Anterior Tres sospechosos en el escándalo sexual de Oxfam en Haití amenazaron físicamente a un testigo Siguiente Luis de Guindos será el vicepresidente del BCE tras la retirada del candidato irlandés Arriba Ir arriba
Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía
Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía. EFE/José Manuel Vidal
Juicio de los ERE de Andalucía

Guerrero retira ahora sus críticas a Chaves, al que acusaba de "humillarle"

  • El ex director general de Trabajo sigue sin ratificar sus declaraciones anteriores

  • El letrado se queja por tener que leer preguntas sin respuesta de los fiscales

|

En el juicio de la pieza política del caso de los ERE, el ex director general de Trabajo de Andalucía entre 1999 y 2008 Francisco Javier Guerrero, uno de los principales acusados, se ha retractado de sus críticas al expresidente Manuel Chaves y al exconsejero José Antonio Viera, a los que entonces acusó de "humillarle para defender su honorabilidad" no ha ratificado las declaraciones que efectuó ante la Policía y la Guardia Civil.

Este martes en la Audiencia de Sevilla, se ha reanudado el juicio contra 22 ex altos cargos de la Junta de Andalucía, con la lectura de las declaraciones prestadas en fase de instrucción por parte de Guerrero, ante la jueza Mercedes Alaya en marzo del 2012. Entonces, su declaración duró tres días y tras prestarla fue a prisión.

Al igual que el lunes, Guerrero se se ha negado a contestar las preguntas de la Fiscalía y ha anunciado que solo responderá a su abogado, sin ratificar sus declaraciones. El ex director general de Trabajo se enfrenta a ocho años de cárcel y 30 de inhabilitación por prevaricación y malversación.

En la parte leída esta mañana, Guerrero arremetía contra sus superiores en la Junta -sentados como él en el banquillo- por "humillarle para defender su honorabilidad" conforme la investigación judicial les apuntaba.

En concreto, criticaba a Viera por llamarle "indeseable", a Chaves por decir que "no me conoce" y a la exconsejera Mar Moreno (inicialmente investigada aunque la causa se archivó para ella) por ponerle "a caer de un burro" cuestionando sus testimonios ante la Policía y la jueza, en los que sostuvo que actuó siguiendo sus instrucciones y que todo el Consejo de Gobierno conocía las ayudas.

También arremetía contra el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Villalobos, por llamarle "putero, cocainómano y alcohólico".

Quejas del letrado

El letrado de la administración de Justicia, Rafael Castro de la Nuez, encargado de dar lectura a las declaraciones de Guerrero, se ha quejado cuando los fiscales han pedido incluso que se lean las preguntas que le hicieron al acusado en el juzgado en marzo de 2012 y que quedaron consignadas porque no les respondió.

"¿Esto también lo tengo que leer?", ha estallado, ante lo que los fiscales han exigido que se lea, lo que ha provocado sus quejas y ha subrayado: "No estoy dando fe de nada". A continuación ha pedido que acuda una auxiliar, como el lunes, para ayudarle y ha explicado: "No soy una máquina, yo también necesito descansar".

En esta jornada varios abogados de Madrid, como los defensores del expresidente José Antonio Griñán (José María Mohedano) y del exconsejero Gaspar Zarrías (Gonzalo Martínez Fresneda) se han ausentado y han sido representados por letrados de Sevilla que defienden a otros acusados como el exconsejero Francisco Vallejo (Esperanza Molino).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente