Enlaces accesibilidad

Fernando López Miras, el candidato del PP a presidir la Región de Murcia

  • Pedro Antonio Sánchez propone al número tres del PP de Murcia como sucesor
  • López Miras asegura que se dejará la piel "para reponer una injusticia"
  • Con 33 años y si le apoya Cs, sería el presidente autonómico más joven

Por
Pedro Antonio Sánchez y Fernando López Miras
El expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez, y el coordinador regional del PP de Murcia, Fernado López Miras. EFE Marcial Guillén

Tras su dimisión como presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez ha propuesto a actual coordinador general del PP murciano, Fernando López Miras, como candidato a sustituirle al frente del gobierno autonómico. Esta dimisión, que llega un día después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco haya pedido al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que impute al presidente regional por los delitos de cohecho, fraude y revelación de información en la Operación Púnica, podría hacer que López Miras, de 33 años, se convierta en el presidente autonómico más joven de España, aunque sin ser elegido en las urnas.

Al poco de saberse que el dimitido Sánchez le ha señalado como su sucesor, el nuevo candidato del PP a presidir la Región de Murcia ha declarado que se dejará "el alma y la piel" por "reponer una injusticia" y "la voluntad de todos los murcianos".

"Esos serán mis principales objetivos", ha manifestado el diputado 'popular' en lo que han sido sus primeras palabras tras el anuncio de Pedro Antonio Sánchez. "En esa tarea os necesito a todos más fuertes que nunca", se ha dirigido a sus compañeros en la Junta Directiva del PP de Murcia, convocada de urgencia para organizar la salida de Sánchez y su sucesión.

En dicha reunión López Miras ha manifestado que "tras llorar todo lo que tenía que llorar esta mañana", las lágrimas "se tienen que convertir en fortaleza".

El candidato, que asumirá la presidencia de Murcia si obtiene el apoyo de los diputados de Ciudadanos en la ronda de consultas que se inicia a partir de ahora en la Asamblea Regional, ha hecho hincapié también en el apoyo del PP en pleno a Pedro Antonio Sánchez y ha subrayado que "el tripartito puede sentarse en el sillón del Gobierno, pero no decirnos quién es el líder de este partido y su referente político".

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, que ha dejado claro que "en ningún caso gobernará un tripartito" en la Región de Murcia, algo que "estuvo siempre descartado", ha calificado a López Miras como "buen" candidato, aunque ha advertido que se tendrá que renegociar parte del pacto con el PP, después de la polémica de más de un mes discutiendo la interpretación del punto que trataba de la salida del cargo de los imputados por corrupción.

Pedro Antonio Sánchez dimite como presidente de Murcia

Un 'millenial' para presidir Murcia

Fernando López Miras (Lorca, 1983), número tres del PP murciano, es un "millennial" experto en economía, de precoz vocación política, discurso encendido y socarrón, que combina la retórica más pura del partido con la filosofía desenfadada de la cultura "indie" de la que disfruta en sus ratos libres.

El casi con toda seguridad próximo presidente de Murcia, es licenciado en Derecho aunque nunca ejerció la abogacía y tiene un máster en Dirección y Administración de Empresas. A pesar de su juventud, López Miras ha ostentado diversos cargos en la Asamblea Regional, el PP e incluso el Ejecutivo murciano. Licenciado en Derecho y MBA en Dirección y Administración de Empresas, ha sido gestor del Banco Español de Crédito y del Banco de Valencia.

El camino en la política lo inició casi de adolescente Nuevas Generaciones del PP de Lorca, que comenzó a presidir en el año 2008. De ahí ascendió hasta ser secretario general de Nuevas Generaciones en la Región de Murcia y vicesecretario general nacional de Economía y Empleo de la organización.

En sintonía con Pedro Antonio Sánchez

Su militancia sin horario y su "desparpajo" y verbo fácil le hicieron un hueco en la división adulta del partido, en el que rápidamente sintonizó con Pedro Antonio Sánchez, siete años mayor que él, con el que incluso comparte vacaciones veraniegas.

Sánchez presionó para convertirlo en portavoz del PP en Lorca y al tiempo que López Miras se curtía en la vida pública como contertulio en debates radiofónicos de la ciudad, aumentaba su prestigio interno como "fontanero" del partido, solucionando problemas con gestiones siempre a caballo entre Lorca y Murcia.

Su carrera política ya había despegado en 2009, cuando con 25 años, fue nombrado director de gestión financiera del Área de Salud de Lorca, un cargo de confianza en la Consejería de Sanidad que desempeñaba desde un despacho en el hospital Rafael Méndez.

En 2011 fue incluido en las listas de las elecciones autonómicas por la circunscripción de Guadalentín y obtuvo un escaño en la Asamblea Regional, al que renunció en 2014 antes de ser nombrado secretario general de la consejería de Economía y Hacienda, bajo la Presidencia de Alberto Garre, en la que tuvo un paso fugaz hasta las autonómicas de 2015. Volvió a ser elegido diputado regional y, contra todo pronóstico, no entró en el Ejecutivo autonómico.

En su lugar, Pedro Antonio Sánchez prefirió que creciera su perfil de partido, reforzando sus cargos orgánicos hasta que alcanzó el puesto de coordinador general de la formación y se situó en el tercer escalón del organigrama.

El camino hasta la investidura

La dimisión de Pedro Antonio Sánchez como presidente del Consejo de Gobierno de la Región de Murcia ha provocado la retirada de la moción de censura del grupo parlamentario socialista, lo que invalida su debate previsto para mañana y pasado.

El proceso que se abre ahora en el Parlamento es idéntico al que se sigue para la elección del presidente tras unas elecciones autonómicas y está regulado por la ley del Estatuto del Presidente, el Estatuto de Autonomía y el propio Reglamento de la Asamblea Regional de Murcia.

La presidenta, Rosa Peñalver, ha explicado que a partir del miércoles se abre un plazo de diez días "parlamentariamente hábiles", en el transcurso de los cuales mantendrá consultas con representantes de los grupos a fin de proponer al candidato que más apoyos vaya a obtener.

Una vez decidido el candidato, la presidenta de la Asamblea convocará a la Junta de Portavoces para fijar las fechas del debate, que se celebrará en dos sesiones.

Noticias

anterior siguiente