Enlaces accesibilidad

La Gran Vía de Madrid cierra al tráfico este viernes por las fiestas de Navidad

  • Los viandantes ganarán seis metros de acera con la medida
  • El tráfico en las calles Atocha y Mayor queda también restringido
  • Las calles Preciados y Carmen serán de un único sentido para peatones

Por
Iluminación navideña instalada en la Gran Vía de Madrid
Iluminación navideña instalada en la Gran Vía de Madrid. EFE / Fernando Alvarado

La Gran Vía de Madrid corta este viernes desde las 17:00 horas el tráfico de los no residentes y reduce sus carriles dejando uno para bus-moto-taxi y otro para el vehículo privado limitado a 30 km/h por sentido, mientras que los viandantes ganan seis metros de acera, tres en la de los impares y otros tres en la de los pares. La medida, impulsada por el Ayuntamiento de Madrid, estará en vigor hasta el 7 de enero con motivo de las fiestas de Navidad. 

Un total de 700 vallas separan ya el espacio peatonal ampliado de la calzada de este gran eje, donde los vehículos ya no recuperarán los carriles ganados por los transeúntes porque la ampliación de acera trascenderá las navidades y enlazará con las obras de remodelación de la Gran Vía.

Durante este periodo solo podrán transitar en esta gran arteria residentes, transporte público (autobuses y taxis), coches cero, vehículos que vayan a hoteles y a aparcamientos, los de las personas con movilidad reducida, autobuses privados con destino o parada en la zona, ambulancias, VTC, repartos postales, vehículos de reparación y unidades móviles audiovisuales. También podrán pasar los vehículos de transporte de mercancías, con horario limitado de 23.00 a 11.00 horas, mientras que estarán vetados durante el día los de más de 3.500 kilogramos, por seguridad.

Circulación restringida en las calles Atocha y Mayor

Los límites al tráfico de no residentes se levantarán durante nueve jornadas, los días 4, 11, 12, 13 y 14, y 18, 19, 20 y 21 de diciembre, empezando a las 17.00 el primer día de cada periodo y terminando a las 22.00 del último día.

Además, también quedará restringida la circulación en las calles Atocha y Mayor durante este período, cuando la capital estrena medidas para ordenar el tráfico peatonal, con sentido único en las calles de Carmen y Preciados los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos a partir de las 17.30.

Así, tomando la Puerta del Sol como referencia, Preciados tendrá sentido salida y Carmen entrada, direcciones que estarán señalizadas por luces y que sólo estarán limitadas al salir o entrar, no en el interior de estas vías. "Se entra o se sale en una dirección, pero evidentemente en ese tramo se puede uno mover libremente, no se trata de que vayamos todos en fila india uno detrás de otro", explicó el jueves la portavoz del Gobierno municipal.

También queda limitado el aforo en la plaza de Celenque, la de Cortylandia, y dos minutos antes del término del espectáculo infantil se impedirá el acceso a la calle Arenal desde Sol para facilitar la salida de los asistentes. 

Ensayo para la peatonalización de Gran Vía en 2018

Las restricciones permitirán ensayar la zona de cero emisiones que desde junio incluirá la Gran Vía en una gran área de prioridad residencial y adelantarán el paisaje que mostrará esta gran arteria tras su remodelación. Las obras comenzarán en enero, después de los cortes navideños. 

Con este dispositivo de movilidad, el Consitorio madrileño pretende que "se pasee más y se pasee mejor" a lo largo del centro madrileño en las fiestas. En cuanto a la seguridad, el dispositivo será similar al del año pasado y se desarrollará en un escenario 4 de alerta terrorista, con más presencia policial en las calles, vigilancia en los centros de transporte y determinados eventos, además de la colocación de bolardos y otros elementos disuasorios para evitar atentados. 

Noticias

anterior siguiente