Enlaces accesibilidad

Alemania

El Parlamento alemán se constituye con todas las fuerzas decididas a marginar a la ultraderecha

  • El exministro de Finanzas Wolfgang Schäuble es elegido presidente
  • Los diputados modifican el reglamento para evitar que AfD presida la mesa constituyente
  • Los partidos rechazan al ultraderechista Glaser como vicepresidente

Por
El Parlamento alemán se constituye con todas las fuerzas decididas a marginar a la ultraderecha

El Bundestag (Congreso o cámara baja alemán) salido de las elecciones del 24 de septiembre se ha constituido este martes con la presencia, por primera vez desde 1949, de la extrema derecha. El resto de partidos (conservadores de la CDU/CSU; socialdemócratas del SPD; los liberales del FDP; los Verdes y La Izquierda) están decididos a aislar en la medida de lo posible a la xenófoba Alternativa por Alemania (AfD), que con 92 diputados es la tercera fuerza en la cámara, y así lo han hecho desde la sesión inaugural.

Como primera medida, los diputados han modificado el reglamento para la elección de la mesa constituyente. La presidencia de esta mesa protocolaria solía recaer en el diputado de mayor edad, pero se ha votado que esta vez recaiga en el más antiguo. ¿El motivo? Evitar la imagen del ultraderechista Alexander Gauland de 76 años, presidiendo la sesión inaugural.

Durante la campaña electoral y tras la votación, Gauland se ha descolgado con promesas de "recuperar nuestro país y nuestro pueblo", ha calificado al Islam como amenaza y ha adaptado el lema de campaña de Donald Trump ("America Primero") a "Alemania primero".

El líder socialdemócrata, Martin Schulz (d), saluda al recién elegido presidente del Parlamento alemán, Wolfgang Schäuble

El líder socialdemócrata, Martin Schulz (d), saluda al recién elegido presidente del Parlamento alemán, Wolfgang Schäuble EFE/ Felipe Trueba

Schäuble, presidente

En su lugar ha sido el veterano diputado conservador Wolfgang Schäuble, hasta ahora todopoderoso ministro de Finanzas, quien ha presidido la mesa inaugural. 

Posteriormente, Schäuble ha sido elegido presidente del Bundestag, tal y como se esperaba. Desde ese puesto, y gracias a su conocimiento de la dinámica parlamentaria, convertirse a la vez en flagelo y dique de la ultraderecha.

"Me alegro de esta nueva tarea. En el Parlamento late el corazón de la democracia", ha declarado Schäuble tras recibir 501 votos a favor, 173 en contra, 30 abstenciones y un voto nulo.

Shäuble ha pedido a los parlamentarios que acepten las reglas. "Tenemos la obligación de respetar este lugar", ha dicho, a la vez que hay llamado a los diputados a reforzar la "democracia representativa".

Veto a la vicepresidencia del AfD

La siguiente pelea entre el resto de partidos y la AfD ha sido la atribución de las seis vicepresidencias. Habitualmente, por una convención no escrita, las vicepresidencias se reparten entre los grupos Parlamentarios, por lo que una de ellas debiera recaer en la AfD, cuyo candidato era Albrecht Glaser. Sin embargo, ha sido rechazado por el resto de grupos, por lo que no ha sido elegido.

La canciller alemana Angela Merkel vota en el Parlamento. Detrás, el diputado de AfD Albrecht Glaser

La canciller alemana Angela Merkel vota en el Parlamento. Detrás, el diputado de AfD Albrecht Glaser REUTERS/Fabrizio Bensch

Glaser, quien durante 40 años militó en la CDU de Merkel, ha calificado al Islam de ideología política en lugar de religión y ha asegurado que los musulmanes no debieran gozar de libertad religiosa en Alemania, ya que el Islam la niega en sus países.

Estos son solo los obstáculos iniciales que tendrá que afrontar la formación xenófoba para promover en el Bundestag su agenda política, que incluye desde medidas anti-inmigración a limitar la implicación en la economía de la eurozona.

El tercer puesto de la AfD en las elecciones complica a Angela Merkel la formación del nuevo gobierno. La canciller tendrá que pactar un gabinete en minoría con sus socios bávaros de la CSU, partidarios de una mayor restricción migratoria, y los liberales del FDP; o intentar una más que complicada alianza a tres con Los Verdes, la llamada coalición "Jamaica".

Edificio del Bundestag en Berlín

Edificio del Bundestag en Berlín REUTERS/Fabrizio Bensch

El nuevo Bundestag es el más grande la historia del país, con 709 diputados y seis grupos parlamentarios. El mayor es el bloque conservador de la Unión Cristianodemócrata y la Unión Socialcristiana (CDU/CSU), que cuenta con 246 escaños, seguido del grupo del Partido Socialdemócrata (153 parlamentarios), el de Alternativa para Alemania (92), el del Partido Liberal (80), el de La Izquierda (69) y el de Los Verdes (67).

Noticias

anterior siguiente