Anterior El activista argentino Santiago Maldonado falleció "por ahogamiento" en un río, según la investigación Siguiente Superviviente de violencia: "No quería tener una niña para que no pasara por lo mismo que yo" Arriba Ir arriba
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante el debate sobre el estado de la UE, en Estrasburgo
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante el debate sobre el estado de la UE, en Estrasburgo REUTERS

Juncker, sobre Cataluña: Bruselas está con lo que digan "las Cortes y el Tribunal Constitucional"

  • Un desliz en una entrevista le llevó a decir que respetarían un 'sí' en el referéndum

  • Insiste en que una Cataluña independiente debería negociar su adhesión a la UE

  • EE.UU. considera el referéndum independentista "un asunto interno" de España

|

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado que, sobre el desafío independentista catalán, el Ejecutivo comunitario se atendrá a lo que digan las Cortes españolas y el Tribunal Constitucional.

"Yo sigo la línea de la Comisión Prodi y Barroso. La Comisión Europea siempre ha pensado que debemos escuchar atentamente lo que dicen el Tribunal Constitucional y las Cortes españolas. Me reafirmo en esa posición", ha dicho en una entrevista con varios medios europeos, entre ellos La Vanguardia

Además, ha desvelado que el colegio de comisarios ha estudiado y hablado del tema "en varias ocasiones", y esa ha sido su conclusión: "Cortes y Tribunal Constitucional". "¿Quién soy yo para decir que las decisiones que ha tomado la máxima instancia judicial española y el Parlamento español son irrelevantes?", ha proseguido.

Y ante los independentistas que denuncian que prohibir el referéndum del 1-O demuestra una falta de libertad de expresión en España, ha respondido que "esto no tiene nada que ver con la libertad de expresión y de conciencia" y que "en la UE todo el mundo es libre para de decir lo que quiera mientras no se salga del carril de las leyes básicas y valores de la democracia". Para Juncker, "ese es el conflicto", una disputa que "afecta a España".

Y ha dejado claro que si Cataluña finalmente se independizase, "todo el mundo debe saber" que para ser miembros de la UE "se sometería a las normas y procesos habituales. Es decir, negociaciones de adhesión". "En nombre de la Comisión Europea, tengo que recordar lo que ya hemos dicho en el pasado", ha remachado.

Desliz con una hipotética independencia, y corrección posterior

Más tarde, en un encuentro digital con 'youtubers', Juncker cometió un desliz sobre este mismo tema al afirmar que "si algún día se diera el caso de un 'sí' a la independencia de Cataluña, algo que habrá que esperar y ver, respetaremos esa elección".

La Comisión Europea tuvo que salir después al quite para aclarar que el presidente del Ejecutivo comunitario quería decir que respetaría un sí a la independencia de Cataluña si es el resultado de un referéndum legal avalado por el Tribunal Constitucional.

"El presidente ha dicho que la decisión del Constitucional español tiene que respetarse y por lo tanto el resultado de un referéndum sólo puede aceptarse si cumple esa condición", aclaró un portavoz de la Comisión.

"Pero Cataluña no podrá ser miembro de la UE el día después del voto. Cataluña tendrá que seguir un proceso de adhesión como todos los Estados miembros desde 2004", insistió Juncker a continuación.

Para EE.UU., un "asunto interno" español

Por su parte, el Departamento de Estado de EE.UU. afirmó el miércoles que el referéndum de independencia en Cataluña es "un asunto interno" de España, en palabras de Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado en una rueda de prensa con medios internacionales.

"No queremos interferir en cuestiones nacionales, dejaremos que el Gobierno y la gente allí lo solucionen", agregó la funcionaria de la administración de Donald Trump, pocos días antes de que el presidente español, Mariano Rajoy, se reúna en la Casa Blanca con su homólogo estadounidense, el próximo 26 de septiembre durante una visita oficial a EE.UU.

La funcionaria eludió señalar si ambos líderes discutirán este asunto en su encuentro. Hace justo dos años, en septiembre de 2015, el expresidente Barack Obama, en una reunión con el rey Felipe VI en Washington, dijo que EE.UU. estaba "profundamente comprometido a mantener la relación con una España fuerte y unida".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente