Enlaces accesibilidad

Elecciones en Alemania 2017

Merkel gana las elecciones por cuarta vez y la extrema derecha entra en el Parlamento alemán

  • La canciller alemana tendrá que pactar para formar gobierno
  • Los liberales y los verdes se perfilan comos socios de la canciller 
  • Schulz sufre una derrota histórica y no gobernará con Merkel
  • La extrema derecha entra por primera vez en el Bundestag desde 1949

Por
Angela Merkel gana las elecciones en Alemania con el 33% de los votos

Angela Merkel ha vuelto a ganar las elecciones en Alemania, según el escrutinio de los votos en los 299 distritos del país, por lo que gobernará por cuarto mandato consecutivo, igualando así el récord de posguerra de su mentor Helmut Kohl, que estuvo 16 años en el cargo. El partido de la líder conservadora ha sufrido un retroceso de siete puntos con respecto a 2013 y necesitará pactar de nuevo para formar gobierno en un Parlamento en el que la extrema derecha entra por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Conservadores y socialistas han sido las fuerzas más votadas, pero han perdido significativamente apoyos con respecto a los últimos comicios: siete y cinco puntos respectivamente. La canciller y líder de los cristianodemócratas habrían obtenido el 33% de los votos (246 escaños). Por detrás, los socialistas de Martin Schulz serían segundos con el 20,5% (153) y Alternativa por Alemania (AfD), el partido de extrema derecha, se convertiría en la tercera fuerza con el 12,6% de los apoyos (94 escaños), poniendo a prueba la salud de la democracia alemana. Por detrás están Los Verdes, con el 8,9% de apoyos (67 escaños), la Izquierda (9,2%, 69 escaños) y los liberales (FDP), que con el 10,7% de votos (80 escaños) vuelven a obtener representación parlamentaria tras el descalabro de 2013. 

Según estos datos, similares a los primeros datos a pie de urna y que suelen coincidir fielmente con el escrutinio final, Merkel tendrá que formar de nuevo una coalición para gobernar con mayoría suficiente todo apunta a que los liberales y los verdes serán sus nuevos socios de gobierno, ya que los socialdemócratas han dado por muerta la Gran Coalición. 

Compara estos resultados con los de las últimas elecciones (2013)

Merkel, a pactar para formar gobierno

En su primera valoración de los resultados, Merkel ha admitido que hubiera deseado "un resultado mejor" y se ha comprometido a "reconquistar" al elector de la ultraderechista Alternativa para Alemania. "Queremos recuperar a los votantes que han votado a AfD y decirles que sus preocupaciones son las nuestras. Vamos a recuperales con buena política", ha afirmado  la líder conservadora, desde la sede de su Unión Cristianodemócrata (CDU).

El viraje de Merkel hacia el centro o incluso su "socialdemocratización" unido a la gestión de la crisis de los refugiados le ha pasado factura en las urnas. Pese a ellos, la canciller asegura que ha logrado "el objetivo estratégico" de ser la primera fuerza y que desde hoy mismo se pondrá en contacto con los líderes de los principales partidos para formar gobierno.

Merkel: "Somos el partido más fuerte, hemos recibido la misión de formar gobierno y vamos a hacerlo"

Derrota histórica de los socialdemócratas

Minutos antes, Schulz había anunciado que no seguirá gobernando con Merkel, despejando así cualquier duda. "Esta tarde va a terminar nuestra coalición con la CDU (...). El SPD va a estar en la oposición. Yo hubiese querido relevar a la canciller y no lo he conseguido. Lo correcto es que nosotros pasemos a la oposición", ha asegurado.

Schulz: Es un día amargo para los socialdemócratas alemanes

El líder de los socialdemócratas ha reconocido que estos resultados son para ellos una derrota histórica y que la Gran Coalición con los conservadores les ha pasado factura en las urnas. "Es un día amargo. Hemos fracasado en nuestro objetivo de ganar las elecciones", ha afirmado, aunque ha descartado dimitir.

Schulz reconoce la derrota histórica del SPD y anuncia el fin de la coalición con Merkel

Schulz, expresidente del Parlamento Europeo, despertó muchas expectativas tras su nominación a principios de año y en los sondeos de intención de voto el SPD se disparó durante unas semanas hasta llegar en marzo a igualar -e incluso sobrepasar ligeramente- al bloque conservador de Merkel. "Pero ese impulso inicial acabó desinflándose y su apuesta por la justicia social -un clásico socialdemócrata- no ha cuajado en un país que crece a buena velocidad y con mínimos de desempleo", y en el que la mayoría de los ciudadanos considera que su situación económica es buena, señala Juan Palop, correponsal de la agencia Efe en Berlín. 

La extrema derecha, tercera fuerza

La otra cara de estas elecciones es el ascenso de la extrema derecha. El mensaje xenófobo y euroescéptico de Alternativa por Alemania ha entrado con fuerza en el Parlamento. Algunos sondeos le otorgan hasta el 13% de votos.

Gauland: Este Gobierno que se abrigue, porque iremos a por él

El líder del partido, Alexander Gauland, ha prometido "cambiar el país" y "recuperar nuestro pueblo". "Este Gobierno que se abrigue, porque iremos a por él", ha advertido Gauland ante el júbilo de sus seguidores en el interior de su sede y las manifestaciones de protesta de un millar de personas en la céntrica Alexanderplatz.

Fundado en 2013 por economistas y catedráticos opuestos al euro, AfD estuvo a punto de desaparecer en 2015 pero transformó a tiempo su discurso euroescéptico por uno más xenófobo y antiislamista al calor de la crisis migratoria. Y ha terminado por apropiarse del votante más conservador que se ha sentido traicionado por su excesivo centrismo. El jefe de la Unión Socialcristiana (CSU), partido hermano de la CDU, Horst Seehofer, ya había advertido de que había un flanco abierto a la derecha y que había que cerrarlo.

Liberales y verdes acarician una coalición jamaica

Por su parte, los liberales han vuelto a entrar en el Bundestag con el 10% de los votos, tras pasar cuatro años en el purgatorio, y se perfilan como el futuro socio de gobierno de la canciller. 

La negativa de los socialdemócratas a reeditar la Gran Coalición (que tan cara han pagado en las urnas) aboca a Merkel a formar una coalición jamaica (denominada así por los colores de los tres partidos que coinciden con la bandera del país caribeño): conservadores, liberales y verdes. 

Se trata de una coalición inédita a nivel federal. El acuerdo entre las tres formaciones no será fácil ya que el FDP y los ecologistas mantienen posiciones antagónicas en temas como la transición energética y la política monetaria, pero si algo ha demostrado Merkel en estos doce años es que es una superviviente y una negociadora nata. 

Sus colegas europeos, entre ellos Mariano Rajoy, han felicitado a la canciller y desde Bruselas han celebrado que su reelección es un valor seguro para la política europea. Las elecciones alemanas han puesto el punto final de grandes citas electorales en las que el futuro de la unión ha estado en juego. Superado el fantasma de la ultraderecha en Holanda y Francia, ahora la duda es si Angela Merkel y Emmanuel Macron se pondrá de acuerdo para reactivar el motor franco-alemán y dar a Europa el impulso que necesita.  

Jornada electoral en Alemania, en imágenes

anterior siguiente
20 Fotos 1 / 20 ver a toda pantalla
  • Elecciones en Alemania 2017

    Varias personas hacen cola para votar en Berlín

    EFE
  •  Angela Merkel deposita su voto en el comedor universitario de la Universidad Humboldt de Berlín.

    Angela Merkel deposita su voto en el comedor universitario de la Universidad Humboldt de Berlín.

    Angela Merkel deposita su voto en el comedor universitario de la Universidad Humboldt de Berlín.

Noticias

anterior siguiente