Enlaces accesibilidad

El padre de Mohamed Aalla dice que su hijo "no ha hecho nada" y sólo dejó el coche al hermano, miembro de la célula

  • Asegura que tanto él como su hijo puesto en libertad tienen miedo
  • Mohamed es el titular del coche en el que iban los cinco abatidos de Cambrils

Por
El padre de los tres hermanos Aalla, implicados en los atentados de Cataluña.
El padre de los tres hermanos Aalla, implicados en los atentados de Cataluña. EFE

El padre de Mohamed Aalla, dueño del coche que atentó en Cambrils (Tarragona) y que este martes fue puesto en libertad por el juez Fernando Andreu de la Audiencia Nacional, ha señalado que su hijo "no ha hecho nada" y que lo único que hizo fue dejar el coche a su hermano, Said Aalla, uno de los abatidos durante el ataque en Cambrils. Con este vehículo estos cinco terroristas llegaron a Cambrils para perpetrar el segundo atentado.

En declaraciones en el portal de su casa tras llegar su hijo a Ripoll (Girona), Brahim Aalla ha dicho que está "contento" porque su hijo "está en casa" y está "bien".

Además de Mohamed y Said, otro hermano, Yousef Aalla, formaba parte de la célula de Alcanar (Tarragona) y estaba en el chalet cuando explotó, aunque su cuerpo aún no ha podido ser identificado.

El padre ha lamentado haber perdido a dos de sus hijos a raíz de las actividades de esta celula que preparaba atentado de "gran envergadura" en puntos estratégicos de Barcelona.

El padre dice que él y el hijo puesto en libertad tienen miedo

Muy serio, ha explicado a la prensa que, cuando supo que sus dos hijos estaban implicados en el atentado, se puso "muy mal". "Nosotros, todos los padres de estos chavales, no estamos bien, porque no queremos esto", ha dicho, para añadir que su otro hijo, Mohammed, tampoco sabía nada y que ahora tenían "miedo" de lo que podía pasar.

Mohammed Aallaa, de 27 años, ha regresado a las 06:00 de este miércoles a su domicilio de Ripoll en un taxi que le ha fiado la carrera para que la pagara en destino.

El joven, que este martes declaró en la Audiencia Nacional, no ha querido hablar con las decenas de medios de comunicación apostados en el portal de su casa por orden de su abogada, pero ha hecho saber que está bien, que no había hecho nada y que el coche estaba a su nombre para pagar menos en el seguro, pero que el vehículo era de su hermano.

El juez lo dejó en libertad provisional al considerar que no son suficientemente sólidos los indicios que lo relacionan con la célula, dado que su único nexo es ser el titular del coche usado por los terroristas.

Youssef Aalla hacía más de un mes que estaba en Tarragona

El padre ha explicado que sólo hablaba por teléfono con su hijo Youssef Aalla, de 20 años, y que hacía más de un mes que no le veían, porque, según les decía, estaba trabajando en Tarragona. Este hermano estaba en la casa de Alcanar cuando explotó dando al traste con los planes de la célula y obligándoles a improvisar otros ataques.

En cuanto a Said, de 19 años y muerto en Cambrils, ha explicado que el día de los atentados "comió en casa, y ellos le vinieron a buscar sobre las 15.30 horas, él estaba durmiendo y mirando la tele".

Noticias

anterior siguiente