Anterior La agravante de violencia de género por actuar "en presencia" de los hijos no requiere que estén delante físicamente Siguiente Al menos nueve muertos y 16 heridos en un atropello múltiple en Toronto Arriba Ir arriba
Imagen de archivo de cerezos en flor, en el Valle del Jerte.
Imagen de archivo de cerezos en flor, en el Valle del Jerte. THINKSTOCK

La primavera será más cálida en la mitad sur y en las Baleares

  • La temperatura se mantendrá en valores normales en el resto del país

  • El invierno que finaliza ha tenido una temperatura normal

  • Destacan las abundantes precipitaciones de la primera quincena de marzo

  • La estación primaveral comenzará a las 17:15 horas

|

La primavera, que comienza este martes, será más cálida de lo habitual en el sur peninsular y en las Islas Baleares y se mantendrá en valores normales en el resto del país, después de un comienzo de marzo muy húmedo en el que ya ha llovido el doble de lo normal para todo el mes.

Durante los meses de abril, mayo y junio, la precipitación alcanzará valores inferiores a las normales en el suroeste peninsular y en las Canarias mientras que en el resto de España no se prevén diferencias significativas, ha adelantado a EFE, Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En cuanto a las temperaturas, la portavoz ha explicado que la "señal estacional más clara" pronostica días más cálidos en la mitad sur peninsular y en las Baleares y sin cambios en el resto. Con respecto a la información del pasado invierno, la temperatura media ha tenido un carácter normal, con 0,3 grados por debajo de la media, y ha sido húmedo, con una precipitación media de un 2% por encima del valor medio del trimestre.

Sin embargo, desde la Aemet resaltan que uno de los aspectos más destacados han sido las precipitaciones acumuladas durante la primera quincena de marzo, el doble del valor normal para dicho mes.

La media de todo el mes, aproximadamente 47 litros por metro cuadrado, se ha duplicado en la primera quincena arrojando 94 litros por metro cuadrado acumulados, debido sobre todo a las presencia en nuestras latitudes de las borrascas Emma, Félix y Gisele.

Por precipitación acumulada en el trimestre, destaca la estación de San Sebastián/ Igueldo con 821 litros por ser la más alta desde 1928, siendo el anterior valor de 812 litros registrados en el invierno de 1930-1931.

En varios observatorios, la precipitación invernal fue en forma de nevadas y sobresalen los registros de 41 días de nieve en el Puerto de Navacerrada (Madrid), 31 días en Soria, 28 días en Molina de Aragón, 26 días en Burgos/ aeropuerto y 21 días en Segovia.

"Calentamiento repentino" de la estratosfera

Gutiérrez ha detallado que la explicación a esas lluvias se encuentra en un "calentamiento repentino" de la estratosfera, que rompió el vórtice polar y provocó un cambio drástico del tiempo en toda Europa y en la Península.

Todo esa precipitación acumulada ha desembocado en que el año hidrológico, que se inició el 1 de octubre y hasta el 14 de marzo, se lleven almacenados 383 litros por metro cuadrado.

Gutiérrez ha subrayado que los dos primeros meses del año hidrológico fueron muy secos, lo que dio lugar a que a finales de noviembre la precipitación fuera un 58% inferior al valor normal.

Sin embargo, el déficit se subsanó en enero y febrero con precipitaciones iguales o por encima del valor normal hasta llegar marzo, donde la entrada de Emma dejó intensas lluvias en muchas zonas y el déficit pasó a ser del 10%, hasta registrar ahora un 2% más de lo habitual.

Un invierno normal

El trimestre invernal entre diciembre y febrero tuvo un carácter normal aunque muy próximo a frío en el conjunto de España, con una temperatura media de 7,6ºC, lo que supone 0,3ºC menos de la media entre 1981 y 2010. Se trata del 27º invierno más frío de la serie histórica, que comienza en 1965, y el séptimo más fresco de este siglo.

El invierno comenzó con un diciembre frío (0,4ºC por debajo de lo habitual) y continuó con un enero cálido (1,1ºC más que la media) y un febrero muy frío (1,6ºC menos).

Como dato significativo, cabe resaltar las frecuentes heladas en ambas mesetas y en zonas de montaña, destacando los 69 días de heladas registrados en el puerto de Navacerrada (Madrid), los 67 en Molina de Aragón y los 63 en Salamanca/ aeropuerto.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente