Enlaces accesibilidad

Prostitutas, travestis y fetichismo: la exaltación del cuerpo según García-Alix

  • El Premio Nacional de Fotografía comisaria seis exposiciones de PhotoEspaña
  • Nozolino, Pierre Molinier y Antoine d'Agata se verán en el Círculo de Bellas Artes
  • Anders Petersen y Teresa Margolles, en CentroCentro Cibeles

Por
Una de las imágenes de Antoine d'Agata que forman parte de la exposición 'Corpus', comisariada por Alberto García-Alix. © Antoine d'Agata

Prostitutas, proxenetas, travestis, jóvenes inadaptados, cuerpos desnudos, sexualidad, fetichismo... son los protagonistas y los temas que reivindican los fotógrafos Anders Petersen, Teresa Margolles, Paulo Nozolino, Pierre Molinier, Antoine d'Agata y Karlheinz Weinberger. Todos ellos son los artistas de cabecera de Alberto García-Alix, Premio Nacional de Fotografía, cuyos trabajos ha seleccionado para PhotoEspaña 2017, que le ha dado "carta blanca" para organizar estas seis muestras englobadas bajo el título genérico La exaltación del ser. Una mirada heterodoxa.

Pierre Molinier. 'L'éperon d'Amour', 1965-1967 © ADAGP Pierre Molinier Courtesy kamel mennour, Paris

Las exposiciones de los cinco primeros han sido presentadas este martes y abrirán al público este miércoles 31: las de Anders Petersen y Teresa Margolles en CentroCentro Cibeles de Madrid hasta el 17 de septiembre; y las de Paulo Nozolino, Pierre Molinier y Antoine d'Agata en el Círculo de Bellas Artes de la capital madrileña. La sexta exposición, la de Karlheinz Weinberger, abrirá sus puertas el 1 de junio en el Museo del Romanticismo, hasta el 17 de septiembre.

Se trata de seis fotógrafos "heterodoxos, cuyas creaciones se alejan de la norma y se nutren de los más íntimo y pasional del autor", explican sobre el conjunto de muestras comisariadas por García-Alix desde la organización del certamen, que cumple 20 ediciones.

Entre un café de Hamburgo y un descampado de Ciudad Juárez

Entre 1968 y 1979, el sueco Anders Petersen fotografió a los clientes habituales del Café Lehmitz de Hamburgo: prostitutas, proxenetas, travestis, indigentes y los parroquianos habituales componen un magnífico y sincero cuadro en el que, lejos de buscar la compasión o la repulsa, Petersen construye un retrato que recrea el calor humano y la camaradería que se respiraba. La muestra Café Lehmitz ofrece la oportunidad de disfrutar de material inédito y descartes de las imágenes del primer trabajo de autor de Petersen, que aparecieron inicialmente en un libro en 1977, convirtiéndose en icono fotográfico.

En el CentroCentro Cibeles también podrá verse la muestra Pistas de baile (Ciudad Juárez, Chihuahua, México), de la mexicana Teresa Margolles, que pone voz y rostros a las prostitutas transexuales de Ciudad Juárez, a las que retrata en los espacios yermos que antes ocupaban las discotecas y salas de fiesta en las que trabajaban. A través de estas instantáneas, Margolles denuncia las desaparaciones y brutales asesinatos de cientos de mujeres que quedan impunes en la mayoría de los casos en una ciudad trágicamente conocida por las guerras entre carteles de la droga.

Teresa Margolles. Andrea sobre la Discoteca La Madelon, 2016 © Teresa Margolles

Fetichismo, oscuridad y cuerpos

Ya en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, la exposición Ce fut un homme sans moralité (Fue un hombre sin moralidad), de Pierre Molinier, acoge hasta el 24 de septiembre 40 obras, entre fotografías y fotomontajes, del universo cargado de sexualidad y reivindicación del placer del fotógrafo francés, en las que el fetichismo y el travestismo son protagonistas. Fechadas en torno a los años 60, muestra la ambigüedad sexual en las que el propio Molinier, travestido y alejado de la hipocresía moral y de las costumbres de su época, despliega una visión onanista de la sexualidad a través del uso de objetos y accesorios.

Paulo Nozolino. Loaded Shine 02, Arles, 2013 © Paulo Nozolino

También hasta el 24 de septiembre y en el mismo espacio podrá verse Corpus, de Antoine d´Agata, una instalación con textos imágenes, y audiovisuales en la que el artista francés se convierte en protagonista de sus propias imágenes. La prostitución, el sexo y el cuerpo forman parte del guion de vida excesivo al que se ciñe el artista, que aborda desde el ángulo del testimonio biográfico la experiencia de una realidad vívida de manera cada vez más intensa.

La última de las muestras que acoge el Círculo de Bellas Artes es Loaded Shine, del portugués Paulo Nozolino, que hasta el 17 de septiembre reúne una veintena de fotografías tomadas entre 2008 y 2013 en Nueva York, Lisboa, París y Berlín, entre otras ciudades. Se trata de imágenes en blanco y negro en las que reflexiona sobre los lugares de la ausencia, una "presencia física" que se hace patente en composiciones verticales en las que la línea frustra el horizonte y los detalles se oscurecen, claros ejemplos de la sintaxis simbólico-oscura de Nozolino.

Los jóvenes rebeldes de Zúrich

La selección de García-Alix concluye con la exposición del Museo del Romanticismo En un círculo de rebeldes de Karlheinz Weinberger, que recoge algunas de las imágenes más icónicas que el fotógrafo suizo realizó en su juventud, cuando recorría, de viernes a domingo, las calles de Zúrich y trasladaba a su casa a los protagonistas, de una generación que le hechizaba compuesta de jóvenes rebeldes, rockeros, chaperos, y amantes atrapados en su mirada hoy naif.

Durante más de 20 años, Winberger, que comenzó a publicar sus fotos con el pseudónimo de Jim, retrató a aquellos jóvenes que reciclaban los símbolos de Rebelde sin causa y creaban e inventaban los suyos propios a través de la customización de su vestuario.

Noticias

anterior siguiente