Enlaces accesibilidad

El déficit público cerró 2016 en el 4,33% sin ayudas a la banca, con lo que España cumplió con Bruselas

  • La Comisión Europea dio más margen al país y fijó un objetivo del 4,6% del PIB
  • Es la primera vez en los últimos años que España cumple con Bruselas
  • La Administración Central y las regiones cierran por encima de su objetivo
  • La Seguridad Social cumple, pero cierra con un desfase del 1,62% del PIB
  • Las corporaciones locales logran aumentar su superávit, que ya es del 0,62%
  • Incluyendo la ayuda financiera, el déficit público se situó en el 4,54% del PIB

Por
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. EFE Javier Lizón

España cerró el año 2016 con un déficit público del 4,33% del PIB (48.187 millones de euros) -sin contar las ayudas a la banca- y del 4,54% (50.576 millones) si se incluye dicho apoyo financiero. De esta forma el país cumple con el nuevo objetivo fijado por la Comisión Europea del 4,6% y que el Ejecutivo comunitario estableció el verano pasado al tiempo que cancelaba una multa al país por no tomar medidas para reducir el déficit. En ese momento, Bruselas fijó una nueva senda fiscal para el país, que debe bajar el desfase presupuestario este año al 3,1%, un esfuerzo de 1,23 puntos que equivale a un ajuste de 13.500 millones de euros.

Varios son los motivos por los que se ha logrado cumplir con el déficit nominal por primera vez en los últimos años. Según destaca el Ministerio de Hacienda y Función Pública, el fundamental ha sido la contención en el gasto público que ascendió a 7.000 millones de euros gracias a tres puntos: al acuerdo de no disponibilidad de gasto y el cierre presupuestario decretado en julio (4.675 millones); al ahorro en los intereses de la deuda (1.500 millones) y en las prestaciones por desempleo; y a la menor aportación al presupuesto de la UE.

Estos ahorros compensaron que no se cumpliera la previsión de ingresos, algo que ocurrió "porque la reducción de impuestos ha tenido más intensidad de la inicialmente prevista", según ha asegurado el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, quien ha sido el encargado de ofrecer los datos provisionales (ver .PDF) en rueda de prensa.

En ella, el titular de Hacienda ha subrayado la importancia de haber cumplido con los socios comunitarios y de reducir el déficit en los últimos años, "a menos de la mitad desde el año 2011 hasta ahora". "Si no hubiéramos bajado el déficit público no hubieramos crecido y creado empleo al ritmo que lo estamos haciendo. No es consecuencia, es causa", ha destacado Montoro, quien ha rechazado contestar en rueda de prensa a preguntas relativa a los Presupuestos Generales del Estado de 2017 que el Gobierno aprobará este viernes.

En 2016, los ingresos ascendieron a 421.672 millones de euros, un 1,4% más que el ejercicio anterior, de los que 247.160 millones correspondieron a impuestos, un 1,7% más. Por su parte, los gastos crecieron un 0,3%, hasta los 472.248 millones de euros. La deuda pública, según ha adelantado el Ministerio, suponía el 99,4% del PIB.

Según los datos ofrecidos por Hacienda, las comunidades autónomas han vuelto a incumplir, si bien hay que señalar que once regiones han logrado mantener su déficit por debajo del 0,7%. Tampoco lo ha hecho la Administración Central, que ha cerrado el año con un desfase del 2,52% (28.019 millones de euros) sin ayudas a la banca -ligeramente mejor que el año pasado- y del 2,73% si se contabilizan estas. 

Solo han cumplido con el objetivo las Corporaciones Locales -que vuelven a tener superávit que asciende a 7.083 millones, casi 2.000 millones que el año anterior- y la Seguridad Social que, pese a tener un déficit histórico, se sitúa por debajo del 1,7%.

Déficit/superávit 2015

Déficit/superávit 2016

Objetivo 2016

Administración Central -2,59% -2,52% -2,2%
Comunidades Autónomas -1,74% -0,82% -0,7%
Seguridad Social -1,22% -1,62% -1,7%
Corporaciones Locales 0,47% 0,64% 0%
TOTAL -5,08% -4,33% -4,6%

Fuente: Ministerio de Hacienda y Función Pública. Los datos no incluyen las ayudas bancarias.

Las comunidades autónomas reducen más de la mitad su déficit

Más positivo es el dato de las regiones que, pese a no haber cumplido, han logrado bajar su déficit más de la mitad en 2016 respecto a un año antes. En concreto, las comunidades autónomas pasaron de tener un saldo negativo de 18.687 millones (equivalente al 1,74% del PIB) a 9.155 millones de euros (el 0,82%), lo que supone una reducción de 0,92 puntos porcentuales.

"Es un cierre muy positivo que, además, supera la idea de que las comunidades no eran manejables y estaban descontroladas", ha afirmado Montoro, quien ha defendido el esfuerzo de todas las autonomías para reducir el déficit y ha alabado el hecho de que hayan dedicado los recursos extraordinarios de los que dispusieron el año pasado -más de 8.200 millones de euros- a este fin.

Además, el ministro de Hacienda ha subrayado la necesidad de que exista la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que las diferentes administraciones limiten su gasto.

Déficit público de las comunidades autónomas 2016

Déficit público de las comunidades autónomas 2016 RTVE.es

Montoro: el deterioro de la Seguridad Social, por la subida de las pensiones

Según los datos desglosados por el ministro de Hacienda, la Seguridad Social sí que ha cumplido con el objetivo fijado para este año, pero sin embargo es la única administración que empeora sus cifras respecto al año anterior: pasa de tener un desfase de 18.096 millones de euros, que son 4.946 millones más que en 2015. "El deterioro de la Seguridad Social es porque hemos subido las pensiones", ha asegurado Montoro tras ser preguntado por este hecho.

El titular de la cartera de Hacienda, tras señalar que las pensiones "han subido año tras año" desde 2012, ha reconocido que el agujero que existe en el sistema también se debe a la entrada de nuevos pensionistas y a que los gastos del sistema han crecido más que los ingresos.

"Ahora las cotizaciones crecen a (un ritmo) del 6%. Este año será el primero en el que los ingresos crecerán más que los gastos", ha pronosticado Montoro, quien ha afirmado que esto hará que se pueda ir equilibrando el desfase que, no obstante, seguirá existiendo en los próximos años.

Nueva senda fiscal hasta 2018

Según la nueva senda fiscal aprobada por Bruselas en verano del pasado año, España debe bajar el déficit en 2017 al 3,1% y tiene hasta 2018 para rebajar el desfase entre ingresos y gastos por debajo del 3%. Hasta ese momento el país tenía marcado un déficit del 2,8% -cifra con el que se elaboraron los Presupuestos Generales del Estado 2016-, si bien el Gobierno de Rajoy había propuesto a la Comisión Europea cerrar el año en el 3,6%, un punto por debajo de lo que finalmente el Ejecutivo comunitario le otorgó.

Preguntado por esta cuestión, Montoro ha restado importancia a este hecho y ha señalado que los objetivos de déficit se revisan "continuamente" para que sean compatibles con otros, como puede ser el crecimiento.

"Lo importante es que este año será el último en el que España estará dentro del Protocolo de Déficit Excesivo. El año que viene saldremos [de este protocolo] creciendo y creando empleo", ha afirmado el ministro de Hacienda. "Tenemos muchas ganas de salir porque somos el único país que estamos dentro de este protocolo", ha señalado.

España cumple con el déficit nominal por primera vez

De esta forma, y gracias -entre otros motivos- a la mayor flexibilidad concedida por Bruselas en varias ocasiones, la última el año pasado, España ha cumplido con sus compromisos en materia de déficit nominal por primera vez en los últimos años.

En 2012 el país acabó con un déficit de más de 100.000 millones, el 10,5% del PIB, según los datos de Eurostat. El déficit de España se situó en el 6,8% sin contar las ayudas a la banca, que acendieron al 3,7% del PIB. El país no cumplió con el objetivo fijado en julio de 2012 pese a que entonces Bruselas dio aire a España y le permitió cerrar el año con un déficit del 6,3%, sin ayudas bancarias.

En 2013, el déficit español se situó en el 6,7% sin contar las ayudas a la banca, por encima del 6,5% comprometido con Bruselas. El déficit total (incluyendo las ayudas a la banca) fue del 7%.

En 2014, España cerró con un déficit público del 5,9% de su Producto Interior Bruto (PIB), excluida la ayuda pública a la banca. Ese porcentaje se eleva hasta el 6% si se incluyen dichas ayudas. Esto supone que el país tampoco cumplió con el objetivo marcado por Bruselas para ese año y que era del 5,8% sin contar las ayudas al sector financiero.

En 2015 el país volvió a incumplir con Bruselas al cerrar el año con un déficit público del 5,08% sin ayudas bancarias, que son casi nueve décimas superior al 4,2% comprometido. Eurostat señaló que el desfase ascendió al 5,1% si se contabiliza el apoyo al sector financiero. Este dato provocó que los socios europeos estuvieran a punto de multar a España por no tomar medidas efectivas para reducir el déficit, algo que finalmente no sucedió.

El ministro de Hacienda ha desmentido en rueda de prensa que este sea el primer año que se cumple el déficit pactado con Bruselas. "No es así. Para nada", ha asegurado Cristóbal Montoro.

Noticias

anterior siguiente