Enlaces accesibilidad

Se suicida un atracador en una sucursal bancaria de Cangas de Onís donde retuvo a varios rehenes

  • Hubo un tiroteo entre la Guardia Civil y dos atracadores en una sucursal bancaria
  • Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido leve en un brazo
  • Uno de los atracadores se atrincheró y mantuvo retenidos a tres rehenes
  • Después de liberar a los rehenes, se disparó en la cabeza

|

Por
Se suicida un atracador en una sucursal bancaria de Cangas de Onís donde retuvo a varios rehenes

Un atracador ha muerto este martes en Cangas de Onís (Asturias) tras pegarse un tiro en la cabeza después de dejar en libertad a tres rehenes que había retenido en la sucursal bancaria de Liberbank de la localidad que había tracado junto a otra persona, han informado fuentes de la investigación.

El atracador, J.C.S.G., nacido en Miranda de Ebro (Burgos) en 1957, se pegó un tiro poco después de dejar en libertad a los tres rehenes que permanecían retenidos en el interior desde primera hora, dos empleadas y un cliente.

El otro de los atracadores, identificado como J.M.S.V., y también nacido en la localidad burgalesa en 1974, había sido ya detenido por la agentes cuando trataba de abandonar la sucursal, en un tiroteo en el que un guardia civil ha resultado herido de bala en un brazo.

Los hechos han ocurrido pasadas las 9.20 horas de la mañana en la oficina de Liberbank situada en la avenida de Covadonga de Cangas de Onís. Ha sido una mujer que se disponía a entrar en la sucursal poco después que los atracadores la que ha alertado de la situación al 112.

Tiroteo a primera hora de la mañana

Testigos presenciales han explicado a Efe que los dos atracadores han salido de la oficina bancaria y uno de ellos ha comenzado a disparar contra los agentes desplazados al lugar tras recibir el aviso. Los guardias civiles han respondido a su vez con varios disparos y han logrado arrestar a uno de ellos, mientras que el otro logró atrincherarse en el interior de la oficina.

Los agentes le facilitaron un teléfono móvil para ponerle en contacto con un negociador que le convenció de que dejara el libertad a los tres rehenes, y después se ha pegado un tiro que le dejó en estado crítico hasta que al final ha muerto, han apuntado las fuentes de la Guardia Civil.

Durante varias horas los agentes de la Guardia Civil han mantenido un amplio perímetro de seguridad en torno a la sucursal.

Noticias

anterior siguiente