Enlaces accesibilidad

'Verano 1993', la infancia recuperada que se proyecta en la Berlinale

  • La ópera prima de Carla Simón, participada por RTVE, se estrena en Berlín
  • La directora recompone su infancia en una película autobiográfica

Por
Laia Artigas, protagonista de 'Verano 1993' noticias

Este 9 de febrero arranca el Festival de cine Berlín, el primer gran festival europeo del año. Una de las representaciones españolas del certamen es Verano 1993, dirigida por la cineasta catalana Carla Simón, que competirá en la sección Generation KPlus.

Verano 1993, que cuenta con la participación de RTVE, parte de las vivencias de la propia Simón. Su madre falleció cuando tenía 6 años y fue adoptada por sus tíos. Simón, de 30 años, es autora de los cortometrajes Born Positive Lipstick. La película, protagonizada por la niña Laia Artigas junto a David Verdaguer y Bruna Cusí, recrea el universo de la infancia centrándose en el punto de vista infantil.

“Ya había tratado el tema de niños que se enfrentan a la muerte. Me interesaba e hice un guion largo. La primera versión me salió muy fácil, pero era una recopilación de recuerdos de infancia que puestos juntos no tenían mucha estructura”, afirma a RTVE.es.

A sus recuerdos sumó los de su familia e invenciones que dieran estructura a la historia. “Me di cuenta de que era muy pequeña y no me acordaba de todo”, dice Simón. De hecho, Verano 1993 muestra la visión fragmentada del mundo de los adultos que tienen los niños y toda la película es un ejercicio de recuperar de las sensaciones de la infancia.

 Bruna Cusí y David Verdaguer en 'Verano 1993'

Bruna Cusí y David Verdaguer en 'Verano 1993' noticias

“Todo es un proceso de recuperación de la memoria”, afirma “Cuando un niño sufre algo así, la memoria hace un proceso muy selectivo y sufre un proceso de olvido. Mientras escribía recuperé cosas que sentía pero de las que no era consciente”.

La historia fue desarrollada durante el III Laboratorio de Escritura de Guion Cinematográfico de la Fundación SGAE en el año 2015, en el que Alberto Rodríguez ejercía de tutor. “Notaba que le gustaba el proyecto. Él ha retratado también la época y eso le interesaba”. Para Simón, una de los aspectos más divertidos fue buscar juguetes, ropa, y elementos de la infancia.

Hicieron pruebas a casi 1.000 niños para todos los papeles infantiles de la película. Su familia, retratada en parte, participó activamente: su hermana actúa y su hermano compone la banda sonora. “Y mi madre, que leyó el guion y me decía: yo no diría eso”.

Verano 1993 también ha sido seleccionada para participar en la sección oficial del Festival de Málaga Cine en Español, que se celebrará del 17 al 26 de marzo.

Noticias

anterior siguiente