Enlaces accesibilidad

Los líderes de la UE rebajan las críticas a Trump, aunque mantienen la distancia

  • El presidente de turno, el maltés Joseph Muscat, admite que hay "preocupación"
  • Merkel: "Habrá tareas que en el futuro tendremos que hacer más en solitario"
  • Hollande señala que Europa debe defender sus intereses comerciales ante EE.UU.
  • Tusk subraya que la relación transtlántica es "la máxima prioridad política"

Por
Foto de familia de los líderes europeos en la cumbre de La Valetta
Foto de familia de los líderes europeos en la cumbre de La Valetta. AFP

Los líderes de la Unión Europea han rebajado este viernes, durante la cumbre informal que se celebra en Malta, las críticas contra el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, llegó a calificar de "amenaza" esta semana, si bien han mantenido las distancias con la nueva Administración estadounidense.

Hay preocupación en los Veintiocho por algunas decisiones y actitudes de la nueva Administración estadounidense

El cambio en la Casa Blanca, pese a no estar en la agenda, ha sido uno de los asuntos más comentados. "Hay preocupación en los Veintiocho por algunas decisiones tomadas por la nueva Administración estadounidense y por algunas actitudes adoptadas por esa Administración", ha admitido en rueda de prensa el primer ministro maltés, Joseph Muscat, presidente de turno de la Unión Europea este semestre.

Ha recalcado, no obstante, "no hubo ningún sentimiento de antiamericanismo" en la cumbre, sino de que "tenemos que comprometernos igualmente con Estados Unidos", aunque sin "permanecer callados en lo referente a principios".

"Como en toda buena relación, tendremos que decir claramente cuándo creamos que esos principios son pisoteados", ha destacado Muscat, que ha comentado que los líderes comunitarios han abordado "muy abiertamente" la relación transatlántica.

El presidente del Consejo Europeo considera las políticas de Trump una "amenaza" para la UE

Tusk destaca la unidad de los Veintiocho

Preguntado sobre si el mayor peligro para el futuro de la UE es Trump o el presidente ruso, Vladímir Putin, Muscat ha esquivado la respuesta: "La mayor amenaza es que no nos demos cuenta de que vivimos en momentos históricos, tenemos que actuar juntos".

La cuestión aludía a la carta que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, remitió a los líderes esta semana para invitarles a la cumbre, en la que afirmaba que Trump es una "amenaza" para la Unión, así como la política agresiva de Rusia y China.

Este viernes, Tusk se ha limitado a señalar que hay "cierto espíritu de solidaridad entre los veintiocho Estados miembros", lo que ha calificado de "bueno", así como una "fuerte voluntad de proteger nuestra única relación con Estados Unidos, la libertad transatlántica y el orden internacional".

Para todos nosotros ésta es la mayor prioridad política, proteger nuestras relaciones con Estados Unidos

"Estamos verdaderamente determinados a ello, Theresa May y los demás primeros ministros, toda la UE. Para todos nosotros ésta es la mayor prioridad política, proteger nuestras relaciones con Estados Unidos", ha asegurado Tusk, que concluía: "No tengo dudas sobre que, en lo que se refiere a la sustancia, recibí total apoyo en mi evaluación sobre cuáles son los verdaderos desafíos para Europa".

Trump apuesta por la diplomacia dura

Merkel y Hollande marcan la línea

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha remarcado que la UE deberá ganar autonomía política frente a Estados Unidos: "Habrá cuestiones que podamos hacer juntos por nuestros intereses comunes y habrá también tareas que en el futuro tendremos que hacer más en solitario”.

Entre las cuestiones en las que podrá seguir cooperando con Estados Unidos se encuentra, a juicio de Merkel, la lucha contra el terrorismo islamista. No obstante, la canciller ha hecho un inciso para reiterar que no está de acuerdo en luchar contra el terrorismo extendiendo una "sospecha generalizada" hacia personas de "ciertos países o ciertas religiones", en alusión al veto migratorio de Trump contra siete países de mayoría musulmana.

La UE debe actuar unida y tomar el destino en sus propias manos

En otros puntos, ha seguido la canciller, la UE y Estados Unidos no estarán de acuerdo, al mantener distintos "intereses", y el bloque comunitario deberá encontrar su postura, conforme a sus "valores comunes". "La UE debe actuar unida y tomar el destino en sus propias manos", ha apostillado la canciller, citando a modo de ejemplo una mayor implicación en África, la negociación de nuevos acuerdos comerciales y la profundización de los esfuerzos en política de defensa.

En esta línea, el presidente francés, François Hollande, ha defndido que "Europa es la primera potencia comercial del mundo y debe hacer valer sus intereses. Si hay discusiones comerciales deben ser dirigidas por Europa con otros grandes países, Estados Unidos incluido", especialmente frente a medidas "unilaterales" y "proteccionistas" en ese país.

Noticias

anterior siguiente