Enlaces accesibilidad

La era Trump

Trump asegura que Estados Unidos está "listo para el combate" contra Corea del Norte

  • El presidente de Estados Unidos mantiene su escalada verbal contra Pyongyang
  • "Espero que Kim Jong-un encuentre otro camino", ha amenazado a través un tuit
  • Corea del Norte le acusa de llevar a la región "al borde de una guerra nuclear"
  • Rusia, Alemania y China llaman a suavizar la tensión para evitar un estallido

Por
El tono de las amenazas mutuas entre Estados Unidos y Corea del Norte sigue subiendo

El presidente de Estados UnidosDonald Trump, no ceja en su escalada verbal contra Corea del Norte y este viernes ha tuiteado que su país está "listo para el combate", pese a las peticiones de diversos actores de la comunidad internacional para rebajar la tensión y evitar un estallido.

Las soluciones militares están completamente preparadas, listas para el combate

"Las soluciones militares están completamente preparadas, listas para el combate, por si Corea del Norte actúa de forma imprudente. Espero que Kim Jong-un encuentre otro camino", reza el mensaje escrito por Trump.

El mandatario estadounidense respondía así a la última invectiva del régimen comunista de Pyongyang, que poco antes, a través de un comunicado de la agencia estatal KCNA, le culpaba de alimentar la tensión.

"Trump está llevando la situación en la península de Corea al borde de una guerra nuclear, con tantas procalmas de 'Estados Unidos no descarta una guerra contra la República Popular Democrática de Corea", remarca el comunicado norcoreano.

Escalada de tensión

Este intercambio es el último eslabón de un cruce de reproches que se inició el pasado sábado, después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara nuevas sanciones contra Pyongyang por su programa armamentístico: el régimen norcoreano amenazó con represalias contra Estados Unidos por su política "hostil" y Trump avisó de que, si continuaban las provocaciones, Corea del Norte se enfrentaría a "un fuego y una furia nunca vistos en el mundo".

Sin embargo, el Gobierno de Kim Jong-un decidió dar réplica este jueves aseguraba que está en disposición de lanzar cuatro misiles contra la base estadounidense de Guam, un enclave estratégico situado en el océano Pacífico, a unos 3.500 kilómetros del territorio norcoreano. Trump, por su parte, dejaba caer que sus advertencias "quizá no fueron lo suficientemente fuertes".

La escala verbal ha llegado tan lejos que ha suscitado la alarma de varios actores de la comunidad internacional, que llaman a ambas partes a suavizar la tensión para evitar un estallido.

De hecho, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, ha estimado que el riesgo de un enfrentamiento militar entre Estados Unidos y Corea del Norte es muy elevado, por lo que ha pedido que se rebaje el tono. "Considero que el riesgo es muy alto. Especialmente teniendo en cuenta la actual retórica: suenan claras amenazas del uso de la fuerza", ha señalado Lavrov, según recogen los medios rusos.

Corea del Norte detalla que lanzará cuatro misiles contra la isla estadounidense de Guam

Llamadas a la calma en la comunidad internacional

El responsable de la diplomacia rusa ha recalcado que su país se opone a que Pyongyang tenga armas nucleares, pero ha recordado que "Corea del Norte mantiene que tiene derecho a fabricar armas nucleares y que incluso ya las tiene". En cualquier caso, ha reconocido que el Gobierno de Rusia está "muy preocupado" por la situación y ha comentado que "la parte más fuerte e inteligente" debe desactivar la tensión.

También la canciller alemana, Angela Merkel, ha remarcado que no ve una "solución militar" para la crisis en la península coreana y ha criticado la "escalada dialéctica" de los últimos días, que a su juicio es la "respuesta equivocada".

"No veo una solución militar ni la considero indicada", ha asegurado Merkel en una rueda de prensa en Berlín con motivo de un acto de la ONU, en la que ha dejado patente la disposición alemana a trabajar estrechamente en la búsqueda de soluciones pacíficas.

En concreto, ha abogado por las soluciones multilaterales y por "cooperar estrechamente" con los países directamente involucrados en la crisis, como "Estados Unidos, China, Corea del Sur y Japón". Y ha apostillado: "Considero que la escalada dialéctica es la respuesta equivocada".

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte continúa aumentando

China reclama que no se alardee de poder

Por su parte, el Gobierno de China ha pedido tanto a Washington como a Pyongyang que "abandonen el viejo método de alardear de su poder", una táctica que según Pekín está aumentando las tensiones en la región.

“China espera que todas las partes controlen sus palabras y acciones, contribuyan más a la relajación de tensiones para construir confianza mutua y abandonen el viejo método de alardear de su poder", declara en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang. La nota advierte, además, de que la situación en la península de Corea es "compleja y muy sensible".

Un diario ligado al Partido Comunista chino, el Global Times, ha analizado este viernes la situación de China ante un hipotético conflicto armado y subraya que Pekín en ningún caso debería apoyar a Washington.

Según el editorial, China debería ser neutral en caso de que sea Corea del Norte -tradicional aliado ideológico de Pekín- la primera en atacar, y si en cambio es Estados Unidos el país que decide dar el paso, el régimen chino debería hacer todo lo posible por impedirlo.

Noticias

anterior siguiente