Anterior Jordi Sànchez llama "tontos útiles" de Rajoy a Arrimadas, Iceta y Albiol en un mensaje desde la cárcel Siguiente Ana Orantes, la mujer que rompió el silencio y puso rostro a la violencia de género Arriba Ir arriba
Escultura que muestra el concepto clásico de justicia en un juzgado.
Escultura que muestra el concepto clásico de justicia en un juzgado. THINKSTOCK

Los jueces de Málaga piden tribunales "bis" para absorber la "avalancha" de casos por cláusulas suelo

  • Creen que el plan de especialización del CGPJ "colapsaría de forma inmediata"

  • Proponen crear juzgados independientes solo mientras dure la situación

  • Atenderían las demandas relativas a cláusulas suelo a partir de junio de 2017

  • Consulta Cómo reclamar las cláusulas suelo paso a paso

|

Los jueces de Primera Instancia de Málaga han propuesto al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la creación, "con carácter absolutamente temporal y exclusivamente durante el periodo de tiempo que dure la situación", de juzgados de Primera Instancia "bis" para dar una respuesta "adecuada" a la entrada "masiva" de demandas ante la aplicación del plan de urgencia para hacer frente al aumento de demandas, que han pedido que se detenga.

Según consta en el acta de la reunión mantenida el pasado 13 de febrero, a la que ha tenido acceso Europa Press, los magistrados consideran que, de aplicarse dicho plan que prevé la especialización de al menos un juzgado por provicnia para hacer frente al previsible aumento de litigos sobre cláusulas suelo, este se "colapsaría prácticamente de forma inmediata". Algo que, en palabras de los jueces, colocaría a los consumidores en "una situación intolerable e incompatible con el derecho a la tutela judicial efectiva".

De este modo, los jueces con competencia en esta materia proponen al Consejo que cree juzgados temporales independientes de los ya existentes e integrados cada uno de ellos por seis funcionarios, al menos; por un letrado de la Administración de Justicia y un juez.

Estos juzgados, "que se crearían en número suficiente", dice el escrito, "exclusivamente conocerían de las demandas relativas a cláusulas suelo que a partir de junio de 2017 se presenten" en el Juzgado Decano de Málaga o en la provincia, en cuyo caso "el número creado tendría que ser mayor". "De esta forma se daría una respuesta adecuada a las reclamaciones que formulen las víctimas y no se colapsaría ningún juzgado ya existente", apostillan.

Los casos podrían demorarse "cinco o seis años"

Por otra parte, siempre según el documento recogido en exclusiva por Europa Press, los jueces han pedido al CGPJ que no aplique el plan de urgencia por las cláusulas suelo, al entender que "su implantación tendría un único y exclusivo beneficiario: las entidades bancarias que introdujeron en perjuicio de miles de ciudadanos y de forma abusiva" dichas condiciones, consiguiéndose "un resultado contrario al pretendido".

En este sentido, según la agencia, los jueces de Primera Instancia de Málaga capital señalan que de aplicarse ese plan "se llegaría a un resultado contrario al pretendido por el propio Consejo" y los ciudadanos que han sido "víctimas de las cláusulas suelo abusivas" tendrían que "esperar cinco o seis años" desde la presentación de la demanda para tener una resolución por parte de dicho juzgado, especializado y "colapsado".

De este modo, añaden que las entidades bancarias podrían, una vez conocida la sentencia del Tribunal europeo, "demorar sin justificación alguna cinco o seis años la devolución de las cantidades cobradas indebidamente" a los perjudicados, con el "único pretexto de estar esperando que el juzgado o juzgados que están conociendo de los procedimientos, que se encontrarían colapsados por la aplicación de dicho plan, se pronuncien" en sentencia.

Los jueces temen "una avalancha" de procedimientos

Los jueces apuntan que desde que se conoció la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, en diciembre de 2016, ya habían tomado conciencia de que se iba a producir "una verdadera avalancha" de nuevos procedimientos, por lo que consideran que "resulta necesario que se adopten medidas que permitan a los juzgados dar una respuesta adecuada a los miles de consumidores que van a formular legítimamente sus demandas".

También aluden a la tramitación "compleja" de este tipo de procedimientos y señalan que en 2016 entre los 15 juzgados del área de Málaga con competencia se repartieron 1.134 demandas relativas a cláusulas suelo u otras, a lo que habría que sumar las de otros partidos judiciales de la provincia; calculando que ese número podría multiplicarse "al menos por cuatro". Además, en cada órgano tuvieron entrada más de 1.600 demandas sobre otras materias distintas.

Con esas cifras, consideran que "ningún órgano judicial puede soportar una carga de tales dimensiones" e insisten en que la aplicación del plan supondría que "para evitar que la avalancha o entrada masiva de nuevas demandas conlleve que la carga de trabajo para todos los juzgados de primera instancia resulte insoportable, se va a proceder a colapsar de forma prácticamente inmediata uno o varios de dichos juzgados", es decir, los que se especialicen.

En el acuerdo, adoptado por unanimidad, se destacan algunos datos, como que los juzgados de Primera Instancia actuales "ya soportan, a pesar de que todavía no se ha producido la avalancha de nuevas demandas, una carga de trabajo absolutamente excesiva, desproporcionada y muy superior a la fijada por los módulos del Consejo". Por esto, el aumento de litigios previsto haría que la carga "resultase insoportable".

Los juzgados especializados se reforzarán según su carga

Por su parte, el CGPJ ha informado este martes de que el refuerzo de los juzgados especializados en litigios por cláusulas suelo dependerá de la carga de trabajo de cada uno de estos órganos.

De este modo, en el supuesto de que un juzgado registre un bajo volumen de asuntos, será el propio juez titular quien resuelva las demandas sin necesidad de contar con un refuerzo extra, explica el CGPJ en una nota de prensa en la que aclara que, a medida que se incremente la entrada de asuntos, se pondrán en marcha los niveles superiores de refuerzo, como pudieran ser los nombramientos de un juez de adscripción territorial, de un letrado de la Administración de Justicia y de funcionarios para la tramitación de las demandas.

La medida se concretará en función de las circunstancias del ámbito territorial en el que tenga su sede dicho juzgado, explica el Consejo cuyo presidente y titular del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, se ha reunido este martes con los vocales de la Comisión Permanente.

Para Lesmes, la puesta en marcha del plan de urgencia es una "buena oportunidad" de demostrar la capacidad de la carrera judicial, en tanto que para los vocales del CGPJ las medidas previstas permitirán ofrecer a los ciudadanos una mayor seguridad jurídica gracias a la formación de los propios magistrados.

A la reunión también ha acudido el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ha explicado a los jueces decanos los detalles de la colaboración con su departamento en temas relacionados con la dotación de efectivos materiales

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente