Anterior La Policía halla documentos sobre el referéndum del 1-O en papeles que los Mossos iban a quemar Siguiente La Armada argentina descarta que el "ruido" detectado pertenezca al submarino desaparecido Arriba Ir arriba
El príncipe Carlos, la cantante Shakira o el campeón de Fórmula 1 Lewis Hamilton, entre los propietarios de sociedades opacas
La filtración masiva de archivos de empresas en paraísos fiscales salpica a políticos, artistas y deportistas. RTVE.es
'Los Papeles del Paraíso'

El príncipe Carlos, Shakira y Lewis Hamilton, entre los propietarios de sociedades opacas

  • El heredero británico invirtió en industrias sanitarias y proyectos forestales

  • Los derechos musicales de la colombiana están en una empresa maltesa

  • El deportista se ahorró 3,8 millones de euros de IVA en la compra de un jet

  • La princesa Corinna y Juan Villalonga también aparecen en los documentos

|

La filtración masiva de Los Papeles del Paraíso ha desvelado los complicados entramados societarios que personalidades de todo el mundo y de distintos ámbitos mantienen en paraísos fiscales para reducir sus impuestos o realizar inversiones millonarias lejos de la lupa de alguna autoridad fiscal. Entre los últimos nombres revelados están los del príncipe Carlos de Inglaterra, la cantante colombiana Shakira o el tetracampeón de Fórmula 1 Lewis Hamilton.

Los 13,4 millones de archivos filtrados al diario alemán Süddeutsche Zeitung, que los compartió con otros 95 medios de comunicación de 67 países para poder investigar y analizar su contenido bajo la coordinación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) proceden de dos despachos especializados en servicios offshoreAppleby y Asiaciti Trust, y de los registros mercantiles de 19 jurisdicciones opacas como Bahamas, Bermudas, las islas Caimán o Malta.

Inversiones principescas desde Caimán y Bermudas

El heredero de la Corona británica, Carlos de Inglaterra, aparece mezclado con varias sociedades opacas en las islas Caimán y en Bermudas a través del Ducado de Cornualles, la entidad jurídica que agrupa todo el patrimonio del príncipe, gestiona las propiedades y activos de su propiedad y le proporciona los ingresos para costear su vida privada y la de su familia, incluidos sus hijos y nietos.

Según los archivos de la firma Appleby mencionados por La Sexta y El Confidencial -los dos medios españoles que participan en Los Papeles del Paraíso-, ese ducado poseía acciones en dos grandes compañías offshore registradas en las Caimán en 2001 y 2003 que invirtieron en industrias sanitarias.

Además, el príncipe Carlos tenía acciones en la sociedad registrada en Bermudas Sustainable Forestry Management -que ya cerró-, a través de la que realizó inversiones en créditos de carbono y proyectos forestales en Australia, Nueva Zelanda, Brasil y Malasia.

También a través de esa misma sociedad invirtió en un proyecto descrito en los documentos como "refugios fiscales".

Esas inversiones realizadas desde paraísos fiscales no se incluyeron en los informes financieros que presenta anualmente el príncipe Carlos.

En 2013, según informa El Confidencial, el comité de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes del Parlamento británico investigó las finanzas del ducado del heredero y, como conclusión, recomendó al Tesoro británico que analizase las operaciones de esa institución y revisara la actual exención que disfruta en los impuestos de Sociedades y Capitales.

El único impuesto que abona Carlos de Inglaterra -y lo hace de forma voluntaria desde 1993- es el Impuesto sobre la Renta individual, por lo que el ducado como tal no paga ningún gravámen.

En 2016, la fortuna del príncipe Carlos superó los 1.000 millones de libras (1.133 millones de euros) debido a que los activos del ducado alcanzasen valores récord. A eso se sumaron los 20 millones de libras (casi 23 millones de euros) que recibió como sueldo anual.

Los derechos musicales de Shakira, en Malta

La cantante Shakira es una de las personalidades que aparecen en los archivos procedentes de los registros mercantiles de Malta.

Según los documentos filtrados reproducidos por El Confidencial y La Sexta, la artista colombiana administra desde 2007 una sociedad registrada en la isla mediterránea, Tournesol Limited, que controla a su vez otra empresa en Luxemburgo -ACE Entertainment- encargada de gestionar todos sus "activos musicales, derechos de propiedad intelectual y marcas", valorados en más de 31,5 millones de euros.

Malta es miembro de la Unión Europea, que no la considera paraíso fiscal, algo que sí hace la OCDE. Su Impuesto de Sociedades es del 35%, el más alto de los Veintiocho, pero si los accionistas de una empresa no residen en la isla o las actividades económicas se realizan fuera de ella, esa tasa puede bajar hasta el 5%.

En el registro de esa compañía, la cantante figura como residente en Nassau, la capital de Bahamas, otro paraíso fiscal. Consultado por El Confidencial, su abogado, Ezequiel Camerini, ha admitido que Shakira reside en Barcelona, pero ha justificado el domicilio en Bahamas en que, "como artista internacional, ha tenido diferentes residencias a lo largo de su vida profesional".

Precisamente Bahamas figura como lugar de residencia de la expareja de Shakira, el empresario argentino Antonio de la Rúa, que apareció en la filtración Bahamas Leaks del año pasado.

De la Rúa aparece como director de Tournesol y ACE Entertaiment entre 2008 y 2011, año de la ruptura de la pareja, y el nombre de esas empresas aparece en la demanda que presentó contra Shakira para exigirle 100 millones de dólares por los beneficios de sus negocios conjuntos, según recuerda El Confidencial.

Un avión de lujo sin IVA para el piloto de automovilismo

En cuanto a Lewis Hamilton, Los Papeles del Paraíso recogen todo la operación diseñada por Appleby y la consultora Ernst&Young para que el piloto británico se ahorrase el IVA en la compra de un avión privado que realizó en 2013.

Hamilton pagó 23 millones de euros por un Bombardier rojo y, gracias a una breve escala de menos de dos horas en la Isla de Man durante el primer viaje del jet privado, se le devolvió el IVA que gravaba la operación: 3,8 millones de euros.

Para realizar esa operación, Appleby creó una sociedad en la Isla de Man que alquiló el avión a otra compañía registrada en las Islas Vírgenes Británicas y que es propiedad de Lewis Hamilton. La nueva empresa importó el avión para que estuviese así vinculado a la UE. Sin embargo, como recuerda El Confidencial, la ley exige que las compañías que importe un avión deben ser reales y tener actividad dentro de la UE. La sociedad creada en la Isla de Man no tiene empleados, su dirección es una oficina de Appleby y su director es una empresa pantalla de ese mismo bufete.

La Isla de Man es un paraíso fiscal situado en el Mar de Irlanda, dependiente de la Corona británica, y que es muy utilizado por las grandes fortunas para inscribir sus aviones privados y yates de lujo. Con una población que no llega a 84.000 habitantes, la isla cuenta con más de 1.000 aviones privados registrados.

Juan Villalonga y Corinna, al frente de entramados societarios

En los archivos filtrados también aparecen personas vinculadas a España, como el expresidente de Telefónica Juan Villalonga y la princesa Corinna, relacionada con el rey Juan Carlos.

Respecto al primero, los documentos filtrados muestran que mantuvo en las islas Caimán una sociedad conjunta con Adriana Abascal durante el tiempo que fueron pareja y que tuvo otra en las Islas Vírgenes Británicas después de dejar la presidencia de la empresa de telecomunicaciones española. A través de esa segunda compañía, el empresario participó en otras empresas en Malta y Luxemburgo.

El co-fundador y partner de Hermes Growth Partners, Juan Villalonga, en el Summit Shopping Tourism & Economy Madrid El empresario Juan Villalonga, en un acto de turismo celebrado en octubre en Madrid

Villalonga fue presidente de Telefónica entre 1996 y 2000. En 1999, cuando comenzó su noviazgo con Abascal, ambos constituyeron una sociedad offshore en las islas Caimán -S.M. Property Holding- que se disolvió en 2010, cuando la pareja se separó.

Según señala El Confidencial, los registros de Appleby describen a la sociedad como "non compliant", es decir, que no cumplía los requisitos necesarios para poder verificar la identidad de sus propietarios legales. Además, Villalonga aparece calificado como de "alto riesgo" en un control interno del bufete que se realizó con retraso, ya que la compañía se había cerrado dos años antes.

Según el abogado de Villalonga, esa compañía se utilizó para mantener alguna propiedad inmobiliaria. El domicilio vinculado a la empresa era la vivienda de Adriana Abascal en Miami, mientras que como residencia del empresario figuraba una lujosa vivienda en Madrid. Ahora, el domicilio del español está en Mónaco.

En cuanto a Corinna zu Sayn-Wittgenstein -conocida como princesa Corinna-, los documentos confirman algunas informaciones sobre su red de sociedades offshore.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en un acto de la Fundación Clinton en 2016 Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en un acto de la Fundación Clinton en 2016

La princesa define su trabajo como de asesoría e intemediación en operaciones empresariales. Para gestionar sus ingresos creó en 2005 una sociedad en Londres, Apollonia Associates, que aparece como disuelta en el registro británico en 2012. En esos archivos, España aparece como lugar de residencia de la princesa, pero después de ese año -cuando se produjo el viaje del rey Juan Carlos a Botswana, que significó la salida a la luz pública de su relación con la princesa-, su domicilio se traslada a Mónaco.

En 2010 se registra en Malta una compañía con el mismo nombre, propiedad de otra llamada Apollonia Associates Holding. Hasta 2013 el nombre de Corinna no aparece en esa sociedad, que se disolvió en julio de 2014.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente