Enlaces accesibilidad

La CEOE mejora su propuesta de subida salarial desde al menos un 1% hasta un máximo del 2,5%

  • El último medio punto del alza lo condiciona a la productividad del sector
  • Considera que esta propuesta es un gran movimiento sobre la anterior del 1,5%
  • Los sindicatos pedían entre un 1,8% un 3% de subida salarial
  • UGT aprecia la propuesta de la CEOE pero advierte de que no lleva a acuerdo

Por
El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, en una imagen de archivo
El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, en una imagen de archivo. EFE Quique García

La junta directiva de la CEOE ha aprobado su propuesta final de subida salarial que plantearán a los sindicatos para este año, condicionada a otros aspectos laborales y que oscila entre el 1% y el 2%, con medio punto adicional, que dependerá de la productividad de cada sector.

Los sindicatos se han venido movilizando desde el mes de diciembre para exigir a las patronales que se sentasen a negociar el alza salarial: su propuesta, que sea de entre el 1,8% y el 3%.

Más aún después de que los primeros datos de inflación apuntasen incrementos de los precios del 3% en enero y febrero y 2,3% en marzo. En cualquier caso, la previsión del Gobierno, que se muestra dispuesto a "normalizar" salarios, es acabar el año con un IPC de media del 1,5%.

Por otro lado, el Banco de España, que prevé un incremento de la inflación media del 2,2% recomendó moderar la subida y en todo caso, ligarla a la productividad del sector, es decir, no hacer una subida generalizada.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha explicado este miércoles que "ha movido bastante su posición inicial", que incluía un alza de hasta el 1,5%, con medio punto adicional vinculado a la productividad, con el objetivo de "dar estabilidad, confianza y tranquilidad a la economía y la sociedad española en su conjunto y a los que reciben salarios".

La oferta salarial, condicionada

En cualquier caso, los dirigentes empresariales han subrayado que su propuesta no es solo salarial, ya que la renovación del acuerdo para el empleo y la negociación colectiva pasa, para las patronales, por abordar cuatro materias que consideran muy relevantes.

En concreto, CEOE y Cepyme quieren acordar con los sindicatos cambios en el tratamiento del absentismo laboral, con la posibilidad de que los médicos de las mutuas puedan dar el alta en bajas médicas por contingencias comunes en casos relacionados con traumatología.

El segundo gran tema que persiguen tratar con CC.OO. y UGT es la reforma de la formación profesional por el empleo; el tercero tiene que ver con la 'ultraactividad' de los convenios (prórroga automática de un convenio en ausencia de otro, limitada a un año por la reforma laboral), y el cuarto y último tema se refiere a la creación de un Consejo Nacional de Negociación Colectiva (Coneco) entre ambas partes para hacer un seguimiento de la negociación colectiva.

UGT aprecia la propuesta pero advierte de que no lleva a acuerdo

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha apreciado la nueva propuesta de subida salarial de la CEOE porque "se ha movido" de sus planteamientos iniciales, aunque ha considerado que "no es una propuesta que por sí misma" les "lleve a un acuerdo".

Álvarez ha señalado que ha recibido la comunicación de la CEOE pero ha afeado que la hayan transmitido antes a los medios de comunicación en lugar de en la mesa de negociación.

Por ello, ha añadido que cuando conozca "exactamente qué es lo que plantea" la patronal, los sindicatos estarán "en condiciones de poder hacer una valoración más profunda".

El secretario general de UGT ha señalado que "hay elementos que discutir" en la propuesta de la CEOE y ha descartado que las mutuas puedan tratar las altas médicas por contingencias comunes relativas a traumatología, como plantea, porque corresponde al sistema de salud público.

Negociación sinuosa

El III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), firmado el pasado junio de 2015, establecía una subida salarial de hasta el 1% para 2015 y hasta el 1,5% para 2016.

Respecto del aumento salarial para 2017, el documento firmado posponía su concreción "a los tres meses siguientes a la publicación por parte del Gobierno de su cuadro macroeconómico para ese año, que se tomará en consideración para la concreción del criterio final pactado", algo que ya ocurrió el pasado 2 de diciembre de 2016.

Desde entonces, los agentes sociales no han sido capaces de ponerse de acuerdo y las negociaciones han estado paralizadas. CEOE y Cepyme, por un lado, y UGT y CC.OO., por otro, plasmaron en febrero sus diferencias en un intercambio de cartas en el que las patronales exigían avanzar en las reformas y los sindicatos les reprochaban su "marcado tono antisindical".

Noticias

anterior siguiente