Enlaces accesibilidad

Premios Goya 2018

Las cineastas tiñen de rojo los Goya 2018 para exigir #MÁSMUJERES en la industria

|

Por
Cerca de 2.000 abanicos rojos exigen más mujeres en el cine español
Cerca de 2.000 abanicos rojos exigen más mujeres en el cine español. REUTERS / Susana Vera

La 32ª edición de los Premios Goya 2018 se han enrojecido para reivindicar la presencia de la mujer en la industria cinematográfica española porque, según la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) solo ha habido un 27% de mujeres nominadas y ocho categorías sin ninguna mujer que aspirase a un premio. 

Tal como anunció CIMA, se han repartido 1.800 abanicos rojos con el hashtag #MASMUJERES, que han sido mostrados desde la alfombra roja y en muchos momentos de la gala, no solo por las protagonistas que han triunfado: actrices, directoras y guionistas, sino también por actores o políticos como Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Alberto Garzón, que no han dudado en posar con el abanico, y periodistas, vestidos con los trajes feministas de Ernesto Artillo.

Los abanicos por #MASMUJERES en los Goya, en imágenes

anterior siguiente
9 Fotos 1 / 9 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • Carla Simón: "Evidentemente, por favor, más mujeres en el cine"

    Carla Simón: "Más mujeres en el cine"

    La directora, que se ha llevado el Goya a la mejor dirección novel por Verano 1993, ha recogido el premio con el abanico reivindicativo por el papel de las mujeres en el cine español. 

  • Isabel Coixet pide "más mujeres en el poder, que es lo que importa"

    Isabel Coixet pide "más mujeres en el poder, que es lo que i

    La directora de La librería explica que lleva el abanico de CIMA para exigir "más mujeres, pero no para putear, no más mujeres en la brigada de limpieza que esta noche dejarán todo esto limpio como una patena cuando nos vayamos: más mujeres en el poder, que es lo que importa".

El tono reivindicativo de la ceremonia ha sido empleado, fundamentalmente por mujeres y no hombres, pese a la dedicatoria con la que abrían los maestros de ceremonias, Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes y los numerosos guiños a la importancia de la mujer, las musas de la inspiración. "Esta noche queremos reivindicar el papel de la mujer, por eso esta gala la presento yo...Y mi mujer, que es Joaquín, porque Joaquín es lo más parecido a una mujer que tengo. Me aguanta a diario y es bastante más inteligente que yo. Eso hay que reconocerlo. Y además también, está cobrando la mitad". 

Intrigantes, infiltradas, inspiradoras; las musas, ¿qué sería del cine sin ellas?

Aun así, no han faltado los vítores, los aplausos y el movimiento imparable de abanicos cuando la vicepresidenta de la Academia, Nora Novas, ha lanzado su duro mensaje con tintes esperanzadores: "solo derrotando la superioridad de género derrotaremos al monstruo de la violencia de género"; palabras aclamadas en el año del Me Too (yo también), el Time's Up (se acabó el tiempo), los abusos y el acoso sexual en Hollywood. Uno de los denunciados, el actor Kevin Spacey, ha sido protagonista indirecto: "Kevin Spacey no está con nosotros porque lo han borrado en postproducción y hablando de terror...", ironizaba Sevilla al comienzo de la gala.

La ironía, la mejor arma contra la desigualdad

Si bien la ironía ha servido como el mayor hachazo reivindicativo, tal y como ha hecho Cristina Castaño cuando presentaba el Goya a los mejores cortometrajes: "Está muy bien [que dos hombres presenten la gala] porque hasta ahora solo lo había hecho uno", ha dicho. 

Evidentemente, por favor, más mujeres en el cine

Leticia Dolera, que en noviembre denunció haber experimentado el acoso sexual en sus propias carnes, también ha empleado la sátira preguntada por el mansplanning, "cuando un hombre explica algo a una mujer de forma condescendiente", en palabras de Reyes. "Tomo nota para mis amigas feministas, os está quedando muy bien la gala, un campo de nabos feminista", respondía Dolera. 

En la misma línea se ha expresado Pepa Charro en su monólogo, que también ha satirizado con entregar "el Goya a la Mejor Fotografía Femenina" para reprochar que no existe: "Es que como antes cuando habéis dado el Goya a la Mejor Fotografía no había ninguna mujer, pensé que estaba separada por género". 

Vengo a dar el Goya a la Mejor Fotografía Femenina...Ah no, que no hay

La artista ha denunciado que a la gente "se le llena la boca con la injusticia y la desigualdad", pero, según los datos que ha dado, solo en la gala, de 135 nominados, 30 han sido mujeres, y de esas 30, la mitad nominadas como actrices. La explicación, según Charro, es "por el mero hecho de ser mujeres".

No obstante, en su monólogo ha felicitado a Carla Simón e Isabel Coixet por ser "las supervivientes en este mundo de hombres".

Pepa Charro, sobre la desigualdad: "¿Chicas, qué está pasando?"

Coixet, Simón, Poza, Calvo y Paredes, estrellas de la noche

Carla Simón, cuyo Verano 1993 no deja de darle alegrías, era de las primeras en lucir el abanico en el escenario: "Evidentemente, por favor, más mujeres en el cine, ha pedido. 

Carla Simón, Mejor Dirección Novel en los Premios Goya 2018 por 'Verano, 1993'

Más dura ha sido Isabel Coixet, que ya antes de la gala pedía "más mujeres en el poder" y no para limpiar, en declaraciones a TVE. Al recoger su premio por mejor guion adaptado, Coixet ha dedicado la estatuilla a su madre, pero también "a todas esas mujeres que van al cine, compran entradas y hacen que estemos aquí". 

Isabel Coixet: "Más mujeres en el poder, que es lo que importa"

Marisa Paredes, homenajeada con el Goya de Honor, también se ha mostrado afortunada por haber tenido "muchos directores [que confiaron]en mí y ellos han tenido la suerte de que yo también confiara en ellos".

Adelfa Calvo, mejor actriz de reparto, también ha abogado por un cine que sea "un arte libre donde los hombres y mujeres trabajemos en condiciones de igualdad"; y Nathalie Poza, mejor actriz protagonista, ha animado a todas las "chavalas" que quieran optar por el "incierto camino" del cine. Lo mismo ha destacado Penélope Cruz, que en la alfombra roja a Luis Renes en RTVE.es que "Me parece muy triste que a estas alturas tengamos que seguir reivindicando lo que hoy reivindicamos", y ha lucido el abanico en todo momento. 

Laura Gost, guionista del corto sobre Woody Allen -sobre el que sobrevuelan las acusaciones por acoso de su hija adoptiva-, que también ha recibido un Goya ha puntualizado sobre el director que "solo tengo una certeza sobre el protagonista de la historia, la misma que tenía hace tres años. Es un autor imprescindible en la historia del cine". 

La Academia: "Queremos reivindicar a nuestras cineastas"

La vicepresidenta de la Academia de cine, Nora Novas, ha hecho especial hincapié en su discurso en las mujeres cineastas. "Necesitamos directoras, guionistas, directoras de fotografía, compositoras", ha dicho, mientras se ha lamentado que "la mayoría recuerda un premio Oscar cuando lo gana un actor, pero poca gente recuerda el que ganó Ivonne Blake por vestuario". 

Solo derrotando la superioridad de género derrotaremos al monstruo de la violencia de género

Novas, que ha hablado en nombre de la presidenta, que se recupera de un ictus, ha lanzado el mensaje más claro a la audiencia: "Solo derrotando la superioridad de género derrotaremos al monstruo de la violencia de género, y lo haremos todas juntas", mientras toda la sala ha mostrado los cerca de 2.000 abanicos repartidos, jaleando y aplaudiendo sus palabras. 

Noticias

anterior siguiente