Enlaces accesibilidad

Argentina deberá pagar 348 millones de dólares a Marsans por la expropiación de Aerolíneas Argentinas

  • La indemnización es inferior a los 1.560 millones reclamados por Marsans
  • El Ciadi determina que no entregó a las demandantes un trato justo de sus inversiones

Por
Un avión de Aerolíneas Argentinas en el Aeroparque Metropolitano de Buenos Aires, Argentina
Un avión de Aerolíneas Argentinas en el Aeroparque Metropolitano de Buenos Aires, Argentina. EFE Leo La Valle

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi) ha condenado a Argentina a pagar 347,96 millones de dólares (unos 298 millones de euros al cambio actual) al Grupo Marsans, en quiebra desde 2010, por la expropiación en 2008 de las sociedades Aerolíneas Argentinas, Austral, Aerohandling, Optar y Jet Paq.

Del total, 320,7 millones de dólares (275 millones de euros) corresponden a la multa, 23,76 millones de dólares (20,4 millones de euros) a los intereses, y 3,5 millones de dólares (3 millones de euros) a las costas. El Ciadi es un organismo dependiente del Banco Mundial y tiene su sede en Washington.

"Nos llega esta condena en el mejor momento de la historia de Aerolíneas y los vuelos comerciales, con récord total de pasajeros transportados", ha escrito el presidente de Argentina, Mauricio Macri, en su cuenta de la red social Twitter. "Por la inmensa torpeza y arrogancia que el gobierno anterior tuvo con Aerolíneas el país fue condenado a pagar US$320 millones más intereses", ha añadido.

El texto del fallo, al que ha tenido acceso el periódico argentino Clarín, establece que "el demandado incumplió el artículo IV del Tratado al no haber entregado a las demandantes un trato justo y equitativo de sus inversiones".

La indemnización fijada por el Ciadi es sensiblemente inferior a la reclamación de 1.560 millones de dólares realizada por Marsans el 16 de diciembre de 2008 después de que el Senado argentino sancionara la ley que declaró "sujetas a expropiación" las acciones de Aerolíneas y las otras sociedades vinculadas.

El 9 de enero de 2009, el Gobierno de la entonces presidenta Cristina Fernández publicó el decreto 2347, a través del cual designó al Ministerio de Planificación como organismo "expropiante" de Aerolíneas Argentinas y Austral, y creó una Unidad Administrativa que "tendrá a su cargo todas las tareas de manejo de la compañía".

La expropiación de las dos empresas (Aerolíneas Argentinas y Austral), que habían sido privatizadas en 1990, fue aprobada por el Senado argentino por 42 votos a favor y 21 en contra. Mediante esta ley, el Gobierno se hizo cargo de los 9.000 empleados de las dos compañías, que controlan el 80% del mercado doméstico.

Negociaciones fallidas entre Marsans y el Gobierno argentino

Entre enero y junio de 2009, la demanda internacional de Marsans fue objeto de una negociación entre el grupo español y el Gobierno argentino. El por entonces ministro de Planificación, Julio De Vido, y el exsecretario de Transportes, Ricardo Jaime, se comprometieron a absorber en nombre del Estado parte de un contrato de compra de aviones Airbus que Marsans había suscrito en 2007. Jaime llegó a hablar de "entre 30 y 35 aviones" antes de irse del Gobierno, si bien meses después la cifra bajó a 13 aeronaves.

Marsans se habría comprometido en principio a desistir de la demanda ante el Ciadi y a entregar voluntariamente sus acciones de Interinvest, la compañía controlante del 95% de Aerolíneas y 98% de Austral. Cuando Jaime fue destituido a raíz de un escándalo judicial, la negociación con Marsans se hundió definitivamente.

Más adelante hubo un encuentro reservado en Madrid entre el sucesor de Jaime, Juan Pablo Schiavi, y el presidente de Aerolíneas, Recalde, con representantes de Marsans, pero en octubre de 2009, Recalde brindó un informe ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones y dijo que la negociación con Marsans no había prosperado.

Noticias

anterior siguiente