Anterior ANC y Òmnium reparten "un millón" de papeletas del 1-O en un pulso a la Fiscalía Siguiente Merkel gana las elecciones por cuarta vez y la extrema derecha entra en el Parlamento alemán Arriba Ir arriba
Erdogan durante su discurso desde una tribuna erigida en el extremo asiático del puente del Bósforo. Kayhan Ozer/Presidential Palace/Handout via REUTERS

Erdogan promete "arrancar la cabeza" a los instigadores del fallido golpe militar

  • Cita a la Organización Terrorista Fethullah Gülen, al PKK, la guerrilla kurda y al EI

  • Reitera su postura a favor de la pena de muerte, abolida en Turquía en 2004

  • El primer acto conmemorativo ha sido una sesión especial en el Parlamento

|

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha prometido "arrancar la cabeza" a los instigadores del fallido golpe militar, cuyo primer aniversario se conmemora esta sábado, y que el gobierno atribuye a Fethullah Gülen, un predicador islamista exiliado en Estados Unidos.

Erdogan ha enumerado en su discurso ante una multitud en Estambul tanto a la Organización Terrorista Fethullah Gülen (FETÖ), como al proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda, y al Estado Islámico (Dáesh por sus siglas árabes), asegurando que hacían causa común.

"Sabemos quién está detrás de FETÖ, PKK y Dáesh. Lo primero que haremos es arrancar la cabeza a esos traidores", ha sentenciado el presidente durante la ceremonia celebrada en un extremo del puente del Bósforo y transmitida en directo por la cadena NTV.

También ha reiterado su ya conocida postura a favor de la pena de muerte, abolida en Turquía en 2004, y ha asegurado que firmaría una enmienda constitucional para reintroducirla si el Parlamento la votara. El actual reparto de escaños en el hemiciclo, con dos partidos opositores firmemente opuestos a la pena capital, no permite aprobar la enmienda sin un referéndum, y además sería imposible aplicarla del forma retroactiva a los golpistas.

Erdogan ha pronunciado un discurso ferviente lleno de alusiones a la fe de los civiles que "se enfrentaron a los tanques sin armas, solo con banderas en la mano".

"Su única arma era su fe, mientras que enfrente, los golpistas, no tenían fe", ha dicho el presidente, al recordar que "los que hacen la yihad en nombre de su patria irán al paraíso", citando versos del Corán. "Dios, no nos dejes sin musulmanes", ha citado Erdogan un conocido rezo, enalteciendo el valor de las 250 personas muertas en la asonada en el bando antigolpista, la gran mayoría civiles, aunque entre ellas también se hallaban 63 policías y tres soldados.

El primer acto conmemorativo, una sesión especial en el Parlamento

El primer acto conmemorativo ha sido una sesión especial en el Parlamento, en la que el presidente de la institución, Ismail Kahraman, aseguró que "Turquía nunca más se enfrentará a este tipo de calamidades". También el primer ministro, Binali Yildirim, ha destacado el fracaso del golpe como una victoria de la democracia y lo ha comparado a la defensa de la independencia del país en la I Guerra Mundial.

El líder de la oposición, el socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu, por su parte, ha criticado que no se hubiera aclarado de forma fehaciente el papel de la rama política de los golpistas. "Para que no haya más golpes se debería exponer a quienes colaboraron con la organización gülenista y le ayudaron a alcanzar posiciones de relevancia en el sistema estatal", ha dicho Kiliçdaroglu, en alusión al presidente, Recep Tayyip Erdogan, y su partido, el islamista Justicia y Desarrollo (AKP), que hasta 2013 eran estrechos aliados de la cofradía de Gülen.

El portavoz del izquierdista y prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Ahmet Yildirim, ha asegurado que la asonada estaba siendo explotada para reforzar el poder de Erdogan y ha señalado que la represión actual es "igual o peor de lo que podría haber ocurrido si el golpe hubiera tenido éxito".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente