Enlaces accesibilidad

Un tribunal turco pone en libertad al líder de Amnistía Internacional en Turquía

  • Taner Kiliç estaba detenido por sus presuntos vínculos con el golpe fallido
  • La Fiscalía había solicitado que se mantuviera la prisión preventiva

Por
Activistas de Amnistía Internacional piden la libertad de su líder en Turquía
Activistas de Amnistía Internacional piden la libertad de su líder en Turquía AFP PHOTO / John MACDOUGALL

Un tribunal de Estambul ha decretado la libertad con cargos para el presidente de la rama turca de Amnistía Internacional, Taner Kiliç, en prisión por sus presuntos vínculos con el golpe de Estado fallido de 2016 y cuyo juicio se había reanudado este miércoles.

El juez ha tomado esta decisión a pesar de que la Fiscalía había solicitado al inicio de la sesión que se mantuviera la prisión preventiva.

Kiliç fue detenido en junio de 2017 acusado de vínculos con la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen, a quien el Gobierno de Ankara considera responsable del golpe.

El director de la rama española de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, que se halla en Estambul para seguir el juicio a Taner y otros diez activistas, ha señalado en su cuenta de Twitter que el juez había ordenado la puesta en libertad de Kiliç, el último acusado de la causa que seguía encarcelado.

Sospechas por un programa de mensajería cifrada

El principal indicio contra Kiliç, según la acusación, era la sospecha de que su teléfono móvil tenía instalado Bylock, un programa de mensajería cifrada que supuestamente fue desarrollado para las comunicaciones de la cofradía.

Sin embargo, la Fiscalía turca reconoció en diciembre pasado que, debido al uso de otras aplicaciones, al menos 11.000 personas se conectaban a la IP de Bylock sin saberlo, por lo que ordenó poner en libertad a unos mil sospechosos, pero no a Kiliç.

En la última vista del juicio, celebrado en noviembre pasado, el tribunal decidió unir el caso de Taner Kiliç, encarcelado en Esmirna, con el de los 'Diez de Estambul', un grupo de activistas, entre ellos la directora de Amnistía en Turquía, Idil Eser, que fueron detenidos en julio durante un seminario sobre seguridad informática y derechos humanos, pero puestos en libertad provisional en octubre pasado.

En la sesión de este miércoles, en la que Kiliç participa mediante videoconferencia, se juzga a los once por supuestos vínculos tanto con la cofradía gülenista como con la guerrilla izquierdista Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) y con el DHKP-C, un grupo armado ultramarxista, tres organizaciones enfrentadas entre sí.

Noticias

anterior siguiente