Enlaces accesibilidad

Renfe Mercancías reducirá su plantilla en casi un tercio hasta 2019

  • Recortará 425 empleos, un 30,8% de la plantilla, en tres años
  • Forma parte del plan estratégico acordadado en enero hasta 2019
  • Se hará mediante bajas voluntarias y traspasos a otras divisiones
  • La CNMC ha sancionado a la ferroviaria por impedir la competencia

Por
Estación de Renfe de Santiago de Compostela
Estación de Renfe de Santiago de Compostela EFE Lavandeira Jr.

Renfe prevé reducir su plantilla en un 30,8% a lo largo de los próximos tres años, para pasar de los actuales 1.374 trabajadores a 950.

Este recorte de 425 empleos forma parte del plan estratégico 2017-2019 que la compañía puso en marcha el pasado mes de enero con el fin de garantizar la rentabilidad futura de este negocio, actualmente en pérdidas, y que cuenta con el respaldo de los sindicatos de la compañía, según informó su presidente, Juan Alfaro.

El ajuste de personal de Renfe Mercancías, que la operadora considera está "sobredimensionado", se abordará a través de bajas voluntarias y el traspaso de trabajadores a otras divisiones de la compañía.

La reducción de la plantilla constituye uno de los ejes del plan estratégico de Mercancías, desvelado este lunes por el presidente de la operadora a raíz de la multa impuesta por Competencia a este negocio.

El resto de pilares de la estrategia son el rediseño de la política comercial de Renfe Mercancías con el fin de captar más tráficos, y reducir su cartera de activos y participaciones.

Asegura que Renfe quiere vender su vínculo con las empresas multadas

En este sentido, Alfaro desveló que Renfe tiene colgado el cartel de 'se vende' en las participaciones que ostenta en las firmas con las que Competencia le acusa de haber pactado para obstaculizar la competencia en el sector, liberalizado en España desde 2005. Se trata de Transfesa y Semat, ambas filiales de la alemana Deustche Bahn y especializadas en tráfico de vehículos.

Además, Renfe Mercancías también soltará lastre de activos propios. En concreto, prevé traspasar locomotoras a la filial Renfe Alquiler de Material, una firma a la que otros operadores competidores pueden acudir para arrendarlas.

Estas desinversiones permitirán a la operadora mantener su objetivo de superar las pérdidas y cerrar con equilibrio sus cuentas ya en este año 2017, y a pesar de la multa de 65 millones impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Recurrirá la multa de la CNMC

Por un lado, la operadora recurrirá la multa a la Audiencia Nacional, a la que además pedirá que deje en suspenso su pago hasta que pronuncie su decisión final.

Por otra parte, prevé anotarse las provisiones por la multa en las cuentas de 2016, que actualmente está reformulando, y además amortiguarlas con beneficios extraordinarios procedentes de ventas de activos y ajuste de personal.

La estrategia de Renfe Mercancías contempla que una vez logre el 'break even' en 2017, "gracias a estos extraordinarios", ya en 2018 se consigan las primeras ganancias operativas, esto es, impulsadas por el crecimiento del negocio, y tomar "velocidad de crucero" en 2019.

Noticias

anterior siguiente