Enlaces accesibilidad

Barómetro CIS

El PSOE cree que los ciudadanos reconocen su "oposición útil" al PP

Por
El portavoz de la Comisión Gestora del PSOE, Mario Jiménez
El portavoz de la Comisión Gestora del PSOE, Mario Jiménez. EFE

El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, ha recibido con "moderada satisfacción" el barómetro electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) conocido este martes, que revela que el Partido Socialista recuperaría la segunda plaza como partido más votado, con un 19,9% de los votos si se celebraran de nuevo elecciones.

Aunque el resultado es un empate técnico con Unidos Podemos (tercera fuerza, con un 19,7%) y está aún lejos del 22,6% que obtuvo en las urnas en las últimas elecciones generales, los socialistas suben un 1,3% respecto al sondeo de hace tres meses y consigue superar a Podemos como fuerza líder de la oposición.

Para Jiménez, la "remontada clara y sostenida" que muestra el CIS "pone en evidencia" el "reconocimiento" de los ciudadanos a la "oposición útil del PSOE" en el Parlamento. "Nos llena de una prudente satisfacción e indica que el camino del PSOE va en la buena dirección", ha afirmado en rueda de prensa en la sede del partido.

Esta noticia llega para los socialistas en el día en que arranca oficialmente la campaña para las primarias a la Secretaría General del partido, en la que compiten la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el ex secretario general Pedro Sánchez y el exlehendakari Patxi López, y que se prevé tensa con una formación dividida prácticamente en dos bloques entre 'susanistas' y 'sanchistas'.

¿Aliento del CIS a Susana Díaz?

En clave de primarias, este barómetro del CIS se ha adoptado como refuerzo de la postura de Susana Díaz, en sintonía con la labor de la gestora y con la decisión de abstenerse ante la investidura de Mariano Rajoy colocándose en la oposición y vigilancia a un gobierno que han contribuido a erigir.

Para los 'susanistas', la tendencia demoscópica dibujaría una remontada socialista hasta la segunda posición desde el tercer puesto en que se situó el partido hace medio año tras la salida de Pedro Sánchez de la Secretaría General. Por eso, la candidata ha reiterado la opinión de la dirección interina socialista que el PSOE está "en el buen camino" al ser "reconocible" en la socialdemocracia y "sin entregarnos a ninguna posición extrema que no se corresponde con la nuestra", en referencia a Podemos.

En cambio, Pedro Sánchez ha lamentado que el respaldo electoral al partido esté "por debajo del 20%", y lo ha achacado a la abstención de los socialistas a la investidura de Mariano Rajoy y a la falta de un liderazgo en el partido.

De hecho, al cruzar los datos del barómetro, se observa que un tercio de quienes votaron a Pedro Sánchez en las últimas elecciones generales descalifican la labor de oposición que ejerce actualmente el PSOE. Solo el 10,8% de los votantes del PSOE en 2016 juzga buena o muy buena la labor de oposición de los socialistas en el Congreso, mientras que el 52,1% la considera regular y un tercio (34,9%) la tacha de mala o muy mala.

Además, el PSOE es el partido que presenta actualmente menor fidelidad de voto, pues sólo un 65,8% de sus electores de 2016 tiene ya decidido volver a respaldar sus listas, un porcentaje de repetición que entre los votantes del PP es del 79,3% y en Ciudadanos roza el 70%.

Podemos resta importancia a su caída demoscópica

Por su parte, Unidos Podemos, inmerso en una campaña concienzuda de oposición al PP con la intención de presentar sendas mociones de censura a Rajoy y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y denunciando con su 'tramabús' las conexiones espurias entre las elites políticas y económicas, ha restado importancia a la caída de dos puntos en estimación de voto que, según el CIS, ha sufrido la formación morada en tres meses.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha asegurado que su partido no piensa en "clave electoralista ni de encuestas", sino en la "gravedad" del momento de "excepcionalidad" provocado por el "uso ilícito" de las instituciones por parte del PP.

Montero no ha concretado si la dirección de su partido hará alguna lectura interna de esa perdida de apoyos y ha insistido en que, aunque la analizarán "detalle a detalle" y en profundidad, no son las encuestas, que hay que mirar con "cautela" porque "a veces aciertan y a veces no", las que guían las actuaciones de la formación morada.

Rivera interpreta un aval al apoyo de Cs al PP

El gran beneficiado de este barómetro electoral ha sido Ciudadanos, que no solo es el partido que más sube en su apoyo, 2,5 puntos, hasta una estimación del 14,9%, sino que este porcentaje es mejor que el resultado electoral que obtuvieron en junio de 2016. Por eso, el presidente de la formación, Albert Rivera, cree que los datos del CIS avalan la decisión "difícil pero correcta" de apoyar a Rajoy para que fuera investido presidente del Gobierno.

Rivera ha subrayado que las encuestas son solo "un termómetro" para medir tendencias porque los votos "de verdad" están en las urnas, pero considera que ese dato es "muy buena noticia" para avalar el trabajo de Ciudadanos en las instituciones.

"Hay que trabajar duro" y no montar "shows" ni "autobuses" ni "meter la corrupción debajo de la alfombra", ha sentenciado refiriéndose respectivamente a Podemos y el PP.

Noticias

anterior siguiente