Enlaces accesibilidad

Referéndum en Cataluña

Trapero ordena cerrar colegios y requisar urnas, censo y papeletas antes de las 6 horas del domingo

Por
El mayor Josep Lluis Trapero
El mayor Josep Lluis Trapero EFE MARTA PEREZ

Agentes de los Mossos d'Esquadra han comenzado a dirigirse a los locales públicos designados como puntos electorales del referéndum independentista suspendido por el Tribunal Constitucional para cerrarlos, antes de las 6:00 horas del domingo, e intervenir urnas, papeletas y censo, tras la orden interna dictada por su mayor, Josep Lluís Trapero.

Trapero ha dictado la orden para dar cumplimiento a la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ordenaba a Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional cerrar los locales públicos del 1-O.

Agentes uniformados de los Mossos han empezado a acudir desde las 14:00 horas a edificios públicos o de uso público designados como colegio electoral para dar cumplimiento a la orden del mayor. Según han informado a Efe fuentes policiales, los agentes se han dirigido ya a varias escuelas e institutos de Cataluña, una vez finalizadas las clases.

La fuerza policial se restringirá a acompañar a las personas al exterior

En la orden, el mayor ordena a los Mossos cerrar los colegios electorales y establece que el uso de la fuerza policial en caso de "desobediencia pasiva" quedará restringido al acompañamiento de las personas hasta el exterior de los locales, sin usar las porras policiales.

Esta restricción sobre el uso de la fuerza solo dejará de tener efecto cuando haya una agresión a una tercera persona o a la propia policía en cuyo caso la acción para repeler esa agresión se limitará a la persona que la hubiera provocado.

Cierre de los locales

Una patrulla uniformada de los Mossos deberá acudir a cada uno de los puntos de votación ubicados en locales públicos y requisarán urnas y papeletas antes de esa hora.

De acuerdo con la orden también tendrán que identificar y comunicar a las personas en el interior que lo tienen que desalojar antes de las 6 horas del día 1.

Después se procederá a su cierre, aunque en el caso de que no sea posible por las actividades que se prestaran en su interior, se advertirá a las personas identificadas que tienen que avanzar la actividad.

La juez del TSJC, que investiga al Govern por convocar el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional, ordenó el pasado miércoles a Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional que cerraran los locales públicos del 1-O.

Reunión para ultimar el dispositivo

Los Mossos d'Esquadra, la Guardia Civil y la Policía Nacional se han reunido este viernes para ultimar el dispositivo policial para impedir el referéndum del 1-O, bajo la coordinación del director de Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos.

A la reunión, que se ha celebrado en la Delegación del Gobierno en Cataluña, han acudido el máximo responsable de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo; el jefe de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote, y uno de los número dos de los Mossos d'Esquadra, el comisario superior de coordinación territorial, Ferran López, han informado a Efe fuentes conocedoras del encuentro.

Según ha informado en una nota de prensa el Ministerio de Interior, en la reunión se han analizado "los diferentes escenarios que pueden producirse en los próximos días", en que se han convocado encierros en centros educativos designados como puntos de votación del referéndum suspendido por el Constitucional.

Asimismo, se ha llevado a cabo un "planteamiento común" del dispositivo organizado para impedir la celebración del referéndum, con una "distribución de funciones" de cada cuerpo, y se han acordado los "criterios de activación de apoyos mutuos" para cumplir la orden del TSJC.

Noticias

anterior siguiente