Enlaces accesibilidad

PSOE, Unidos Podemos y Cs se unen para reprobar a Montoro por premiar el fraude fiscal

  • Los socialistas suman los apoyos de Unidos Podemos, Ciudadanos, PDECat y ERC
  • El PNV anuncia que se abstendrá
  • Será el segundo ministro de Rajoy reprobado después de Catalá

Por
El PSOE justifica la reprobación al ministro de Hacienda por impulsar la amnistía fiscal

El Pleno del Congreso de los Diputados ha debatido este martes la propuesta del PSOE para reprobar al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, por la amnistía fiscal de 2012 que ha sido declarada inconstitucional.

La reprobación tiene como objetivo exigir las responsabilidades políticas que piensa asumir Montoro "por haber beneficiado a los defraudadores" mediante la amnistía fiscal, una medida que vulnera principios constitucionales, mientras "se incrementaba de forma notable la carga impositiva de los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales".

Además, el PSOE señala que la amnistía actúa "contra los principios de capacidad económica y justicia del sistema tributario y de su deber de promover la conciencia fiscal entre los españoles".

La propuesta, que se votará el jueves, saldrá previsiblemente adelante porque los socialistas han sumado los apoyos, entre otros, de Unidos Podemos, Ciudadanos, PDECat y ERC, según han explicado desde la tribuna los distintos portavoces en el debate.

El diputado del PSOE Julián López fue el encargado de defender la moción, y ha criticado que Montoro se haya negado a asumir responsabilidades tras la "claridad" y "dureza" con que se pronuncia el Tribunal Constitucional, algo que ayuda a "poner en cuestión la credibilidad de nuestras instituciones".

López ha apuntado que Montoro "abrió una puerta para que miles de defraudadores y algunos sinvergüenzas se ahorraran" mucho dinero, y ha añadido que "no ha pedido disculpas" y tampoco ha mostrado "propósito de enmienda" pues, ha considerado, que lo volvería a hacer.

Garzón: El Gobierno está coleccionado reprobaciones

Por su parte, Alberto Garzón, de Unidos Podemos, ha dicho que el Gobierno está coleccionado reprobaciones y no hay consecuencias, algo que "nos ha de hacernos reflexionar". "Pone de relieve la necesidad de explorar iniciativas como la moción de censura, que llevadas a buen puerto reprueban al Gobierno de golpe".

Desde Ciudadanos, el diputado Vicente Ten ha afeado que el ministro defendiera la medida con el argumento de que "el fin justifica los medios", ha señalado que "no todo vale" y ha lamentado que se legitimara una conducta "insolidaria" y se minara "la conciencia fiscal de quienes cumplen religiosamente sus obligaciones" fiscales.

El diputado del PDECat Ferrán Bel ha dicho que la sentencia es "clara" pues no se debía de haber utilizado el decreto para regular la amnistía, y ha recordado que su grupo (en 2012 era CiU) pidió entonces que se tramitara como proyecto de ley. Por su parte, Ester Capella, de ERC, ha criticado las políticas de Montoro, más allá de la amnistía fiscal, para apuntar también que su formación trabajará para que Montoro también sea reprobado en las urnas en Cataluña.

Se tomaron las medidas necesarias para hacer frente al elevado déficit

Contra todas estas críticas, la portavoz de Hacienda del PP, Ana Madrazo, ha dicho que en 2012 se tomaron las medidas necesarias para hacer frente al elevado déficit público y al "desplome" de la recaudación tributaria que se encontró el Gobierno de Mariano Rajoy tras ganar las elecciones de 2011 y ha defendido el papel del ministro de Hacienda.

Madrazo ha querido dejar claro que la medida "ni limpia ni borra delitos", y ha defendido los resultados históricos en recaudación por la lucha contra el fraude fiscal desde 2012.

A la amnistía fiscal, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012, se acogieron un total de 29.065 personas físicas y 618 personas jurídicas. Con ella afloraron unos 40.000 millones de euros y Hacienda recaudó unos 1.200 millones con el gravamen especial que fijaba la norma.

Montoro, segundo ministro de Rajoy reprobado

Así las cosas, Montoro se puede convertir en el segundo ministro del Gobierno de Mariano Rajoy que es censurado por el Pleno del Congreso. El primero fue el titular de Justicia, Rafael Catalá, censurado el 16 de mayo acusado de "obstaculizar" la acción de la Justicia en casos de corrupción como la llamada Operación Lezo.

La pasada semana el Pleno del Congreso reprobó también al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, por un presunto 'chivatazo' en la operación policial que ha llevado a prisión preventiva al expresidente madrileño Ignacio González y a su hermano Pablo González, con quien Nieto se había reunido.

Noticias

anterior siguiente