Enlaces accesibilidad

La Policía rusa detiene al líder de la oposición Alexéi Navalny

  • Las autoridades le acusan de "participar en acciones públicas no autorizadas"
  • Navalny es el principal rival de Putin de cara a las próximas elecciones presidenciales

Por
El líder de la oposición rusa Alexéi Navalny, en su oficina en Moscú
El líder de la oposición rusa Alexéi Navalny, en su oficina en Moscú el pasado mes de julio. THIS IS NAVALNY PROJECT

El líder opositor ruso Alexéi Navalny ha sido detenido este viernes en el portal de su domicilio en Moscú cuando se dirigía a la estación de tren para viajar a la ciudad de Nizhni Nóvgorod, donde tenía previsto encabezar una manifestación no autorizada.

"Salí de casa para ir a la estación y me detuvieron en el portal. Como en las películas. Llegó un coche y de él salió la Policía. Me llevan a comisaría", ha escrito Navalny en su cuenta de Instagram instantes después de ser detenido. En la cuenta de Twitter ha añadido que "el Kremlin considera mis reuniones con los electores como una enorme amenaza, e incluso, como un insulto".

La mano derecha de Navalny, Leonid Volkov, también ha denunciado que ha sido detenido en Nizhni Nóvgorod y que está en la comisaría con su abogado.

Navalny está inmerso en una campaña por todo el país de cara a las elecciones presidenciales de marzo de 2018, pese a estar inhabilitado por tener antecedentes penales. Está considerado el único político que puede hacer sombra al presidente ruso, Vladímir Putin, pero fue condenado en diciembre pasado por estafa, una sentencia que le inhabilita como candidato, aunque él adelantó que recurriría el fallo ante los tribunales.

Participación en "acciones públicas no autorizadas"

Un portavoz de la Policía de Moscú ha confirmado la detención de Navalny y la ha justificado "por sus numerosos llamamientos a participar en acciones públicas no autorizadas".

El abogado del Fondo para la Lucha contra la Corrupción fundado por Navalny, Iván Zhdánov, ha señalado que "parece obvio que [la detención] tiene que ver con el mitin de Nizhni Nóvgorod al que se dirigía".

En las últimas semanas, las autoridades han denegado por diversos motivos la autorización a la oposición extraparlamentaria para organizar manifestaciones en Samara, Nizhni Nóvgorod, Ufá, Krasnoyarsk y Krasnodar, entre otras ciudades.

Alexéi Navalny ha sido objeto de numerosas agresiones -una de ellas con un líquido verde por la que tuvo que recibir un tratamiento oftalmológico en España-, así como varias investigaciones judiciales con las que, según sus partidarios, se trata de frustar sus ambiciones políticas.

Apoyado por el Consejo de Europa y Human Rights Watch

Este año ha cumplido dos condenas de detención administrativa por haber organizado a finales de marzo y a mediados de junio unas manifestaciones contra la corrupción extendida por toda Rusia. Las protestas fueron prohibidas por las autoridades, pero aún así convocaron a miles de jóvenes y concluyeron con centenares de detenidos.

Hace una semana, el comité de ministros del Consejo de Europa pidió a Rusia que permitiera a Navalny presentar su candidatura a la Presidencia tras acusar a las autoridades rusas de violar los derechos fundamentales del opositor. En respuesta a esa petición, el Ministerio de Justicia ruso acusó al organismo europeo de excederse en sus funciones y de "ejercer presiones políticas" con vistas a las elecciones de marzo del año que viene.

A principios de septiembre, la ONG Human Rights Watch advirtió que la Policía rusa está interfiriendo "sistemáticamente" y de forma "no justificada" la campaña de Navalny.

Noticias

anterior siguiente