Anterior La trama Gürtel hizo de los sobornos un "modo de vida" y financió al PP, según la fiscal del caso Siguiente Puigdemont se plantea ir al Senado para presentar alegaciones contra el 155 Arriba Ir arriba
El rapero senegalés Lory Money.
El rapero senegalés Lory Money. GOOGLE
Día Mundial de la Diversidad Cultural

Ramia y Lory Money: cuando Youtube se convierte en una herramienta de integración social

  • Lory Money llegó a España en patera y hoy tiene miles de seguidores en la red

  • Ramia Chaoui es musulmana nacida en Barcelona, y lucha por normalizar su vida

  • Sus historias coinciden en la mayor plataforma de vídeo online

|

Lory Money llegó a España en patera y Ramia Chaoui nació en Barcelona. Él se ganó la vida vendiendo gafas de sol y discos en el "top manta". Ella es graduada en Dirección y Administración de Empresas. Él es senegalés. Ella, española y musulmana, hija de inmigrantes marroquíes. Sus historias son muy diferentes, pero coinciden en un mismo punto: Youtube.

En la mayor plataforma de vídeo online, Lory ha causado sensación con su rap genuino, capaz de acaparar millones de reproducciones con títulos como 'Santa Claus', 'Supa Dupah', 'Relaxing cup of café con leche', 'Pa k kieres saber eso' o, sobre todo, 'Ola k ase', su mayor éxito. Llegó a firmar un contrato con una gran discográfica, ha publicado un libro y en la actualidad, entre otras cosas, ofrece conferencias sobre su vida. Porque Lory Money es sobre todo eso: un ejemplo de superación en la vida.

La La "youtuber" catalana Ramia Chaoui.

Ramia comparte desde 2015 sus inquietudes en la red. Es de las pocas "youtubers" musulmanas que existen en España. Tiene un objetivo muy claro: concienciar para normalizar ante el resto de la sociedad su vida, la de una joven musulmana casada, con estudios superiores, y que además viste hiyab porque así lo ha decidido.

“No me gusta generalizar, pero creo que España es un país tolerante. Supongo que los españoles lo son cada vez más en algunos aspectos y en otros les cuesta más”, asegura esta barcelonesa. “Por desconocimiento o por miedo, en el tema religioso, por ejemplo, parece que les cuesta más. Y en ese aspecto sí que pueden llegar a ser intolerantes”, opina.

Lory Money también piensa que España “es un país tolerante”, aunque “hay una parte que no lo es”. “Yo creo que, comparado con otros países europeos, España es más tolerante. Por ejemplo, Francia o Estados Unidos”, dice. “Senegal fue colonia de Francia. Pero ahora, si eres senegalés, para ti es muy difícil entrar en Francia”.

Patera y “top manta”

Este joven de 38 años de edad llegó a Canarias en 2006, después de una peligrosa travesía marítima en la que invirtió todo su dinero. De allí, gracias a una ONG, pasó a la península, y consiguió establecerse en Valencia en la casa de un amigo de su padre. Allí comenzó una nueva vida. Como para tantos otros inmigrantes subsaharianos, el “top manta” se convirtió en su principal fuente de ingresos.

“Yo estuve ocho días en el mar, a punto de morir, y creo que me ha hecho más fuerte porque todo lo que ha venido después no es nada comparado con eso”, afirma con convicción.

Su salto a Youtube fue casi por casualidad. “Desde muy joven, en Dakar, me gustaba rapear”, cuenta, “así que en Valencia, mientras estaba vendiendo en el 'top manta' se me ocurrían canciones, y un día decidí grabarlas con el móvil”. “Comprendí que podía ganarme la vida con la música en Youtube, así que dejé la venta callejera y le di mis cosas a un amigo. Desde 2013 hasta ahora me he dedicado a la música”.

“No esperaba tener éxito. Yo no sé quién lleva Youtube, pero le doy las gracias. Muchos de mis compatriotas siguen vendiendo en la calle”, continúa. “Y yo no soy mejor que ellos. Simplemente he tenido una ilusión, he sido positivo, y he hecho algo que me gustaba y que además le ha gustado a la gente”.

Carácter más social

En el caso de Ramia, su aparición en Youtube ha tenido un carácter más social desde el primer momento. “Hace muchísimo tiempo que consumo videos en internet. Me encantan. Veía a muchas chicas como yo, musulmanas, pero de orígenes distintos, nacidas en Occidente; en Estados Unidos, Inglaterra, Francia… Y en España había ese hueco”, describe. “No había nadie tratando esos temas que a nosotros nos interesan, como islamofobia u otros más culturales que yo buscaba y no encontraba. Entonces, pensé que podría contribuir abordando aquellos aspectos que le interesan a la comunidad islámica de España”.

“Pero no tiene por qué ser un enfoque exclusivo del mundo islámico”, advierte. “Por ejemplo, el segundo país después de España que más me ve es México, y luego Estados Unidos. Así que no todos son musulmanes. Es gente que le gusta aprender, ver otras maneras de entender la vida, y cómo compaginamos nuestra manera de vivir y nuestro pensamiento con la cultura occidental, que no es incompatible, y además enriquece”.

“Youtube se ha convertido en esa plataforma donde poder expresar mis inquietudes. Es como mi manera de poner en acción algo muy necesario, que pueda permitir que la situación de mi comunidad se normalice, para que generaciones futuras no tengan los problemas que estoy teniendo yo”.

Como era de esperar, aunque la labor de Ramia siempre ha contado con una excelente acogida, también se ha encontrado con voces discordantes, tanto dentro como fuera de la comunidad islámica. “En España no somos muchas las musulmanas que hacemos videos en Youtube. Es algo muy nuevo, y todo lo nuevo es más fácil de atacar”, explica. “Dentro de mi comunidad, hay sectores que se llevan las manos a la cabeza y hay otros que lo ven con normalidad; y te dan las gracias porque creen que estás aportando algo, visibilizando nuestra situación y nuestra problemática, para que la gente empatice un poco más con nosotros y sepa diferenciar”.

Islamofobia de género

Como ella misma expresa, muchas veces no resulta fácil ser musulmán en España, y más siendo mujer. “Lo cierto es que la islamofobia de género es latente. La sufrimos más las mujeres. Somos más visibles, especialmente las que decidimos llevar el hiyab”, afirma. “Es un obstáculo más contra el que tenemos que luchar. Además del machismo, que nos afecta a todas, seamos o no musulmanas; y luego la islamofobia y más concretamente la islamofobia de género”.

Y explica que viste hiyab “porque es algo con lo que me siento cómoda. Es una manera de expresar una parte de mi identidad y de quién soy yo como persona”.

Sobre su futuro en la red, Ramia se muestra cauta, aunque tiene muy claro cuál es su misión desde el principio hasta el final. “En Youtube voy paso a paso. Me encantaría poder llegar a más público y compartir mi mensaje, y concienciar a cuanta más gente mejor”.

La estrategia del paso a paso es también la misma que ha empleado Lory Money, para quien “en la vida hay que tener fuerza de voluntad y paciencia, mucha paciencia”. Por eso, ve su futuro con optimismo: “Siempre he sido muy positivo. Siempre he estado convencido de que iba a cumplir el sueño que me trajo a España”.

Un sueño que, como el de Ramia, ha encontrado en Youtube a su mejor aliado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente