Península. Solamente hay probabilidad de precipitaciones en el extremo noroeste peninsular. Las temperaturas diurnas experimentarán un ascenso generalizado, notable en muchas zonas, según la Aemet.

El lunes se espera una nueva borrasca atlántica, con un sistema frontal asociado, por el noroeste de la Península. Es probable, según la predicción, que las precipitaciones se acaben extendiendo a la mitad occidental peninsular, pudiendo ser persistentes en el oeste de Galicia y del Sistema Central.

Noticias

anterior siguiente