Enlaces accesibilidad

El Gobierno quiere llevar a la comisión territorial el debate de la financiación autonómica y el PSOE se niega

  • La comisión, en la que no están los nacionalistas, tiene seis meses para trabajar
  • Hacienda no quiere un acuerdo este año que coincida con las elecciones catalanas
  • Un pacto fiscal con Cataluña es "constitucionalmente imposible", según Moncloa

Por
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, interviene en la sesión de control al Gobierno
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, interviene en la sesión de control al Gobierno. EFE

El Gobierno ha propuesto que la reforma de la financiación autonómica se estudie en la comisión para la evaluación y modernización del estado autonómico del Congreso de los Diputados, la llamada comisión territorial. Allí, el Ejecutivo quiere recabar los apoyos de los grupos políticos -sobre todo de PSOE y Ciudadanos- para sacar adelante esta reforma en el Parlamento, que ya no será posible aprobar en 2017. Sin embargo, el PSOE se niega a ello, alegando que esta comisión se creó para el "estudio" del modelo territorial.

La citada Comisión Territorial, presidida por el socialista José Enrique Serrano, se constituyó hace una semana y tendrá seis meses para hacer propuestas para la reforma del modelo territorial de España, como prólogo para una posterior reforma global de la Constitución de 1978.

Fuentes de Hacienda reconocen el "recelo" que tiene el Ejecutivo con una posible reforma de la Constitución, pero son conscientes de que si no cuentan con los votos suficientes para sacar adelante la reforma de la financiación autonómica, no podrán llevarla al Parlamento.

Los trabajos para la citada reforma se han desarrollado a lo largo de este año por la comisión de expertos creada a raíz de la última Conferencia de Presidentes que tuvo lugar el pasado mes de enero, y a la que no acudieron representantes de Cataluña. En ella, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy se comprometió a cerrar en 2017 un nuevo modelo de financiación autonómica, un compromiso ya inalcanzable.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando. EFE EFE

El PSOE se niega a aceptar la propuesta

Ahora, Rajoy ha asegurado que le le gustaría contar con un nuevo sistema de financiación autonómica "lo más pronto posible". El lunes, Pedro Sánchez exigió al Gobierno que "cumpla con sus compromisos" y presente la propuesta del nuevo sistema de financiación autonómica antes del 31 de diciembre y "sin más dilaciones", al tiempo que tendía la mano para sentarse y abrir un proceso de negociación.

Sin embargo, fuentes socialistas consultadas por Servimedia aseguran que el PSOE no permitirá que el debate sobre el nuevo modelo de financiación se produzca en esta comisión creada para el estudio del modelo territorial.

Indican que el foro donde tiene que debatirse la propuesta del Gobierno es en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en el que están representadas todas las comunidades autónomas. Ahí, dicen, debe buscar el pacto el Ejecutivo porque una vez alcanzado con los gobiernos regionales los partidos no pueden oponerse a refrendarlo en el Congreso.

Los socialistas, según fuentes de Ferraz, son conscientes de que se abordará la financiación autonómica pero sólo con el fin de "constitucionalizar los principios" del sistema y no de cerrar ahí el detalle de un nuevo modelo. El PSOE considera que es "responsabilidad" del Gobierno poner "sobre la mesa" un nuevo modelo para "acordar y pactar". Con la actitud del Ejecutivo de llevar el debate a la Comisión territorial, el PSOE cree que "el PP no tiene modelo ni lo quiere tener".

Negociación del Gobierno con las autonomías y los partidos

El departamento que dirige Cristóbal Montoro indicó que en el Consejo de Política Fiscal se opina y se acuerda, pero que donde se votan las leyes es en el Congreso. Por ello, creen que el texto ha de ser fruto de una negociación en dos planos, con las comunidades y con las formaciones políticas.

Hacienda centra el objetivo del acuerdo especialmente en los socialistas, porque "aunque todas las comunidades autónomas estuvieran a favor, tiene que venir al Congreso como ley" y es ahí donde la nueva ley "se tiene que votar", han señalado.

Sin embargo, Hacienda no prevé tener una propuesta acordada este año, porque, según fuentes del ministerio, no quieren que esta propuesta, que ha de contar con el apoyo de las fuerzas políticas, coincida con las elecciones en Cataluña para no dar así la impresión de que se está tratando de contentar a los independentistas.

El Gobierno ya está negociando el nuevo modelo en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y mediante reuniones bilaterales, como la que mantuvo hace unas semanas Montoro con el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y quieren canalizar la negociación entre partidos a través de la comisión territorial, promovida por el PSOE.

La comisión territorial, que celebrará su primera reunión el jueves de la próxima semana, tiene por delante seis meses para realizar el conjunto de sus trabajos, cuyo objetivo centraban los socialistas como punto de partida para promover una reforma constitucional para modernizar el Estado y resolver las tensiones soberanistas con Cataluña, con el PP marcando líneas rojas al oponerse a que sirva para "premiar" a los independentistas.

Además, esta comisión nace con el recelo de Ciudadanos y el boicot de Unidos Podemos y los nacionalistas de ERC, PDeCAT y PNV, que directamente se han negado a inscribir diputados por discrepancias en torno a la crisis con Cataluña. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho este miércoles que aunque "es imprescindible" reformar la financiación autonómica para hacerla más redistributiva, eso no será posible mientras siga Gobernando el PP.

Moncloa rechaza negociar un pacto fiscal con Cataluña

El PSOE ha propuesto como temas de debate el balance del modelo autonómico, la ordenación de las competencias, el nombre de las Comunidades Autónomas, el análisis de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut catalán, la financiación autonómica y la autonomía local.

Con la financiación autonómica en el horizonte y a un día para que el Congreso apruebe la ley del cupo vascofuentes de Moncloa han rechazado que el Gobierno esté dispuesto a negociar un pacto fiscal con Cataluña, algo que, según subrayan, es "constitucionalmente imposible".

Después de que el diario The Guardian publicase este martes informaciones en ese sentido, el Gobierno desmintió esa posibilidad y explicó que la única negociación en marcha es la del modelo de financiación para el conjunto de las autonomías y lograr un sistema "mejor para todos, incluida Cataluña".

Noticias

anterior siguiente