Enlaces accesibilidad

El Gobierno de Escocia propone celebrar un segundo referéndum de independencia en 2018 o 2019

  • La ministra principal, Nicola Sturgeon, solicitará la consulta la semana que viene
  • Ha adoptado la decisión por el "muro de intransigencia" del Gobierno de May
  • Londres asegura que causará "división" y una "gran incertidumbre económica"
     

Por
Foto de archivo de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon.
Foto de archivo de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon. EFE EFE/Andy Rain

La ministra principal del Gobierno escocés, Nicola Sturgeon, ha anunciado este lunes que promoverá la legislación para celebrar un segundo referéndum de independencia de Escocia entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019.

"La próxima semana, pediré al Parlamento escocés autorización para llegar a un acuerdo con el gobierno británico para iniciar el proceso que permitirá al Parlamento escocés legislar para un referéndum sobre la independencia" ha explicado Sturgeon.

En una rueda de prensa en Bute House, su residencia oficial en Edimburgo, la líder independentista ha señalado que debe "actuar" antes de que sea "demasiado tarde", debido al "muro de intransigencia" que le plantea el Gobierno conservador ante el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Londres advierte que causará "división"

En respuesta a este anuncio, el Gobierno británico ha señalado en un comunicado que convocar un segundo referéndum sobre la independencia de Escocia causaría "división" y una "gran incertidumbre económica".

Por su parte, la Comisión Europea no ha valorado el anuncio de Sturgeon, "la CE no comenta sobre asuntos que pertenecen al orden interno legal y constitucional de los Estados miembros" ha indicado el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, en la rueda de prensa diaria de la institución.

Sturgeon ha anunciado su plan horas antes del debate final de la Ley del Brexit en la Cámara de los Comunes que permitirá a la primera ministra británica, Theresa May, invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa -lo que iniciará los dos años de negociación con Bruselas para la salida de la UE-.

La ministra principal escocesa ha señalado que espera que la consulta se produzca antes de que el Reino Unido culmine el proceso de salida de la Unión Europea previsto para la primavera de de 2019, a pesar de que May ha repetido en numerosas ocasiones que no ve necesario la consulta.

Aumenta el apoyo a la independencia

En su discurso de este lunes, Sturgeon ha recordado que cuando los escoceses votaron sobre la independencia en septiembre de 2014 lo hicieron pensando que continuar en Reino Unido era seguir en la UE.

En ese momento el 45% de los escoceses optó por la independencia frente al 55% que votó por permanecer en el Reino Unido. Una encuesta de Ipsos Mori del 9 de marzo mostraba una división del 50% a favor y en contra de la independencia, aunque, cuando se tenía en cuenta a los indecisos, ganaba por poco la permanencia en el Reino Unido, con un 51 frente a un 49%. 

Aunque tras el referéndum de 2014 los separatistas aseguraron que el asunto permanecería cerrado durante al menos una generación, Sturgeon apela al hecho de que en el referédum por el Brexit, en Escocia ganó la permanencia en la UE por 62%-38%.

Tras el anuncio de Sturgeon, la líder del Partido Conservador de Escocia, Ruth Davidson, se ha comprometido a votar en contra de la solicitud de la ministra principal y ha destacado que Sturgeon "ha elegido el camino de la división e incertidumbre".

Dastis: una Escocia independiente no sería miembro de la UE

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha advertido este lunes de que, "si de mutuo acuerdo y con arreglo al régimen constitucional aplicable en el Reino Unido, Escocia acabase siendo independiente, nuestra tesis es que no puede quedarse en la UE porque no es miembro si no es como parte del Reino Unido"

Dastis ha expuesto esta postura durante una conferencia de prensa en Lima, Perú, ante la propuesta del Gobierno escocés de un segundo referéndum.

En ese caso, Escocia "tendría que ponerse a la cola, cumplir los requisitos para el ingreso y celebrar las negociaciones" como pasos previos para una eventual incorporación a la UE. El jefe de la diplomacia española ha afirmado que España apoya la integridad del Reino Unido y "no alienta secesiones y divisiones en ninguno de los estados miembros". "Preferimos que las cosas sigan como están", ha sentenciado el ministro español.

Noticias

anterior siguiente