Enlaces accesibilidad

Belén Ortega: "El cómic de 'Millenium' mezcla la extrema derecha, Wikileaks y los refugiados"

  • La dibujante ilustra los guiones del belga Sylvain Runberg
  • “Ha sido un reto en todos los sentidos, e incluso he tenido que cambiar de estilo”, confiesa Belén

Por
Fragmento de la portada de 'Millenium Saga: Las almas frías'
Fragmento de la portada de 'Millenium Saga: Las almas frías' Norma

Tras la exitosa adaptación de la saga original de Millenium al cómic, a cargo del guionista belga Sylvain Runberg y los dibujantes españoles Josep Homs y Man, la historia de Lisbeth Salander Mikael Blomkvist continúa en una nueva trilogía a cargo del mismo guionista y con el arte de otra artista española, Belén Ortega (Granada, 1986). El primer tomo se llama Millenium Saga: Las almas frías (Norma).

Me ha hecho mucha ilusión porque era muy fan de la saga –confiesa Belén-. Pero también ha sido un gran reto porque me suponía la entrada al mercado franco belga y Josep Homs y Man me habían dejado el listón muy alto. Por eso para mí era un reto en todos los sentidos, sobre todo en lo gráfico, porque tenía que cambiar completamente mi estilo, muy influenciado por el manga, y hacer algo muchísimo más europeo”.

“Adaptarme a este nuevo estilo ha sido duro –continúa Belén- me he exigido mucho a mí misma. Y creo que he querido hacer cosas para las que quizá todavía no estaba preparada. Pero en el segundo tomo, que estoy dibujando ahora, me encuentro muchísimo más cómoda. Me estoy adaptando mucho más a la narrativa. Por ejemplo, estoy usando más masas de negro, que son mucho más habituales que en el manga… poco a poco voy cogiendo el truco”.

En cuanto a la recepción del cómic, Belén confiesa que: “Estoy un poco desconectada del mercado francés, pero me han dicho que estaba entre los 20 cómics más vendidos en Francia. O sea, que parece que bien. Además, hay mucho entusiasmo porque en Europa es una serie de culto”.

Lisbeth Salander
Lisbeth Salander

Lisbeth Salander

La historia

Sobre el argumento, Belén nos adelanta que: “La historia comienza cuando Mikael Blomkvist investiga, para la revista Millenium, a Sten Windoff, el líder de un partido de extrema derecha sueco a las puertas del poder, intentado desvelar su pasado violento. Por otra parte, Lisbeth Salander y sus amigos están investigando el espionaje a los ciudadanos de a pie por parte de un misterioso grupo llamado Sparta, que quiere controlar la información sobre las personas, con la que trafican las grandes empresas”

Belén nos comenta que el cómic: “Sigue la misma línea que los anteriores. Creo que el guionista Sylvain Runberg ha sabido captar la esencia de los personajes. También el trasfondo sociopolítico de las novelas de Stieg Larsson, que creo que es el punto fuerte de la historia, porque está ambientada en la Europa actual y toca temas como los papeles de Panamá, Wikileaks, los refugiados…

“Sigue la estela de las novelas de Larsson, pero creo que Runberg ha sabido contextualizarlo muy bien en el tiempo actual -añade la dibujante-. Cuenta cosas de actualidad que están pasando ahora mismo, como el auge de la extrema derecha en Europa”.

Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'
Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'

Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'

“Me gusta mucho el personaje de Lisbeth”

Belén confiesa su admiración por el personaje de Lisbeth: “Independientemente de que sea mujer u hombre, lo que me gusta de Lisbeth es que es una heroína muy atípica, como pudimos ver también gracias a la interpretación de Noomi Rapace en las películas. Me gusta el carácter del personaje; aunque sea muy inteligente no pretende dar lecciones ni educar a nadie. Es un personaje muy bien desarrollado”.

El cómic intercala las escenas de espionaje industrial, con protagonismo de los ordenadores, con otras de acción: “No me libro de escenas de persecuciones de coches y motos, que me cuestan bastante más que las escenas de ordenadores. Para mí lo más complicado ha sido que la acción transcurre en escenarios reales de Estocolmo y me he tenido que documentar mucho. Aparte de que he tenido que cuidar el realismo a los escenarios. No es fácil dibujar una historia de este tipo con tantos elementos diferentes. Hay que echarle tiempo y ganas”.

Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'
Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'

Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'

"Me ha costado hacerme con el personaje de Mikael"

En cuanto a su versión de los personajes, Belén confiesa que: “No me ha costado hacerme con Lisbeth; el que más problemas me ha dado ha sido Mikael. Al principio intenté seguir el diseño de Homs, pero no terminaba de quedarme bien, por lo que me dieron permiso para hacerlo un poco distinto. Es el más diferente a los libros anteriores”.

“Además –continúa-, esta saga hay dos personajes secundarios nuevos que yo he diseñado, Bob y Trinity, una pareja de Hackers. Y otros como Plaga, que creó Homs”.

Para Belén, que como comentábamos viene del manga, acercarse al estilo de Homs, uno de los mejores dibujantes europeos, no es fácil: “Al principio me dieron total libertad –asegura Belén-, pero luego se dieron cuenta de que al tratarse de la misma saga, debían guardar un cierto parecido y mantener la estética”.

“Por eso en este primer libro me han puesto los mismos coloristas (Alex y Mirabelle) que tuvo Man –asegura Belén-. Aunque para el segundo he conseguido que contraten a Amparo Crespo, con la que ya colaboré en el cómic de Marc Márquez y que conoce mucho mejor mi dibujo, por lo que creo que nos vamos a compenetrar mejor”.

Mikael Blomkvist dibujado por Belén Ortega
Mikael Blomkvist dibujado por Belén Ortega

Mikael Blomkvist dibujado por Belén Ortega

“No entendí por qué me eligieron a mí”

Belén confiesa que, al ver el dibujo de Josep Homs: “Al principio no entendí por qué me cogieron a mí, porque mi estilo no tiene nada que ver con el de Josep. Creo que el editor que me eligió depositó una fe ciega en mí y eso se lo agradeceré siempre. Aunque luego, como comentaba, he tenido que aprender muchísimas cosas para poder dibujar el cómic. Y aún me queda evolucionar un poquito. Me he puesto el listón muy alto porque quiero estar a la altura de lo que se publica en Francia, que es muy bueno”.

En cuanto a las películas, Belén asegura que: “No me han influído para nada. Las vi hace mucho y me gustaron, pero como las novelas ya se han adaptado al cómic, no he vuelto sobre ellas. Aunque tengo que reconocer que tanto la versión Lisbeth de Homs como la mía, tienen un poco de Noomi Rapace, porque creo que fue una Lisbeth perfecta”.

Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'
Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'

Viñetas de 'Millenium Saga: Las almas frías'

Sobre el segundo tomo, Belén nos adelanta que: “Tengo que entregarlo en junio. Ahora mismo estoy haciendo el storyboard de algunas páginas. Y el tercero tiene que estar terminado antes de final de año, así que me espera una buena paliza”.

En cuanto a lo que nos espera en ese segundo volumen: “Vamos a desarrollar más los personajes y la trama; y sabremos más cosas sobre Sparta, ese misterioso grupo que quiere controlar el flujo de información, y sus integrantes. Y dejaremos la acción en un punto bastante alto, por lo que espero atrapar a los lectores y dejarles con ganas de leer la conclusión en el tercer tomo”.

Portada de 'Millenium Saga: Las almas frías' y Belén Ortega
Portada de 'Millenium Saga: Las almas frías' y Belén Ortega

Portada de 'Millenium Saga: Las almas frías' y Belén Ortega

Noticias

anterior siguiente