Enlaces accesibilidad

Bankia

De Guindos revela que Rato presentó su dimisión de forma voluntaria, pero que luego intentó dar marcha atrás

  • Reconoce que entonces sí le exigió dimitir porque ya había informado a la CNMV
  • Lo ha explicado ante la comisión sobre la crisis financiera del Congreso
  • Rato insiste en que su dimisión no fue voluntaria en ningún momento
  • El ministro asegura que sin rescate bancario España hubiera salido del euro

Por
De Guindos revela que Rato intentó dar marcha atrás a su dimisión en Bankia

El ministro de EconomíaLuis de Guindos, ha asegurado este martes que fue Rodrigo Rato el que le informó de su dimisión voluntaria como presidente de Bankia en mayo de 2012 y ha explicado que solo le exigió que la hiciera efectiva cuando, al día siguiente, el entonces responsable de la entidad financiera quiso dar marcha atrás a pesar de haber comunicado ya su renuncia a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Así lo ha revelado este martes en su intervención ante la comisión de investigación sobre la crisis financiera y el rescate bancario del Congreso.

De Guindos ha respondido así a Rato después de que el exvicepresidente del Gobierno 'popular' y expresidente de Bankia asegurara la semana pasada, ante la misma comisión, que fue el actual titular de Economía el que le exigió la dimisión y sostuviera, además, que la ayuda pública adicional de 19.000 millones de euros a Bankia fue "una decisión política" del ministro. Un extremo, este último, que De Guindos también ha negado al subrayar que la cifra final del rescate de esta entidad financiera la definió Bruselas en el marco del programa de asistencia financiera de la Unión Europea.

"Yo no le pido que dimita, dimite él", ha dicho con rotundidad De Guindos, que ha explicado que fue el entonces presidente de Bankia el que le llamó por teléfono para trasladarle su decisión de "pasar el testigo" a un nuevo gesto por estimar que era "lo más conveniente".

"Rato dimitió porque veía lo que se le venía encima"

En opinión de De Guindos, Rato dimite por tres razones: porque "veía lo que se le venía encima", porque había presentado unas cuentas del ejercicio anterior sin el correspondiente informe de la auditoría, "una falta especialmente relevante" e "inaudito"; y porque "sabía perfectamente" que se iba a recomendar la conversión de las participaciones preferentes en capital y eso en "última instancia era la nacionalización" y el cambio de la cúpula.

El ministro de Economía ha revelado que al día siguiente Rato le vuelve a llamar para decirle que "se lo ha pensado bien" y que iba a continuar de presidente hasta la siguiente junta. "Ahí sí que le dije 'usted dimite inmediatamente porque ya lo ha comunicado a la CNMV' (...) A lo mejor el anterior presidente de Bankia estaba confundiendo la petición inicial [de dimisión] que nunca existió, con esta específica que sí existió" en su comparecencia ante el Congreso la semana pasada, ha señalado De Guindos.

El ministro ha declarado que durante la presidencia de Rodrigo Rato en Bankia (2010-2012) "se excedieron" los límites legales "de forma clara y frecuente" en cuando a las acciones de la entidad y ha recordado que en 2016 la CNMV impuso una sanción al banco por una infracción grave por "prácticas de manipulación de mercado", informa Efe. También ha recordado el fallo del Tribunal Supremo que concluyó hace dos años que en el folleto de salida a Bolsa había "graves inexactitudes" y que se habían adquirido valores de una entidad "al borde de la insolvencia".

Rato insiste en que su dimisión no fue voluntaria

En declaraciones a esta misma agencia, el expresidente de Bankia ha insistido en que su dimisión al frente de la entidad "cómo se llevó a cabo y sus consecuencias fueron total responsabilidad" del ministro de Economía. En contra de la versión de De Guindos, Rato sostiene que en la tarde del domingo del 6 de mayo "en su despacho del Paseo de la Castellana", Guindos le pidió que dimitiera "después de una reunión con tres competidores", uno de los cuales se la había demandado "por ser del PP" .

Asimismo, Rato asegura que el ministro, una vez a solas, y en un intento por convencerle, le ofreció un puesto en otra compañía cotizada, "algo que no hizo falta y que me pareció ridículo". El lunes 7 de mayo, prosigue Rato, acudió al despacho del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "para confirmar la posición del Gobierno", y posteriormente envió un correo a toda la plantilla informándoles de la dimisión "para evitar posibles manipulaciones del ministro".

Esa misma mañana habló de nuevo, esta vez por teléfono, con De Guindos, que le indicó que se pusiera en contacto con el que sería su sucesor al frente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. Goirigolzarri le dijo que "no tenía ningún compromiso y que hablaría con el Ministro el martes 8"; ese día, ya por la tarde, De Guindos le comunicó que "debería dimitir al día siguiente", y así lo hizo.

De Guindos: "El rescate bancario sirvió para evitar la salida del euro"

El actual titular de la cartera económica del Gobierno de Mariano Rajoy ha aprovechado su comparecencia para defender su actuación y ha asegurado que "el rescate financiero sirvió para evitar la salida de España del euro". Sin el rescate a la banca, España hubiera necesitado un rescate de toda su economía -un rescate país como el de Grecia o Portugal- y habría salido de la zona euro, ha sostenido.

De Guindos dice que sin el rescate a la banca España hubiera salido del euro

De Guindos ha defendido que no se dejara caer a ningún banco durante la crisis, y ha recordado que la "alternativa" era el concurso de acreedores, lo que "habría significado una suspensión de pagos y una incertidumbre que habría arrasado a todo el sector", informa Servimedia.

Además, ha apuntado que Fondo de Garantía de Depósitos no podría haber hecho frente a la cobertura de los depósitos de los minoristas, que estimó en 250.000 millones de euros. Ello, señaló, "habría obligado al Tesoro a emitir deuda, lo que hubiera supuesto el rescate completo de nuestra economía e incluso la expulsión de la zona euro" en parte por la "mala gestión" de algunas entidades financieras.

El 30% de los fondos retirados del Popular eran de instituciones públicas

El ministro ha apostado por la transparencia financiera, y en este punto se ha referido a la resolución del Banco Popular y posterior venta al Banco Santander por un euro y al informe de valoración de Deloitte, que -ha dicho- debería publicar la Junta Única de Resolución europea.

A preguntas de los grupos parlamentarios, De Guindos ha aclarado que el 70% de las retiradas de depósitos del Banco Popular antes de su resolución fueron de particulares, y ha destacado que hubo "correlación extrema" entre estas salidas y las caídas en bolsa de su cotización. Asimismo ha dicho que solo el 30% de las salidas del Popular fueron de instituciones públicas, que lo hicieron por "las numerosas rebajas de ráting" de la entidad, ya que para mantener su inversión se atienen a unos mínimos de calificación.

El ministro también ha revelado que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha enviado a la Fiscalía casi 60 operaciones potencialmente dudosas o irregulares de entidades nacionalizadas que podrían suponer un perjuicio de más de 3.700 millones de euros desde 2013.

Acusa a Zapatero de no resolver el problema de fondo de las cajas

Durante su intervención, De Guindos ha acusado al gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) de no resolver el problema de fondo que tenían las cajas de ahorro a pesar de las "señales de alarma" y de poner únicamente "parches para capear el temporal de la crisis".

También ha criticado los incentivos fiscales a la vivienda aprobados por Zapatero y el gasto de 50.000 millones de euros en el Plan E de estímulo de la economía y del empleo que "sirvió para desequilibrar más las cuentas del Estado".

Ha incido en que la recaída de tres cajas de ahorro (Bankia, Cataluña Caixa y Caixa Galicia) en 2011 es prueba "irrefutable" de que no se actuó con eficacia al tiempo que ha añadido que Bankia era la entidad con "mayor exposición a la burbuja inmobiliaria" y con más déficit.

El PSOE, a De Guindos: "Usted no fue la solución sino el problema"

La mayoría de grupos parlamentarios ha lamentado la gestión del ministro por el rescate bancario y el coste que ha supuesto a los ciudadanos y ERC, Unidos Podemos y Ciudadanos le han recriminado que su trayectoria profesional haya pasado por Lehman Brothers antes de ser ministro.

El portavoz de Economía socialista Pedro Saura ha sido muy contundente al afirmar que "usted no fue la solución sino el problema por su incompetencia, engaño e irresponsabilidad", mientras que el portavoz de Ciudadanos, Toni Roldán, le ha acusado de tardar "mucho tiempo" en responder al problema de las cajas de ahorro y a su gobernanza.

El diputado del PP Ramón Aguirre ha planteado volver a citar al exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez ante las contradicciones que han emitido algunos comparecientes y mientras que la diputada del PNV Idoia Sagastizabal ha interrogado al ministro por su gestión en la resolución del Banco Popular.

Afectados por las preferentes: "No es el mercado, fue una estafa"

El portavoz de las plataformas de afectados por las preferentes en Galicia, Xesús Domínguez, ha comparecido también este martes ante el Congreso, donde ha asegurado que la venta de esos productos híbridos a particulares "fue una estafa y un expolio" y que lo ocurrido no se puede atribuir al "mercado".

Domínguez ha acusado a los gobiernos centrales y autonómicos de organizar una auténtica "trama" para recapitalizar las entidades con la venta de esos productos, que solo en Galicia dejaron en la ruina a más de 116.000 personas.

También ha acusado al Ejecutivo de Mariano Rajoy, de "dejar tirados a todos los preferentistas", y a los distintos supervisores de la banca y los mercados de mirar para otro lado mientras se llevaba a cabo este "ultraje" y este "robo" a pequeños inversores que en algunos casos no tenían cultura financiera suficiente para saber lo que estaban comprando.

 Xesús Domínguez, portavoz de la coordinadora de plataformas de afectados por las preferentes en Galicia

Xesús Domínguez, portavoz de la coordinadora de plataformas de afectados por las preferentes en Galicia EFE/Zipi

Según ha recordado, el Gobierno ha dicho siempre que tuvo que aceptar las condiciones impuestas desde Bruselas para poder recibir el rescate bancario, pero fue al revés: "España fue utilizada como conejillo de indias" para elaborar la regulación que posteriormente aprobó la UE sobre esta materia en la directiva 2014/59 de mayo de 2014, que no entró en vigor hasta enero de 2016.

Por todo ello, ha pedido al ministro de Economía, Luis de Guindos, que piense más en los ciudadanos y que deje de fomentar "una economía de casino" y que "legisle para que se puedan recuperar todos los ahorros" que faltan.

Según Domínguez, la "dureza del MOU (memorándum de entendimiento) con los preferentistas españoles" contrasta con la "benevolencia" que tuvo con algunos de los grandes acreedores de España, como la banca alemana o francesa que quedaron exentos de cualquier quita.

Noticias

anterior siguiente