Enlaces accesibilidad

Mercosur aplica la "cláusula democrática" y suspende a Venezuela indefinidamente

  • Los cancilleres de los países fundadores así lo han decidido en Sao Paulo
  • La cláusula implica sanciones cuando se rompa el hilo institucional
  • Mercosur pide a Maduro la restauración del orden democrático 
  • La unión no prevé la expulsión del país

Por
Manifestantes contra el gobierno de Maduro protestan a las puertas de la reunión de Mercosur en Sao Paulo
Manifestantes contra el gobierno de Maduro protestan a las puertas de la reunión de Mercosur en Sao Paulo EFE/FERNANDO BIZERRA JR.

Los cancilleres de los países fundadores del Mercado Común del Sur (Mercosur), BrasilArgentinaUruguay y Paraguay, reunidos este sábado en Sao Paulo, han decidido aplicar por unanimidad el Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático de 1998, conocido como "cláusula democrática", y ampliar la suspensión a Venezuela, vigente desde junio de 2016.

La llamada "cláusula democrática" del Mercosur permite la aplicación de sanciones a los países en los que se rompa el hilo institucional, incluso de tipo económico y comercial. Venezuela entró en la unión en agosto de 2012.

"La suspensión se aplicó debido a las acciones del Gobierno de Nicolás Maduro, y es un llamado para un inicio inmediato de un proceso de transición política y la restauración del orden democrático", señala el comunicado enviado por Mercosur.

El ministro brasileño y presidente del Mercosur, Aloysio Nunes, ha informado de que es una "suspensión de naturaleza política, por consenso, una sanción grave de naturaleza política contra Venezuela". Además, Nunes ha aclarado que "no está prevista una sanción comercial".

El Gobierno venezolano ha calificado de "improcedente" la suspensión indefinida del país del Mercosur. "Venezuela ratifica enfáticamente que resulta improcedente la aplicación del protocolo de Ushuaia toda vez que se fundamenta en falsos supuestos, en presunciones ilegítimas que no se corresponde con los extremos jurídicos", ha dicho el canciller venezolano, Jorge Arreaza, durante una alocución televisada.

Horas antes, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmaba en una entrevista concedida a la argentina Radio Rebelde que a su país no lo iban a sacar "jamás" del Mercosur. "Es como que nos cortaran del mapa y nos expulsaran de América Latina. Somos Mercosur de alma, corazón y vida".

Venezuela está fuera del Mercado desde diciembre

Venezuela se encuentra al margen del mercado común sudamericano desde diciembre, por razones comerciales. Pero la invocación de la cláusula democrática busca un mayor impacto político.

Nunes ha recordado que el 1 de abril, se reunieron en Buenos Aires "como consecuencia de un ultraje cometido por el Gobierno venezolano en relación a la Asamblea Nacional y constatamos que había una ruptura del orden democrático que es una precondición para la aplicación de los demás puntos previstos en el protocolo".

Los países instan al Gobierno venezolano "a dialogar seriamente con la oposición, pero Venazuela no comparece a las consultas y tenemos que dar el segundo paso", según ha explicado el ministro brasileño.

El Protocolo no prevé la expulsión

Los países fundadores han condicionado el levantamiento de la suspensión a "la liberación de los presos políticos, la restauración de la competencia legislativa, la reanudación del calendario electoral y la cancelación de la Asamblea Constituyente".

En ese sentido, el canciller brasileño ha aclarado que el Protocolo de Ushuaia "no prevé la expulsión, porque queremos que Venezuela vuelva y esperamos que vuelva y defendemos el diálogo constante".

"Vamos a continuar luchando en la Organización de Estados Americanos (OEA), Naciones Unidas y Unasur (Unión de Naciones Suramericanas)", resaltó.

Sobre la diferencia de la suspensión que había determinado el bloque a finales del año pasado, Nunes ha aclardo que esa vez Venezuela fue suspendida "por no haber adoptado protocolos a los que se había comprometido cuando se unió al Mercosur".

Esta cláusula había sido utilizado sólo una vez antes, en 2012 para castigar a Paraguay después de la destitución del presidente Fernando Lugo.

Noticias

anterior siguiente