Enlaces accesibilidad

Miles de taxistas de Barcelona y Madrid se manifiestan contra la liberalización del sector

  • En Barcelona han hecho huelga durante 12 horas y en Madrid, durante tres
  • Reclaman que se frenen las autorizaciones a vehículos de alquiler con conductor
  • En Madrid han sido identificados varios manifestantes por atacar un coche de Uber

Por
Protestas en Madrid y Barcelona contra los vehículos de transporte con conductor y en defensa del sector

Movilización del sector del taxi en las dos principales ciudades del país contra la liberalización del sector y las plataformas de chóferes y de vehículos de arrendamiento con conductor. Los taxistas de Barcelona han secundado este jueves una huelga de 12 horas -entre las ocho de la mañana y las ocho de la tarde- contra la proliferación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) cuyo seguimiento, según los convocantes, es "prácticamente total". Mientras, en Madrid, los profesionales han parado durante tres horas -entre las once de la mañana y las dos- y se han manifestado por el centro de la ciudad para reclamar al Ayuntamiento que apueste por el sector.

La huelga de taxistas convocada para este jueves en todo el área metropolitana de Barcelona por los sindicatos del sector ha tenido un seguimiento mayoritario, según los convocantes. El secretario intercomarcal de Barcelona del Sindicato del Taxi de Catalunya (STAC), Carlos Fernández, ha asegurado a Efe que el seguimiento del paro ha sido "prácticamente total" y que se ha dejado notar en especial en el aeropuerto de El Prat, en la estación de Sants y en plaza Catalunya.

Los sindicatos protestan por la progresiva liberalización del sector, que emplea en el área metropolitana a 10.500 taxistas, con el incremento de las licencias para los vehículos de alquiler con conductor (VTC) y reclaman a las administraciones públicas que frenen estas autorizaciones.

6.000 personas recorren las calles de Barcelona

"Los taxistas somos parte de la sociedad y pagamos 400 millones de euros al año en impuestos para que el estado del bienestar no se vaya al carajo", ha indicado el portavoz de la asociación Élite, Alberto Álvarez.

El representante de Taxi Companys, Diego Casar, ha criticado en la manifestación de Barcelona los intentos por "privatizar" el sector del taxi y ha afirmado que no se respeta la proporción marcada por ley de mantener una licencia de vehículo de alquiler con conductor por cada treinta taxistas

Los taxistas han iniciado por la mañana de manera muy ruidosa y con petardos una manifestación a pie desde Arc de Trionf hasta el Parlament, en la que han participado unas 6.000 personas, según las asociaciones profesionales, aunque la Guardia Urbana lo reduce hasta 2.800. Una vez allí, una delegación se ha entrevistado con algunos grupos parlamentarios.

Al llegar a la plaza Sant Jaume, un grupo de taxistas ha lanzado petardos, latas, cristales y excrementos contra el edificio del consistorio barcelonés cuando no les han permitido entrar en el edificio, cuya puerta principal ha sido cerrada. Los manifestantes, que pretendían ser recibidos por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, querían acceder por la puerta principal sin someterse a ningún control.

Por su parte, la concejala de Movilidad y presidenta del Instituto Municipal del Taxi (IMT), Mercedes Vidal, ha expresado su "pleno apoyo a las reivindicaciones del colectivo de taxistas". 

Fuentes del Ayuntamiento han apuntado que la manifestación no ha provocando problemas importantes en el tráfico en la ciudad, a diferencia de lo que ocurrió hace unas semanas, cuando una marcha lenta de los taxistas colapsó las rondas de circunvalación.

Paro del taxi en Madrid

Por su parte, en Madrid, todas las asociaciones del taxi han convocado este jueves una manifestación -que ha partido desde la Plaza de Colón hasta la sede del Ayuntamiento de Madrid con 5.000 personas  según los convocantes o 4.000 según la Delegación del Gobierno- y un paro de tres horas para reclamar al Ayuntamiento de Madrid que apueste por el sector en su estrategia de movilidad y para "que haga cumplir la legislación vigente", según ha asegurado el vicepresidente de la Asociación Gremial del Taxi, Ángel Julio Mejía, a RTVE.es.

En las principales paradas de la capital como Atocha o el aeropuerto no había vehículos disponibles al mediodía, según información recogida por Europa Press, que ha señalado que a esas horas las calles de Madrid estaban sin taxis y que los pocos que circulaban no recogían viajeros.

Del mismo modo, la agencia ha señalado que los taxistas que han llegado hasta el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde el Metro tampoco funcionaba por las obras en la línea 8,  han dejado a los pasajeros en las inmediaciones de las terminales para evitar ser increpados por sus compañeros y cuando ha finalizado el paro se ha vivido algún momento de tensión entre los pasajeros que se agolpaban en las paradas. 

Con el lema principal "Que Madrid apueste por el servicio público del taxi" y bajo consignas como "A por ellos", "Carmena, escucha, el sector del taxi está en lucha" o "Manos arriba, esto es un atraco", estas asociaciones del sector del taxi han reclamado al Consistorio que dé "un giro de 180 grados en su actual política favorecedora de la privatización de dicho servicio para su prestación mediante vehículos de alquiler con conductor (VTC) organizados por las multinacionales Uber y Cabify", según ha recogido Europa Press.

Además, fuentes de la Delegación del Gobierno recogidas por Efe han informado de que la policía ha identificado a varios manifestantes por lanzar piedras y botes de pintura a un vehículo de Uber y la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto) ha emitido un comunicado para denunciar "los actos de violencia" cometidos "por varios taxistas" contra sus conductores, que han incluido "episodios de amenazas, coacciones y agresiones" y en los que se han llegado a utilizar "pistolas de perdigones".

"No les importa nuestro estado de bienestar"

A su llegada a la Plaza de Cibeles, los manifestantes han entrado en el Consistorio con el objetivo de entregar una carta dirigida a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en la que piden más inspección y más sanciones ante la actividad "ilegítima" que, a su juicio, prestan los VTC de estas dos plataformas

"No les importa nuestro estado de bienestar" ha subrayado el presidente de la Asociación Gremial del Taxi de Madrid, Miguel Angel Leal, quien augura que estas empresas "cuando se hagan con el mercado impondrán sus tarifas que en el actual sistema están reguladas y consensuadas por Ayuntamiento y Comunidad de Madrid".

"Sabemos competir y lo hacemos cada día que salimos a trabajar", ha declarado  Felipe Rodríguez, presidente de la Asociación Madrileña del Taxi. Concepción Guardado, de Elite Taxi Madrid, ha hecho hincapié en la necesidad de un control "riguroso" de las actividades de los vehículos VTC que ya están operando en Madrid ante la incapacidad de la Policía Local para hacerles "cumplir la normativa de transportes que les resulta de aplicación".

Por su parte, en declaraciones durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno recogidas por Servimedia, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha reiterado el apoyo del consistorio a las reivindicaciones del sector y ha prometido que aumentará las inspecciones de la Policía Municipal cuando éstos hagan "captaciones ilegales" que supongan competencia desleal. Para ello, Sabanés ha asegurado que ya se ha formado a agentes para indicarles en qué casos interfieren con las actividades del taxi y en cuáles no.

Además, la delegada ha recordado que el marco legal que permite la circulación de los coches alquilados con conductor es obra del Gobierno central y su autorización para circular por Madrid de la Comunidad, y que el Ayuntamiento ha sido receptivo a las reivindicaciones del taxi que sí le competen a él, como el derecho a elegir marca, la lucha contra el subarriendo y la mejora de la circulación urbana.

Uber quiere que los taxistas vean las VTC "como una oportunidad"

El director de Uber para el sur de Europa, Carlos Lloret, ha manifestado este jueves que la compañía tiene la intención de "convencer a los taxistas de que, por fin, nos vean como una oportunidad", y sostiene que "no van a quedarse atrás y van a poder trabajar en un futuro".

Lloret, que ha participado en el encuentro empresarial y económico 'Spain Summit 2017' organizado por The Economist, ha señalado que la tecnología "no implica que el sector actual desaparezca", aunque le resulta "comprensible" que "pueda haber miedo" ante la necesidad de ganarse la vida "en un mundo más digital".

Por su parte el director general y fundador de Cabify, Juan de Antonio, que también ha estado presente en el acto, ha propuesto la creación de "un nuevo impuesto", lo que ofrecería "alternativas" al consumidor y evitaría "que se produzcan monopolios" sin dejar de respetar las inversiones ya realizadas por los profesionales del taxi.

Noticias

anterior siguiente