Enlaces accesibilidad

La borrasca Hugo trae lluvia, viento y fuerte oleaje en el inicio de la Semana Santa

  • Toda España excepto Zaragoza y Canarias están en alerta el sábado
  • El litoral cantábrico activa el aviso rojo por olas de hasta nueve metros

|

Por
La tormenta Hugo amenaza las costas del norte de España

Una nueva borrasca muy profunda llamada Hugo llega este viernes a la península y dará lugar hasta el sábado por la noche a un temporal de viento, mal estado de la mar y, de forma menos intensa, precipitaciones generalizadas en forma de lluvia y nieve en amplias zonas del país. La  Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decretado avisos en toda España, excepto Zaragoza y Canarias, para el sábado.

El mar empezará a empeorar la tarde del viernes en los litorales de Galicia y del Cantábrico con olas que subirán hasta los 9 metros, mientras que en el oeste de Galicia y en el País Vasco el oleaje registrará entre 6 y 8 metros. La Aemet ha decretado alerta roja en el litoral cantábrico el sábado.

En los litorales de Granada, Almería y Melilla el viento también soplará con fuerza y la altura de las olas alcanzará 4 metros, ha señalado la Aemet para destacar que esta situación tan adversa, tendrá lugar entre "la madrugada y la tarde del sábado", sobre todo en zonas costeras de Galicia y del Cantábrico.

El viento comenzará el viernes por la tarde en las comunidades de Galicia y Asturias y se trasladará a casi toda la península durante el sábado con rachas muy fuertes y generalizadas de 70-80 kilómetros por hora, menos probables en el suroeste y noreste peninsular.

La Agencia ha subrayado que las rachas más fuertes se esperan en el norte de Galicia y en los litorales y zonas altas del área Cantábrica, con rachas máximas de 100-110 kilómetros por hora alcanzando incluso los 120 kilómetros por hora.

Nevadas en el noroeste peninsular

Con la borrasca Hugo llegará un frente frío que dejará precipitaciones generalizadas en toda la península y las Islas Baleares aunque, en general, no muy intensas.

Lo más significativo de este episodio serán la nevadas en el noroeste peninsular, a partir de unos 800 metros y que acumularán espesores de 20 centímetros en la Cordillera Cantábrica occidental y central.

A partir del sábado por la noche, la borrasca Hugo, se debilitará de forma rápida y como consecuencia habrá una clara mejoría en las rachas de viento y oleaje.

Noticias

anterior siguiente