Enlaces accesibilidad

Detenido por agresión sexual el canadiense liberado por los talibanes tras cinco años cautivo

  • Liberado junto a su mujer e hijos en octubre, fue detenido el 30 de diciembre
  • Está acusado de 10 cargos de agresión y amenaza de muerte, entre otros
  • Los medios locales hablan de dos víctimas, aunque hay secreto de sumario

Por
Fotografía de archivo de Joshua Boyle en rueda de prensa tras ser liberado
Fotografía de archivo de Joshua Boyle en rueda de prensa tras ser liberado. REUTERS / Mark Blinch

Joshua Boyle, el canadiense liberado en octubre tras pasar cinco años secuestrado por los talibanes en Afganistán junto con su esposa y tres hijos, ha sido detenido por la Policía de Canadá acusado de agresión sexual y confinamiento forzoso.

Boyle, de 34 años, se enfrenta a ocho cargos de agresión, dos de agresión sexual y dos de confinamiento forzoso, así como de mentir a la Policía, proferir una amenaza de muerte y el uso de una sustancia peligrosa. La prensa indica que hay dos supuestas víctimas, pero su identidad no ha trascendido ya que el juez ha decretado el secreto de sumario y ha prohibido a los medios de comunicación difundir detalles de la vista oral.

El abogado del acusado, Eric Granger, ha afirmado, en declaraciones a AFP, que "hay muy poco que decir en este punto", y ha asegurado que todavía no ha recibido ninguna prueba incriminatoria. El juez ha decidido mantener a Boyle en prisión, por lo menos, hasta el próximo lunes, después de que compareciese por videoconferencia desde un centro de detención en Ottawa.

Cometió los supuestos delitos al volver a Canadá

Según medios de comunicación locales, Boyle está acusado de protagonizar varios incidentes entre el 14 de octubre (a su llegada a Canadá tras su liberación) y el 30 de diciembre, día en el que fue detenido. 

El matrimonio Boyle viajó en 2012 a Afganistán por razones desconocidas, aunque Joshua Boyle reconoció en 2009 que estaba obsesionado con todo lo que estuviera relacionado con el terrorismo islámico.  Boyle, su esposa, la estadounidense Caiatlan Boyle, y sus tres hijos, nacidos durante el cautiverio, fueron liberados por el ejército paquistaní el 12 de octubre de 2017.

El canadiense estuvo casado con anterioridad con una de las hijas de Ahmed Khadr, un ciudadano canadiense de origen egipcio que fue acusado por las autoridades de Canadá y EE.UU. de estar estrechamente vinculado con Osama bin Laden y Al Qaeda, lo que ha conducido a la opinión pública a cuestionarse acerca de qué le llevó a Afganistán cuando su mujer ya estaba en fase avanzada de su embarazo, además de haber renunciado a volver a Canadá con una aerolínea estadounidense para evitar pasar por el país.

A su regreso, el exrehén relató todo tipo de vejaciones por parte de los talibanes: afirmó que sus captores violaron a su mujer y la obligaron a abortar, además de haber matado a una hija nacida en captividad, acusaciones desmentidas por los talibanes. Además, el pasado mes de diciembre fue recibido por el primer ministro, Justin Trudeau, que compartió una fotografía sosteniendo a uno de sus hijos en brazos en las redes sociales. 

Noticias

anterior siguiente