Anterior EE.UU. impone sanciones a empresas chinas y rusas por colaborar con Pyongyang Siguiente Los terroristas compraron clavos para "usar como metralla" y 500 litros de acetona para hacer bombas Arriba Ir arriba
Un hombre hiere con un cuchillo a un policía en la frontera de Melilla al grito de "Alá es grande"

Un hombre hiere con un cuchillo a un policía en la frontera de Melilla al grito de "Alá es grande"

  • El policía, que prestaba servicio en la valla fronteriza, sufrió un corte en un dedo

  • El agresor ha sido detenido y la Policía descarta en principio el móvil terrorista

|

La Policía Nacional ha detenido esta mañana a un hombre de origen marroquí que entró a la carrera en el paso fronterizo de Beni Enzar de Melilla al grito de "Alá es el más grande", portando en la mano un cuchillo con el que hirió a un agente de este cuerpo que formaba parte del dispositivo de seguridad de la valla de la ciudad autónoma, han informado fuentes policiales, que añaden que la Policía Nacional ha descartado en principio el móvil terrorista en el incidente.

El incidente ha ocurrido a las 7:35 horas de este martes. El policía nacional ha sufrido un corte en un dedo de la mano, por lo que ha precisado atención médica. El arrestado es un varón que gritó "Allahu akbar", es decir, "Alá es el más grande" y sacó un arma blanca "de grandes dimesiones". La Policía Nacional ha abierto una investigación.

Del suceso ha informado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en su cuenta de Twitter, y poco después ha difundido por este mismo canal un vídeo en el que se ve cómo el agresor, un marroquí de 29 años, vestido con un polo azul y bermudas de color claro, es neutralizado y detenido cuando un agente le arroja a la cabeza una valla de plástico usada para señalizar los distintos carriles para el paso de los vehículos.

La secuencia del impacto dura un par de segundos y acaba con el individuo reducido en el suelo y rodeado por siete agentes. Es en ese momento cuando, según explican fuentes policiales, hirió de levedad a uno de los policías provocándole un corte en un dedo.

Fuentes policiales han precisado en un primer momento que se descartaba el móvil terrorista en un incidente que se produjo cuando el agresor, con problemas mentales, trató de burlar el dispositivo de seguridad de Beni Enzar, el principal paso fronterizo entre Marruecos y la ciudad autónoma de Melilla.

"Venía con las ideas muy claras tras amenazar a un compañero"

El policía que ha resultado herido no dudó a la hora de tratar de arrebatar el cuchillo que portaba el detenido. "Me abalanzo cuando compruebo que venía con las ideas muy claras tras amenazar segundos antes a otro compañero", ha explicado en declaraciones a Europa Press L.A.R.R, agente de 35 años destinado a la plantilla de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en Granada.

"Actuaba con total frialdad, no había dudas de que iba con las ideas muy claras", ha precisado.

L.A.R.R. ha insistido en el escaso margen de respuesta de este tipo de amenazas. "Hay que decidir muy rápido y de forma proporcional", ha señalado, mostrando su opinión favorable para que se habilite en este tipo de situaciones sistemas de protección intermedia como la pistola eléctrica tipo Táser.

Ya intentó entrar en Melilla hace unos días

Fuentes policiales han indicado a Efe que la Policía impidió hace unos días al detenido entrar en Melilla por este paso fronterizo al protagonizar un incidente similar al de hoy, aunque no iba armado.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha informado en una rueda de prensa se está analizando si el asaltante tiene antecedentes. Aunque el asaltante ha gritado en árabe "Alá es grande", El Barkani ha optado por mantener la prudencia y ha reiterado varias veces que por ahora "no confirman ni desmienten" si se trata de un acto terrorista "hasta que no culmine la investigación y el estudio de los acontecimientos".

Tampoco que, como apuntan otras hipótesis, a que la motivación del detenido esté relacionada con las protestas de los últimos meses en la zona del Rif, que se iniciaron el pasado mes de octubre cuando un vendedor de pescado, Mohcin Fikri, de 31 años, murió aplastado dentro de un camión de basura después de que la policía le confiscara la mercancía.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente