Enlaces accesibilidad

España pide garantías sobre Gibraltar antes de este viernes para no vetar el acuerdo del 'Brexit'

  • Londres dio por hecho este lunes que la transición del Brexit se aplicará al Peñón
  • Ambos gobiernos negocian todavía las condiciones específicas para ese territorio

|

Por
Colas de vehículos para entrar en Gibraltar desde La Línea de la Concepción
Las autoridades gibraltareñas amenazan con represalias si el Peñón queda marginado del acuerdo sobre la transición que empezará tras la salida de Reino Unido de la UE. EFE/A.Carrasco Ragel

España quiere que el borrador del acuerdo de salida de Reino Unido de la UE que llegue a la cumbre de líderes europeos de este jueves deje bien clara la situación de Gibraltar, algo que ahora está en entredichoSi no se clarifica, el Gobierno español ya ha mostrado sus reservas a apoyar ese texto, un respaldo que es necesario para poder avanzar en las negociaciones del Brexit.

Las dudas de España se han producido después de que el ministro británico para el Brexit, David Davis, diera por hecho este lunes que en el Peñón se aplicará sí o sí el período de transición que se abrirá en marzo de 2019 y durará 21 meses.

Algunos medios de comunicación británicos han llegado a señalar que esas reticencias podrían llevar a España a bloquear la aprobación de ese borrador pactado entre la Comisión Europea y Reino Unido.

Ante eso, Madrid ha recordado que eso sólo ocurrirá si antes ambos Gobiernos se ponen de acuerdo en unas condiciones específicas para la transición en Gibraltar, unas condiciones que España quiere que resuelvan “una serie de problemas irritantes”, según la definición del ministro de Exteriores español.

Esas cuestiones abiertas son, principalmente, la utilización conjunta del aeropuerto gibraltareño -construido en una lengua de tierra que no se cedió a Inglaterra en el Tratado de Utrech-, la lucha contra el contrabando de tabaco, más transparencia fiscal y cuestiones medioambientales.

Apoyo "neto y claro" de la UE a España

El jefe del equipo negociador de la Comisión Europea, Michel Barnier, subrayó este martes el apoyo “neto y claro” a España de los otros 26 países de la UE en la cuestión de Gibraltar y ha insistido en que “ningún acuerdo de la UE y Reino Unido” se aplicará a ese territorio sin un acuerdo bilateral previo entre Madrid y Londres.

Y ese pacto bilateral aún se está negociando. En ese proceso, según el ministro de Exteriores español, el Gobierno británico mantiene “una actitud receptiva y constructiva”, por lo que Alfonso Dastis cree que hay “esperanzas” para alcanzar un acuerdo antes de octubre que posibilite la aplicación del período de transición en Gibraltar, lo que –ha dicho- sería “beneficioso para todos”.

Antes de eso, y de cara a la cumbre de esta semana en Bruselas, España quiere garantías de que Reino Unido asume esas condiciones. Fuentes diplomáticas españolas y europeas dan por hecho que la situación “se resolverá” antes de la reunión para que los jefes de Estado y de gobierno puedan validar los avances hechos hasta ahora y comenzar así la siguiente fase de la negociación general del Brexit.

Amenazas de las autoridades gibraltareñas

Mientras tanto, para tratar de influir en ese mano a mano entre Londres y Madrid, las autoridades gibraltareñas amenazan con acciones legales y con rescindir los contratos de españoles que trabajan en el Peñón si la UE lo margina en el acuerdo general sobre la transición.

Ante esa actitud, Dastis ha recalcado que si Gibraltar opta por el camino de las amenazas, “son ellos los que ponen en peligro el futuro de la relación”.

En ese sentido, el ministro ha insistido que la prioridad del Gobierno en las negociaciones son los trabajadores españoles. “Queremos que no haya efectos negativos en su situación y, si podemos mejorarla, lo vamos a intentar”, ha añadido en una comparecencia ante la comisión Mixta Congreso-Senado para la UE.

Noticias

anterior siguiente