Enlaces accesibilidad

Los cadáveres hallados en Susqueda presentan síntomas evidentes de violencia

  • Aparecieron desnudos y el cuerpo del hombre llevaba una mochila con piedras
  • Se investiga el caso como un homicidio, a falta de que se realice la autopsia

Por
Los cuerpos encontrados en el pantano de Susqueda presentan signos de violencia

Los dos cadáveres hallados el martes en el pantano de Susqueda (Girona), donde se buscaba a los dos jóvenes desaparecidos el pasado 24 de agosto, estaban desnudos y presentan síntomas claros de violencia, según fuentes de la investigación, pendientes de que las autopsias confirmen la identidad.

Los investigadores trabajan como si se tratase de un homicidio, extremo que deberán confirmar las autopsias, programadas finalmente para mañana, y que se realizarán no sin dificultad ante el mal estado de los cadáveres, que han estado más de un mes bajo el agua.

La policía cree que se usó más de un tipo de arma para atacar a la pareja y que, al menos, serían dos los criminales que acabaron con sus vidas y que intentaron que los cadáveres desaparecieran bajo el agua del pantano.

El inspector Jordi Domènech, al frente del área de desaparecidos de los Mossos d'Esquadra, ya confirmó el martes sobre el escenario que todo apunta a que los cuerpos corresponden al de Marc H.L., de 23 años y vecino de Arenys de Munt (Barcelona), y Paula M.P., de 21 años y vecina de Cabrils (Barcelona).

La autopsia, el jueves

Sin embargo, ha resultado imposible tomar las huellas dactilares después de que los cadáveres hayan permanecido más de un mes bajo el agua, por lo que es posible que se opte por otras opciones como análisis de las dentaduras o una prueba de ADN. La autopsia se practicará mañana.

Los cuerpos aparecieron desnudos y el que corresponde a un hombre llevaba una mochila a la espalda cargada de piedras y tiene diversas heridas en el tórax y en las manos, lo que aumentaría los indicios de que se trata de un doble crimen.

El cuerpo de la mujer también con signos evidentes de violencia, estaba sobre una de las paredes del embalse, lo que lleva a los investigadores a sospechar que a la joven también le pusieron una mochila con piedras, pero que se le soltó. Los agentes han localizado una especie de agujero en su cadáver que, a falta de las respuestas que ofrezca la autopsia, podrían corresponder a un golpe con algún objeto contundente, un arma blanca o, incluso, una de fuego.

Ahora, los investigadores tratan de localizar la ropa que vestían las víctimas y las armas con las que se cometieron los crímenes para contar con nuevos datos que permitan dar con los asesinos.

Los dos barceloneses estaban de vacaciones en el momento de la desaparición y tenían previsto visitar Tamariu, en Palafrugell (Girona), y el Montseny, así como hacer una excursión por el pantano en un kayak, propiedad de Marc H.L., embarcación que también se encontró en el agua medio desinflada.

La zona en la que supuestamente se produjo el doble crimen es de bosque cerrado y escenario de fiestas nocturnas que han generado molestias entre los vecinos. La pesca ilegal es habitual también en este área del pantano, donde hay diversas masías ocupadas.

Noticias

anterior siguiente