Enlaces accesibilidad

El PP pide que Susana Díaz declare como testigo en el juicio de los ERE por su "amplio conocimiento de los hechos"

  • El PP ejerce de acusación popular en la pieza política del caso de los ERE
  • El juicio se ha reanudado este martes con la exposición de las cuestiones previas
  • La defensa de Griñán solicita anular la instrucción por nombrarse un "juez ad hoc"
  • La Fiscalía pide al tribunal que delimite el alcance de este primer juicio de los ERE

Enlaces relacionados

Por
La Fiscalía pide al tribunal que delimite el alcance del primer juicio del 'caso de los ERE'

Las sesiones del primer juicio del caso de los ERE se han reanudado este martes en la Audiencia de Sevilla con las cuestiones previas, entre ellas, la petición del PP andaluz -que ejerce de acusación popular- de que comparezca como testigo la actual presidenta de la JuntaSusana Díaz, y la solicitud por parte del abogado de José Antonio Griñán de la anulación de toda la instrucción. La Fiscalía, por su parte, ha pedido al tribunal que aclare si la pieza política que se está juzgando ahora incluirá o no el análisis de ayudas concretas.

El letrado del PP-A, Luis García Navarro, ha pedido la comparecencia en el juicio de Susana Díaz por su "amplio conocimiento de los hechos". El abogado ha justificado esta petición en que como consejera de Presidencia "durante su mandato se aprobó y tramitó el decreto de medidas extraordinarias y urgentes de protección social para trabajadores y extrabajadores afectados por procesos de regulación de empresas que vino a convalidar parte de las subvenciones otorgadas" en el periodo investigado en el caso ERE.

García Navarro también ha pedido citar como testigo en el juicio al actual vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, por una de las ayudas concedidas al Ayuntamiento de Chiclana, en Cádiz, cuando era alcalde de la localidad, y a la exconsejera de Presidencia Mar Moreno, que llegó a estar imputada pero a la que el Supremo exculpó durante la instrucción.

En rueda de prensa tras al Consejo de Gobierno, el portavoz de la Junta de Andalucía, Juan Carlos Blanco, ha pedido al PP que deje de "hacer el ridículo" con el caso de los ERE, al que cree que se está "agarrando desesperadamente" tras haber "pinchado" en otros casos, como los de Mercasevilla, Aznalcóllar o los cursos de formación. "Ya tienen que estar muy desesperados para pedir hoy, martes, esas tres comparecencias", ha subrayado sobre lo que ha pedido en el juicio.

El abogado de Griñán pide anular la instrucción

El primer juicio del caso de los ERE, que arrancó el pasado 13 de diciembre con la lectura de los escritos de acusación y de defensa, sienta en el banquillo a 22 ex altos cargos socialistas de la Junta de Andalucía, entre ellos, los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Lo que se juzga en la llamada pieza política es el 'procedimiento específico' que presuntamente crearon y mantuvieron durante diez años (2000-2011) en la Junta de Andalucía para la supuesta concesión ilegal de ayudas sociolaborales y a empresas en crisis. Un procedimiento que presuntamente permitió un "reparto discrecional" y "arbitrario" de 855 millones de euros, según la instrucción.

En la sesión de este martes, el abogado defensor del expresidente de la Junta José Antonio Griñán ha pedido la nulidad de la instrucción de la pieza política de los ERE desde enero de 2016 al considerar que al asignársela al juez de refuerzo Álvaro Martín se nombró "un juez ad hoc" para la causa, vulnerando el derecho al togado natural.

El letrado José María Mohedano ha defendido que la ley impide que un juez de refuerzo, como es el caso de Martín enviado al juzgado de instrucción 6 de Sevilla en comisión de servicio, instruya asuntos ya iniciados ya que reserva su papel a las nuevas causas que lleguen al juzgado o aquellas tan solo pendientes de señalamiento.

Por su parte, el letrado del exconsejero de Empleo Antonio Fernández ha planteado, en nombre de las defensas, su rechazo a la personación como acusación popular del sindicato Manos Limpias al considerar que su presencia supone un "ejercicio de mala fe" y "abuso del derecho" debido a la imputación de su secretario general, Miguel Bernand, en el proceso de la Audiencia Nacional por presunta extorsión junto con el líder de Ausbanc Luis Pineda.

La Fiscalía pide que se aclare el alcance del juicio

La Fiscalía Anticorrupción, por su parte, ha pedido al tribunal que enjuicia la pieza política de los ERE que delimite el objeto concreto de este procedimiento y si incluye el análisis de ayudas concretas.

El fiscal Juan Enrique Egocheaga ha hecho referencia a la "diferencia de criterio" expresada tanto por la sección séptima de la Audiencia provincial de Sevilla como por la jueza que instruye la causa, María Núñez Bolaños, ante recursos presentados por varios acusados en los que pedían el sobreseimiento de su imputación en las piezas separadas de cada ayuda dada por la Junta de 2001 a 2011 siguiendo el "procedimiento específico" por cuya creación y mantenimiento se sientan en el banquillo 22 ex altos cargos del Gobierno socialista andaluz.

El Ministerio Público ha expuesto que la Audiencia de Sevilla ha rechazado algunos de estos recursos y ha admitido otros planteados por ejemplo por el exconsejero de Empleo Antonio Fernández o el exdirector de la agencia pública IDEA Jacinto Cañete que apelaban al principio por el que una persona no puede ser enjuiciada varias veces por los mismos hechos.

Así, la Audiencia primero, y la jueza Núñez después ya en la instrucción siguiendo su criterio, han excluido a algunos acusados de piezas separadas sobre ayudas concretas al entender que se trata de hechos que ya son juzgados en la pieza política.

Ante esta situación, la Fiscalía pide al tribunal de la sección primera de la Audiencia que enjuicia esta pieza política un "pronunciamiento expreso de la delimitación objetiva de este procedimiento" sin perjuicio de que en el interrogatorio a los acusados "se les pueda preguntar sobre ayudas concretas" para determinar "su conocimiento sobre la ejecución" del procedimiento específico por el que se otorgaban, presuntamente, de forma "arbitraria" y "sin control".

Noticias

anterior siguiente