Enlaces accesibilidad

Dijsselbloem se disculpa por sus comentarios y lamenta si "alguien se ha sentido ofendido", pero no dimitirá

  • Acusó a los países del Sur de gastar en "alcohol y mujeres" y luego pedir ayuda
  • El Gobierno de Portugal pide su dimisión por un discurso "xenófobo y sexista"

Por
El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem
El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. EFE Olivier Hoslet

El ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, ha pedido perdón este miércoles "a quien se haya sentido ofendido" por sus declaraciones efectuadas el pasado lunes en el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, en las que acusó a los países del Sur de la Unión Europea de gastar su dinero en en "alcohol y mujeres" y después pedir ayuda a sus socios europeos. El político holandés, sin embargo, ha subrayado que no dimitirá como presidente del Eurogrupotal y como ha pedido el Gobierno de Portugal y numerosos políticos europeos.

"Lamento si alguien se ha sentido ofendido por mis comentarios. Fui demasiado directo, lo que se puede explicar por la estricta cultura holandesa calvinista y el estilo directo holandés", ha asegurado Dijsselbloem en un comunicado recogido por las agencias Reuters y AFP. "Entiendo que esto no siempre es bien comprendido y apreciado en otros lugares de Europa. Esa es otra lección que tomo a bordo", ha afirmado el ministro holandés de Finanzas.

"Al mismo tiempo, creo que soy apreciado por mantener mi propio estilo (...) De nuevo si alguien se ha sentido ofendido por ello pido perdón, por supuesto", ha dicho Dijsselbloem, quien ha sido muy claro: "No tengo intención de dimitir (como presidente del Eurogrupo)".

Su mensaje, dice, "fue malentendido"

Dijsselbloem, que este martes descartó disculparse por sus palabras y se mostró sorprendido por la repercusión que han tenido -sobre todo en la prensa española-, ha insistido este miércoles en que su mensaje "fue malentendido" y ha lamentado que se haya interpretado como "el norte contra el sur", ya que él "no experimenta esa división, tampoco en el Eurogrupo".

Aseguró que "el mensaje de que la solidaridad va de la mano con el cumplimiento de los acuerdos y de las reglas no se aplica solo al sur, sino a todos los países". "Creo que necesitamos ser claros, por el futuro de la unión monetaria y del Eurogrupo todos deberíamos dar lo mejor de nosotros y respetar las reglas. De otro modo, será muy difícil que sigamos juntos", ha dicho el holandés.

El político holandés ocupa este cargo desde 2013 y su mandato finaliza en enero de 2018. Sin embargo, los malos resultados de su partido, el laborista PvdA, en los comicios de su país de la semana pasada ponen en duda su continuidad como ministro en el futuro Ejecutivo de coalición de su país y, por lo tanto, su puesto en el Eurogrupo. De acuerdo con los Tratados, el presidente del Eurogrupo debe ser ministro de Economía o Finanzas de su país.

Noticias

anterior siguiente