Enlaces accesibilidad

La Fiscalía pide que Matas devuelva los 1,2 millones que cobró Calatrava

  • El expresidente balear está acusado de prevaricación y tráfico de influencias
  • Adjudico al arquitecto sin concurso la reforma del Muelle Viejo de Palma

Por
El expresidente del Govern balear Jaume Matas, a su llegada a la Audiencia de Palma
El expresidente del Govern balear Jaume Matas, a su llegada a la Audiencia de Palma . EFE

La Fiscalía y la Abogacía de la Comunidad de Baleares han ampliado su petición inicial de responsabilidad civil para el expresidente Jaume Matas y han solicitado que sea condenado al pago en concepto de responsabilidad civil de los 1,2 millones que el Govern pagó al arquitecto Santiago Calatrava.

Así lo han expresado la fiscal y la letrada de la acusación particular al término del segundo día de juicio en la Audiencia de Palma contra Matas por presunta prevaricación y tráfico de influencias en el contrato adjudicado sin concurso al arquitecto valenciano para que diseñara una reforma del Muelle Viejo de Palma que incluía un palacio de la ópera.

La defensa de Matas ha reclamado la libre absolución del exministro de Medio Ambiente por entender que desconocía las presuntas irregularidades que pudieron haberse cometido en el proceso de contratación. Algo que se contradice con lo que declaró en 2014 el ex director general del Gobierno balear, Bernat Salvà, quien afirmó que fue el expresidente autonómico el que dio la orden directa de contratar 'a dedo' a Calatrava.

El juicio, en el que Matas se enfrenta a una petición de pena de 15 meses de prisión, además de una multa de 211.827 euros y la citada sanción por responsabilidad civil, concluirá este jueves con la presentación de los informes de acusaciones y defensa.

Calatrava afirma que sin contrato no hubiera cobrado

Santiago Calatrava ha declarado ante el juez que si no hubiera firmado el contrato con el Govern balear de Jaume Matas en abril de 2007 "no hubiera cobrado nada", pese a que llevaba meses trabajando en un proyecto para la bahía de Palma que incluía un edificio singular de una ópera.

"Lo hubiera hecho para nada", ha dicho. En la sala ha corroborado que Matas se puso en contacto con él para proponerle el proyecto en 2006. Primero se reunieron en Roma y después hubo una reunión posterior en Palma en febrero de 2007. Entonces el arquitecto ya tenía "la certeza de tener un encargo", aunque aún no tenía un contrato.

En este sentido, Calatrava ha indicado que asumió "un riesgo" al poner a su equipo a trabajar en el proyecto porque "encontraba que estaba justificado" y que "era un gran proyecto" en una ciudad "extraordinaria". Además, "estaba frente a un cliente que representaba a la autoridad".

Según su versión, su trabajo fue un diseño conceptual preliminar no sólo de la ópera sino de todo un anteproyecto de reordenación de la bahía de Palma. Su despacho planteaba un precio de 2 millones pero el Govern proponía y finalmente pagó 1,2 millones, ha dicho.

Noticias

anterior siguiente