Anterior El Atlético le roba la segunda plaza al Sevilla Siguiente Merkel se perfila como vencedora en las elecciones alemanas, que permitirán el regreso de la ultraderecha al Bundestag Arriba Ir arriba
Trump abre la puerta a un acuerdo político con los talibanes y exige "reformas" al Gobierno afgano

Trump exige "reformas" al Gobierno afgano y abre la puerta a un acuerdo político con los talibanes

  • EE.UU. apoya "conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los talibanes sin condiciones previas"

  • Advierte al Gobierno afgano que su apoyo "no es un cheque en blanco"

  • Acusa a Pakistán de "albergar" terroristas y le exige cambios

  • Pone el atentado de Barcelona como ejemplo de la "brutalidad" terrorista

|

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha abierto la puerta a un posible acuerdo político con los talibanes en Afganistán para resolver la larga guerra, y ha advertido al Gobierno afgano que su apoyo "no es un cheque en blanco" y que espera "reformas" y resultados "reales". Asimismo, durante su discurso a la nación ante 2.000 militares en Fort Myer (Virginia, EE.UU.), Trump ha advertido a Pakistán de que tiene "mucho que perder" si sigue "albergando" a "organizaciones terroristas" y a los talibanes dentro de sus fronteras.

Desde la base militar de Fort Myer, el presidente estadounidense se ha mostrado predispuesto a llegar a un acuerdo político, con el fin de resolver la larga guerra que azota Afganistán. Su secretario de Estado, Rex Tillerson, ha afirmado apoyar conversaciones entre ese grupo y el Gobierno afgano "sin condiciones previas".

"Algún día, después de un esfuerzo militar eficaz, quizá será posible tener un acuerdo político que incluya elementos de los talibanes en Afganistán", ha dicho Trump en un discurso a la nación para explicar su nueva estrategia en Afganistán y los países vecinos. "Pero nadie sabe si eso ocurrirá, o cuándo", ha matizado.

En un comunicado después del discurso, Tillerson ha precisado que Estados Unidos está "preparado para apoyar conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los talibanes sin condiciones previas".

Pese a que la OTAN dio por cerrada en 2015 su misión de combate en Afganistán, los insurgentes talibanes han ganado terreno en Afganistán desde 2015 y ahora controlan el 40% del país, según un informe de este mes del Inspector Especial para Afganistán (SIGAR) de EEUU.

Pide al gobierno afgano "reformas reales"

Por otra parte, Trump ha advertido al Gobierno afgano que su apoyo "no es un cheque en blanco", y que espera ver "reformas" y resultados "reales". "Estados Unidos trabajará con el Gobierno afgano siempre que veamos determinación y avances. Pero nuestro compromiso no es ilimitado, y nuestro apoyo no es un cheque en blanco", ha indicado el dirigente estadounidense.

"El Gobierno de Afganistán debe asumir su parte de la carga militar, política y económica. El pueblo estadounidense espera ver reformas reales, avances reales y resultados reales. Nuestra paciencia no es ilimitada, y mantendremos los ojos abiertos", ha subrayado Trump.

Sin embargo, el mandatario ha asegurado que Estados Unidos "seguirá apoyando al Gobierno afgano y a los militares afganos mientras enfrentan a los talibanes".

"En último término, depende del pueblo de Afganistán tomar las riendas de su futuro, gobernar su sociedad y lograr una paz duradera. Somos un socio y un amigo, pero no dictaremos al pueblo afgano cómo vivir o cómo gobernar su compleja sociedad", afirmó Trump.

"No vamos a volver a construir naciones. Vamos a matar terroristas", ha zanjado el presidente estadounidense.

Cambios tácticos en Afganistán

Además de las posibles negociaciones, Trump también ha anunciado que hará "cambios drásticos" en su estrategia en Afganistán, porque retirar a las tropas del país tendría efectos "inaceptables" en la región, pero no ha querido precisar cuántos soldados enviará a esa nación que lleva ya casi 16 años en guerra.

"No vamos a hablar de números de tropas ni sobre nuestros planes de actividades militares", ha dicho Trump. Varios medios estadounidenses habían adelantado que Trump anunciaría un aumento de unos 4.000 soldados estadounidenses que se sumarían a los 8.400 que ya están en Afganistán, pero el mandatario no dio ninguna cifra y dijo que mantendrá parte de su estrategia en secreto.

Trump, durante su discurso ante la nación sobre la estrategia en Afganistán Trump, durante su discurso ante la nación sobre la estrategia en Afganistán

"Un pilar central de nuestra nueva estrategia es un cambio de un enfoque basado en tiempos a otro basado en condiciones. He dicho muchas veces lo contraproducente que es que Estados Unidos anuncie con antelación las fechas en las que esperamos comenzar o acabar nuestras operaciones militares", ha sostenido Trump.

"Las condiciones sobre el terreno, no los plazos arbitrarios, guiarán nuestra estrategia a partir de ahora. Los enemigos de Estados Unidos nunca sabrán nuestros planes (...). No diré cuándo vamos a atacar, pero atacaremos", ha añadido.

Advierte a Pakistán por "albergar" talibanes

Además de Afganistán, Trump también se ha referido a Pakistán, al que ha advertido de que tiene "mucho que perder" si sigue "albergando" a "organizaciones terroristas" y a los talibanes dentro de sus fronteras.

"Hemos pagado a Pakistán miles de millones de dólares mientras albergan a los mismos terroristas que estamos combatiendo. Esto tiene que cambiar y cambiará de inmediato", ha señalado el dirigente norteamericano.

El presidente ha advertido además de que la alianza con Islamabad "no sobrevivirá" si este país sigue sirviendo de refugio de "militantes y terroristas que tienen como objetivo a militares estadounidenses".

"No podemos seguir en silencio sobre el refugio paquistaní para organizaciones terroristas, los talibanes, y otros grupos que plantean una amenaza a la región y más allá", ha insistido Trump sobre Islamabad, que en su opinión fue "un socio válido en el pasado".

"Ha llegado el momento para que Pakistán demuestre su compromiso con la civilización, el orden y la paz", ha agregado el presidente.

Pone el atentado de Barcelona como ejemplo de la "vileza" terrorista

Por último, el presidente de EE.UU. ha puesto el atentado de la semana pasada en Barcelona como ejemplo de la "vileza" y la "brutalidad" de los grupos terroristas "que no se detendrán ante nada".

"No es necesario mirar más allá del vil y brutal ataque de la semana pasada en Barcelona para entender que los grupos terroristas no se detendrán ante nada para cometer sus matanzas contra hombres, mujeres y niños inocentes", ha comentado Trump durante su discurso.

"Tenemos -ha añadido- que abordar la realidad del mundo tal y como es en este momento, y las amenazas que enfrentamos y afrontar todos los problemas del hoy".

"Trabajando junto a nuestros aliados, romperemos su voluntad, secaremos su reclutamiento, les impediremos cruzar nuestras fronteras, y, sí, los derrotaremos, y los derrotaremos fácilmente", ha concluido Trump.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente