Enlaces accesibilidad

El secretario de Migración belga ve factible conceder asilo político a Puigdemont y su primer ministro le corrige

  • El ministro de Inmigración había puesto en duda que recibiera "un juicio justo"
  • Su partido, flamenco, apuesta por la separación pacífica de Flandes
  • El primer ministro, Charles Michel, le pide que no eche "más gasolina al fuego"
  • El ex primer ministro francés Manuel Valls hará campaña en Cataluña

Por
El ministro belga de Inmigración y nacionalista flamenco, Theo Francken
El ministro belga de Inmigración y nacionalista flamenco, Theo Francken, en una imagen de archivo. EPA/JULIEN WARNAND

El primer ministro belga, Charles Michel, ha corregido a su secretario de Estado de Migración y Asilo, Theo Francken, al que ha pedido que "no eche gasolina al fuego" después de que este último no descartara que su país pudiera conceder asilo político al cesado presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, si así lo pidiera ante la posibilidad de que no recibiera "un juicio justo" en el caso de que esto llegara a ocurrir.

"El asilo no está a la orden del día. Reiteramos nuestro llamado al diálogo y le pido a Theo Francken que no arroje gasolina al fuego", ha hecho saber Michel a través de un comunicado recogido por la agencia de noticias Belga, la cadena del país europeo RTBF y las agencias españolas Europa Press y Efe.

Theo Francken es miembro del partido nacionalista flamenco, la Alianza Neo-Flamenca (N-VA, por sus siglas en neerlandés), cuyo programa político apuesta por la separación pacífica de Flandes. La N-VA es uno de los cuatro partidos que forman parte de la coalición de gobierno en Bélgica -que lidera el liberal francófono Charles Michel, primer ministro del país- y que costó cuatro meses de negociaciones.

En una entrevista a la cadena belga VTM recogida por Europa Press, emitida este sábado, Francken había asegurado que dar asilo al expresident catalán "no es algo irreal, bien mirado". "Se está hablando ya de una pena de cárcel (para Puigdemont). Quedaría por ver hasta qué punto sería justo ese juicio", ha añadido el ministro, siempre sobre la hipótesis de que Puigdemont decidiera huir a Bélgica, país de la Unión Europea que puede conceder asilo a los ciudadanos del propio bloque europeo.

Podemos suponer, de manera realista, que cierto número de catalanes va a pedir asilo en Bélgica

"Está claro que esto nos pondría en una difícil situación diplomática con el Gobierno español", ha reconocido Francken, "pero es posible, por ley, solicitar asilo en Bélgica; una solicitud que, como todas las demás solicitudes de asilo, será examinada de manera objetiva, correcta e independiente, como les gustaría a los españoles que sucediera".

"Los catalanes que se sienten políticamente amenazados pueden solicitar asilo en Bélgica. Puigdemont también pertenece a ellos. Eso es totalmente legal", ha indicado Francken a ese medio, según recoge Efe. "La situación en Cataluña está degenerando. Podemos suponer, de manera realista, que cierto número de catalanes va a pedir asilo en Bélgica. Y pueden, la ley está ahí. Podrán pedir una protección e introducir una petición de asilo y lo resolveremos convenientemente", ha señalado.

Horas después, el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha emitido un comunicado recogido por Efe en el que ha asegurado que Francken ha incumplido los principios de solidaridad y colaboración en la Unión Europea. "Sin tener ningún motivo ni competencias para ello, y adelantándose a cualquier acontecimiento, Francken se permite valorar un posible juicio a Puigdemont haciendo graves acusaciones al sistema judicial español, a la labor de los jueces españoles, y al Estado de derecho en España", ha afirmado.

Manuel Valls hará campaña en Cataluña

Mientras, el ex primer ministro francés Manuel Valls ha anunciado este domingo que irá a Cataluña junto a otros dirigentes europeos durante la campaña de las elecciones autonómicas para defender su permanencia en España, al que considera que no hay alternativa. Se trata, ha dicho en una entrevista publicada por Le Parisien recogida por Efe, de manifestar apoyo a "una España abierta" y para convencer de que "Cataluña debe elegir su destino en España y en Europa. No hay otro camino posible".

Frente a posibles críticas por su implicación en este asunto, ha explicado que personas como él (nacido en Barcelona) o como la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, también de origen español (en concreto de Cádiz), tienen algo que decir en el debate actual sobre la independencia de Cataluña. En ese sentido, ha hecho notar que la primera manifestación en la que participó, cuando tenía 14 años, fue en Barcelona en 1976 "para reclamar a la vez la democracia y un estatuto para Cataluña".

"Cataluña es fuerte cuando une su destino al de España. Cuando no es así, se repliega sobre sí misma. Y ser catalán es estar abierto al mundo", argumenta el que fuera primer ministro francés de marzo de 2014 a diciembre de 2016, durante la presidencia del socialista François Hollande. Valls ha reiterado sus críticas a los independentistas que "han hecho creer a los catalanes que la secesión sería posible sin riesgos, que Cataluña podía salir de España y seguir en la UE o en la zona euro y que las empresas no se irían". La realidad -subraya- es "todo lo contrario".

Noticias

anterior siguiente