Enlaces accesibilidad

El FMI insiste en la necesidad de un mayor alivio de la deuda griega, "insostenible" para el organismo

  • El directorio del FMI, dividido sobre la capacidad de Grecia para generar superávit
  • Atenas insiste en que no cederá a "exigencias ilógicas" del Fondo Monetario
  • La Comisión Europea "toma nota" de lo dicho por el FMI sobre Grecia

Por
El Parlamento de Grecia en Atenas
El Parlamento de Grecia en Atenas. AFP PHOTO ANGELOS TZORTZINIS

La participación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el tercer rescate griego sigue en el aire. Y el problema sigue siendo la deuda pública del país, "insostenible" para el organismo pese a que las autoridades griegas "han legislado una serie de importantes reformas fiscales, financieras y estructurales". El directorio del FMI -que discutió este lunes el informe anual de la economía helena- cree que para que la deuda vuelva a ser sostenible será necesario posiblemente un "mayor alivio", pero también medidas para que la economía crezca.

"A pesar de los enormes sacrificios de Grecia y del generoso apoyo de los socios europeos, podría ser necesario un mayor alivio para restablecer la sostenibilidad de la deuda", señala el FMI en el comunicado posterior a la reunión del directorio en el que se reflejó una división entre sus miembros en algunas cuestiones, como la capacidad de Grecia para generar superávit sostenido.

Así, por ejemplo, algunos miembros consideran viable que Grecia pueda lograr a partir de 2018 un superávit primario del 3,5% del PIB, como está fijado en el programa de asistencia financiera, mientras otros solo ven posible un 1,5%. Además, según indica el comunicado, sin más precisiones, "algunos directores tuvieron opiniones diferentes sobre la trayectoria presupuestaria y la viabilidad de la deuda". "La mayoría de los directores juzgaron (...) que un aligeramiento suplementario de deuda podría ser necesario para restablecer la viabilidad de la deuda", asegura el texto, dejando entender que no todos los directores compartieron ese punto de vista.

Según el informe sobre Grecia, documento que aún no fue divulgado pero al que tuvo acceso la agencia AFP, los equipos del Fondo Monetario Internacional juzgan que la deuda es "totalmente insostenible" a largo plazo y llaman a los europeos a tomar más acciones de las ya tomadas para reducirla. El Fondo también pide que ese alivio -una medida reclamada desde hace varios años- "debe complementarse con una fuerte implementación de políticas para restablecer el crecimiento y la sostenibilidad".

Este sombrío pronóstico compromete en principio la participación financiera del FMI en el plan de ayuda acordado a Grecia por los europeos en 2015 ya que para acordar préstamos a un país el Fondo debe considerar que su deuda es "viable". Y esta incertumbre está afectando de nuevo al rendimiento de la deuda griega en el mercado secundario (el interés del bono a 10 años se sitúa en el 7,8%, mientras que el rendimiento del papel a dos años se sitúa en el 10%).

Pide a Grecia que acelerere las reformas

Por el contrario, el consejo llamó de manera unánime a las autoridades griegas a "acelerar la implementación de las reformas", al tiempo que reconoció el "duro precio" pagado por la población como consecuencia de los recortes impuestos al país desde 2010 y que la carga del ajuste "ha caído desproporcionadamente sobre los asalariados".

Este martes, el Gobierno griego ha insistido en que no tiene intención de ceder ante las "exigencias ilógicas" que plantea el Fondo y se ha mostrado confiado en que hasta el próximo Eurogrupo habrá "iniciativas para desbloquear y concluir" la actual evaluación del rescate porque "todas las partes han expresado la voluntad de tomar iniciativas para conseguirlo y concluir la evaluación".

"Aplicamos lo que se ha acordado, aplicamos nuestros compromisos del programa de rescate, pero sin ceder a las exigencias ilógicas del FMI", ha señalado el portavoz del Gobierno, Dimitris Tsanakópulos. Entre las medidas que pide el FMI están la ampliación de la base imponible, combatir mejor la evasión fiscal y reducir la enorme cartera de créditos morosos en la banca.

Bruselas "toma nota" de lo dicho por el FMI

Mientras, la Comisión Europea ha dicho que "toma nota" de conclusión de la consulta sobre el artículo IV del Fondo Monetario Internacional sobre Grecia. Según la portavoz de Asuntos Económicos del Ejecutivo comunitario, Annika Breidthardt, la "prioridad" de Bruselas "es concluir la revisión lo antes posible" y ha reiterado que la Comisión "está trabajando intensamente con las autoridades griegas y otros socios para hacer posible que esto ocurra", pero no ha puesto fecha para que ocurra.

La portavoz ha insistido en que los acreedores europeos de Grecia -CE, Banco Central Europeo y Mecanismo Europeo de Estabilidad- trabajan en el marco de los acuerdos firmados el pasado año, "por los que el FMI se comprometió en su intención de recomendar a su directorio ejecutivo un nuevo acuerdo de financiación".

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha calificado de innecesariamente pesimista el informe del FMI en declaraciones a la televisión holandesa recogidas por Reuters.

Atenas, sus acreedores y el Fondo deben concluir la segunda revisión del rescate, que sigue pendiente por las discrepancias sobre las reformas helenas en el mercado laboral y energético, así como así como sobre la trayectoria fiscal para el país a partir de 2018 y el mecanismo de contingencia necesario en caso de que se desvíe de la misma.

Noticias

anterior siguiente