Enlaces accesibilidad

La exdiputada de la CUP Boya declara que la DUI no fue "simbólica" y sale del Supremo sin medidas cautelares

  • Dice que la declaración unilateral de independencia buscaba "efectividad real"
  • Es la primera de los seis cargos o excargos independentistas que declararán
  • El Supremo amplió la investigación y citó a Mas, Marta Rovira y Marta Pascal

|

Por
La exdiputada de la CUP Boya declara que la DUI no fue "simbólica"

La exdiputada de la CUP Mireia Boya ha asumido ante el Tribunal Supremo que la declaración unilateral de independencia (DUI) no fue ni "cosmética" ni "simbólica", sino que buscaba una efectividad real, tras lo que el juez Pablo Llarena no ha adoptado ninguna medida cautelar contra ella porque no lo ha solicitado el fiscal.

Boya, a preguntas del magistrado, ha asumido que la declaración de secesión de Cataluña, aprobada el pasado 27 de septiembre, buscaba una "efectividad real" para cumplir "el mandato" de sus bases, en referencia al referéndum del 1-O.

La expresidenta del grupo parlamentario de la CUP ha declarado ante el Supremo por un supuesto delito de rebelión, sedición y malversación en relación al desafío independentista en Cataluña.

Ha explicado que esa declaración de independencia se vio truncada por "un golpe de Estado en forma de artículo 155 y por la imposición de otras elecciones, "que hemos vuelto a ganar", ha añadido. Boya ha reprochado al Gobierno que siga sin diálogar y ha lamentado que la Constitución sea "un muro, y ante los muros la gente se moviliza".

Es la primera de la nueva tanda de declaraciones por rebelión

El juez Llarena amplió en diciembre la investigación a Boya y otras cinco personas -la causa cuenta con 28 imputados- por los delitos de rebelión, sedición y malversación por su participación "especial y destacada" en el proceso secesionista. Además de la 'cupera', pasarán por el Supremo en los próximos días la secretaria general de ERC, Marta Rovira; la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal; el expresident Artur Mas; la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia, Neus Lloveras y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel.

Una decisión que tomó tras conocer el informe de la Guardia Civil en el que señalan que todos ellos habrían formado parte del "comité estratégico" para declarar unilateralmente la independencia de Cataluña, basándose en el documento 'Enfocats', la hoja de ruta para la creación de un nuevo Estado, incautado en el domicilio de Josep María Jové, número dos del exvicepresidente Junqueras, al que también se requisó una agenda en la que había apuntes manuscritos sobre el proceso independentista y que apuntaba a estos mismos nombres.

En su interrogatorio, Boya sólo ha respondido a las preguntas de su letrado y del juez y ha negado haber conocido el documento 'Enfocats' o haber participado en ningún "comité estratégico".

Carga contra la Policía Nacional y la Guardia Civil

Además, ha cargado contra la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, al defender que en los días previos al referéndum los agentes salieron de paisano con porras "a cazar" a los independentistas.

En esta misma línea ha acusado a la Policía Nacional y a la Guardia Civil de los hechos violentos del 1-O, pero ha negado que los independentistas estuvieran detrás de los disturbios frente a la Consellería de Economía del pasado septiembre.

Así, ha apuntado a los periodistas como los responsables de los destrozos en los vehículos de la Guardia Civil, a lo que el juez le ha interrumpido señalando que eso es una suposición suya.

Tras su declaración, Boya ha salido del tribunal entre vítores de una delegación de diputados de ERC y un centenar de simpatizantes llegados de Barcelona y Lleida que la han acompañado a su llegada.

Boya: "No estoy satisfecha, hay cuatro presos políticos"

La exdiputada 'cupera' ha dicho, a la salida del Supremo sin medidas cautelares, que no está totalmente satisfecha porque "todavía hay cuatro presos políticos en la cárcel".

En declaraciones a los periodistas tras declarar durante hora y media ante el juez Llarena, Boya ha explicado que si bien no le han pedido ninguna medida cautelar "hay cuatro personas secuestradas por el Estado español" y se ha reafirmado en la declaración de independencia.

Ha llegado acompañada de la diputada de la CUP Natalia Sánchez, su abogado Carlos López y el secretario general de la Joventut Nacionalista de Catalunya (JNC), Sergi Miquel. Los concentrados en el Supremo, pertenecientes a la CUP, ERC y JxCat, han recibido a Boya con gritos de "no estás sola" y "ni un paso atrás", y portando una urna en alusión al 1 de octubre y enseñas independentistas.

Noticias

anterior siguiente