Anterior Un doblete de Gerard Moreno complica las aspiraciones europeas del Girona Siguiente Sánchez: "El reto secesionista en Cataluña también es una amenaza para el proyecto europeo" Arriba Ir arriba
Fotografía de archivo de una manifestación contra el proyecto de Gas Natural en Doñana en 2016
Fotografía de archivo de una manifestación contra el proyecto de Gas Natural en Doñana en 2016. EFE/Julián Pérez

PSOE y Podemos piden paralizar los proyectos de Gas Natural de Doñana

  • El IGME advierte de la "alta peligrosidad" de los almacenes de gas en Doñana

  • El Gobierno aprobó en 2013 el uso del subsuelo del parque para almacenar gas

  • La Junta de Andalucía y FACUA piden que se reevalúe el impacto medioambiental

|

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una proposición no de ley en el Congreso por la que insta al Gobierno a la paralización de los proyectos de gas en el subsuelo del entorno de Doñana, además de la elaboración de un estudio y evaluación "conjuntos" de los cuatro fragmentos que componen el proyecto único de Gas Natural y su entorno para su debate en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Unidos Podemos también ha pedido la paralización del proyecto, así como la comparecencia del ministro de Energía. 

Las peticiones de los grupos son en reacción a las conclusiones del informe del Instituto Geológico y Minero (IGME) adelantado por eldiario.es, que alerta de la "alta peligrosidad de uno de los almacenes que Gas Natural tiene previsto desarrollar en el parque natural de Doñana". En el documento, se afirma que Gas Natural Fenosa rebajó la peligrosidad por inundaciones en su estudio de riesgos obligatorios para la autorización de puesta de servicio.

De los cuatro proyectos en Doñana, el denominado Saladillo, situado dentro del Espacio Natural Doñana, cuenta con Declaración de Impacto Ambiental (DÍA) favorable pero "carece", según el PSOE, de la preceptiva autorización de la ley por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, y se establecen medidas adicionales para su protección.

Por otro lado, el de Marismas Occidental no se encuentran dentro de los límites del Espacio Natural Doñana, pero uno de los dos emplazamientos están dentro de Doñana Norte y Oeste, aunque no pertenecen al Espacio Natural. En el caso de Marismas Oriental, dentro del Espacio Natural Doñana, la Junta de Andalucía denegó la Autorización Ambiental Unificada.

Perjudicial para el espacio natural, según PSOE

En la propuesta, los socialistas consideran que el conjunto del proyecto de gas industrial en Doñana es "perjudicial y contrario a la integridad del espacio natural y su entorno", por lo que insta al Gobierno a paralizar los cuatro proyectos de Saladillo, Aznalcázar (Sevilla), Marismas Oriental y Marismas Occidental.

El PSOE también pide "realizar una valoración global del impacto" de los cuatro proyectos, así como impulsar acciones legales para "detener cautelarmente" la ejecución de las cuatro partes del proyecto.

Según la parte expositiva de la proposición registrada, el proyecto industrial de Gas Natural en Doñana tiene el objetivo de instalar, entre otras infraestructuras, 70 kilómetors de gasoducto, 16 pozos de extracción de agua y varios depósitos para almacenar 10.000 gigavatios por hora de gas, cantidad que "se acerca al tercio de la existente en España".

La Junta de y FACUA exigen un nuevo estudio de impacto ambiental

Tanto la Junta de Andalucía como FACUA han exigido también el cese del proyecto. Así, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha asegurado que la Junta va a pedir "de inmediato" el informe del IGME y ha advertido de que "si esto es así, no hay otro camino más que la paralización", además de pedir al Ejecutivo un estudio del impacto ambiental de los cuatro proyectos.

La asociación cuestiona también que el Gobierno no tenga en cuenta informes presentados como el de la Unesco, que declara este tipo de actividades en Doñana como actividad poco compatible con la declaración de las mismas como patrimonio de la Humanidad. 

Además, tanto los socialistas como la Junta denuncian que en las declaraciones de impacto ambiental, "no se valora la amenaza que supone la inyección de gas en el subsuelo", lo cual "implica un riesgo sísmico que por sí mismo es suficiente para detener la aprobación y ejecución" del proyecto.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente