Enlaces accesibilidad

Putin ordena una "tregua humanitaria" en la región siria de Guta Oriental desde el martes

  • La tregua estará vigente todos los días desde las 09:00 a las 14:00 horas
  • Macron recuerda a Erdogan que la tregua en Siria incluye el enclave de Afrín
  • Turquía continúa con su ofensiva sobre la zona controlada por los kurdos

Por
Las tropas gubernamentales sirias siguen bombardeando Guta Oriental

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha ordenado el establecimiento de una "tregua humanitaria" en la región siria de Guta Oriental, que será efectiva desde este martes. Rusia ha hecho este anuncio dos días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU exigiera un cese el fuego durante 30 días en Siria, algo para lo que no puso fecha de inicio y que no afecta a la lucha contra los "terroristas", según ha recordaddo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

"Por orden del presidente ruso, Vladímir Putin, y con el objetivo de evitar víctimas entre la población civil de Guta Oriental, desde el 27 de febrero (...) entre las 09:00 y las 14:00 horas cada día se introducirá una pausa humanitaria", ha anunciado el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, mediante un comunicado que recogen las agencias Efe y Afp y en el que asegura que se van a establecer "corredores humanitarios" para permitir la evacuación de civiles.

Shoigú ha recordado que Guta Oriental "no es el único foco de tensión para civiles y refugiados" y ha aludido al campamento de Al Rukban, junto a la frontera con Jordania, una zona "que está controlada por Estados Unidos". Por ello, ha propuesto también declarar una pausa humanitaria y abrir corredores en esa zona para que "los civiles puedan regresar a sus casas". Y ha abogado, además, por la urgente creación de una comisión humanitaria bajo los auspicios de la ONU para valorar la situación humanitaria en Al Raqa.

Reino Unido ve insuficiente la tregua anunciada por Rusia

Sobre la aplicación de la tregua en Siria hablaron el pasado domingo el presidente de Rusia, Vladímir Putin; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; y la canciller alemana, Angela Merkel.

Según fuentes de la Cancillería alemana, citadas por Efe, Merkel y Macron apremiaron a Putin a "ejercer la máxima presión" sobre Siria para lograr el cese inmediato de los ataques aéreos y de los combates, que en la última semana han provocado al menos 500 muertos, entre ellos 127 menores, solo en la zona de Guta Oriental.

Tras conocerse que va ha haber un alto el fuego parcial en Guta Oriental, Londres ha urgido a Moscú a ir más allá e implementar por completo la tregua. "Si puede hacer pausas de cinco horas, puede hacer pausas de 24 horas. Así que depende de Rusia, si quiere implementar totalmente la resolución que apoyó o si quiere jugar juegos cínicos", ha asegurado el embajador británico ante la ONU Jonathan Allen en declaraciones a la prensa recogidas por Efe.

Según Allen, las pausas diarias anunciadas por Moscú no cumplen con la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU, pero demuestran que Rusia, si lo desea, tiene poder para hacer que se aplique.

Macron presiona a Turquía: la tregua incluye a Afrín

La noticia de la tregua rusa se ha hecho pública horas después de que se conociera que el presidente de Francia ha avertido a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que la tregua humanitaria en Siria también incluye el enclave kurdo de Afrín.

El cese de las hostilidades, según el comunicado del Palacio del Elíseo recogido por Efe, "debe ser aplicado sin demora en todas partes y por todos para frenar el engranaje de violencia actual, susceptible de provocar una deflagración regional y alejar toda perspectiva de solución política".

Macron ha destacado que es "imperativo" que el cese de las hostilidades decretado por el Consejo de Seguridad "sea respetado inmediata y completamente para poner fin a los bombardeos indiscriminados" y permitir de forma urgente la entrada de la ayuda humanitaria y la evacuación de enfermos y heridos.

Turquía controla el 21% de las zonas rurales del enclave de Afrín

La ofensiva turca en Afrín, no obstante, sigue adelante. Este lunes, el portavoz de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo) en Afrín, Brusek Hasaka, ha asegurado a la Agencia Efe por teléfono que cinco civiles han muerto por un ataque de aviones de combate turcos en el pueblo de Yalanquz, en la zona de Yindiris, ubicada en el suroeste de Afrín.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha confirmado estos datos y no ha descartado que el número de fallecidos aumente porque hay heridos graves y desaparecidos entre los escombros.

Desde el pasado 20 de enero Turquía y facciones rebeldes sirias desarrollan una ofensiva en Afrín contra la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a la que Ankara considera terrorista. Desde esa fecha, al menos 137 civiles han muerto, entre ellos 27 menores y 19 mujeres, por los bombardeos y el fuego de la artillería turca en Afrín, de acuerdo al recuento del Observatorio.

Según el Observatorio, Ankara controla ahora un total de 132 kilómetros de la zona fronteriza de Afrín con Turquía y el 21% de las zonas rurales del enclave kurdo.

Noticias

anterior siguiente