Anterior El Athletic se lleva demasiado premio ante el Levante Siguiente 'Ana', el primer gran temporal del otoño, deja a su paso cientos de incidencias Arriba Ir arriba
PRESENTACIÃ"N "LA NIEBLA Y LA DONCELLA"
Los actores Aura Garrido (i) y Quim Gutiérrez (d) posan en la presentación de 'La Niebla y la Doncella'. EFE Carlos Díaz / EFE
Festival de Málaga

El sargento Vila y la cabo Chamorro compiten en Málaga con 'La niebla y la doncella'

  • La adaptación de la novela de Lorenzo Silva compite por la Biznaga de Oro

  • RTVE.es entrevista a su director, Andrés Koppel, y a Quim Gutiérrez y Aura Garrido

  • El otro hermano, con Sbaraglia, la tercera cinta a concurso de la jornada

|

El sargento Bevilacqua, Vila, y la cabo Chamorro, los protagonistas de la saga de novelas policiacas del escritor Lorenzo Silva, han hecho parada este domingo en la Sección Oficial del Festival de Málaga en forma de Quim Gutiérrez y Aura Garrido, que dan vida a estos populares detectives en La niebla y la doncella, la adaptación cinematográfica dirigida por Andrés Koppel.

Koppel, cineasta de origen canario formado profesionalmente en Estados Unidos y con una sólida carrera previa como guionista (Intacto, 2001), ha jugado fuerte su faceta de escritor realizando "cambios profundos" en la novela de 2002 contando con el beneplácito del propio Lorenzo Silva, al que agradece además su "gran generosidad" al prestarle su "inteligencia" para resolver algunas dinámicas.

"Es una novela maravillosa pero necesitaba ser cambiada para ser una película. Grandes adaptaciones de la historia del cine son cambios profundos sobre novelas, hay muy pocas novelas que hayan sido llevadas al pie de la letra y que hayan sido buenas películas", dice en una entrevista con RTVE.es el director del filme, que confiesa que ha sido especialmente "egoísta" en la creación del "Bevilacqua que yo sentía y quería ver".

En La niebla y la doncella, el sargento Bevilacqua (Quim Gutiérrez) y la cabo Chamorro (Aura Garrido), de la Guardia Civil, son enviados a la isla de La Gomera tres años después que se cerrara el caso del asesinato de un joven del que se había acusado a un político local pero que rápidamente quedó exonerado para reabrir la investigación. Los investigadores, con la ayuda de la cabo Anglada (Verónica Echegui), que participó en la primera investigación, tendrán que superar un muro de silencios y mentiras en busca de un asesino que se oculta tras la niebla de una isla que también esconde los secretos de sus habitantes.

"La niebla es un thriller que habla sobre la pérdida de un hijo, un dolor tan intenso que ni la venganza ni la justicia pueden curar, y que habla de la dificultad para unos policías de encontrar la verdad y cómo encontrarla no llega a ninguna satisfacción emocional plena para nadie y eso es parte de lo maravilloso y lo terrible de su trabajo", resume el director de esta adaptación, que llega 15 años después de la de El alquimista impaciente.

La "presión" de los lectores

Aparte del director, los dos protagonistas de la cinta han tenido que lidiar con la "presión" que supone dar vida a dos personajes muy populares entre los lectores españoles. Para Gutiérrez, que además no ha querido leer la novela, se trata de "una batalla perdida" y sabe que es "imposible satisfacer al lector dotando de carne a algo que ha imaginado", por lo que opta por crear el personaje "desde cero", imaginando su entorno familiar y "biblia personal".

El actor catalán asimila su sargento Vila al del investigador que hace preguntas "en un entorno delicado", más parecido al del equipo de investigación periodística de Spotlight, que al Matthew McConaughey de True Detective, pese al "agrado personal" que dice tener por las pistolas desde que era niño y su abuelo se las regalaba a escondidas.

Por su parte, Aura Garrido (Stockholm, El ministerio del tiempo) reconoce a RTVE.es que es "muy difícil quitarse la presión de saber que nunca vas a estar a la altura" porque la cabo Chamorro está "en el imaginario popular de muchos lectores acérrimos".

Respecto a la relación del personaje de Vila con los dos personajes femeninos, Gutiérrez dice estar "orgulloso" de haber logrado construir junto a Aura Garrido una relación de hombre-mujer sin necesidad de reducirla a la "tensión sexual" o a la relación paterno-filial, mientras que en el caso de Anglada reconoce que para el sargento supone "un elemento sexual muiy potente". "El sexo  está muy presente en toda película, hay pulsión sexual desde el momento que se ve el vídeo que graba el chico muerto. Digamos que se folla poco en la película pero está muy presente la pulsión sexual en todos los personajes, aparte de en la trama", resume entre risas el actor de 35 años.

Además, el equipo de La niebla y la doncella tuvo la oportunidad de contar con el asesoramiento de la Unidad de Crimen Organizado (UCO) de la Guardia Civil y todos quedaron sorpendidos por su "excepcionalidad" como profesionales.

El otro hermano, un thriller sórdido

La tercera película a concurso en Sección Oficial presentada este domingo en Málaga junto a La niebla y la doncella Amar, ha sido la coproducción de Argentina, Uruguay, España y Francia, El otro hermano, dirigida por el cineasta uruguayo Israel Adrián Caetano.

Protagonizada por Leonardo Sbaraglia y Daniel Hendler y con Ángela Molina en el reparto, se trata de un thriller sórdido lleno de personajes oscuros encerrados en un remoto y caluroso pueblo argentino al que el protagonista viaja para hacerse cargo de los cadáveres de su madre y su hermano, que han sido asesinados, aunque lo que realmente quiere es cobrar un seguro de vida.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente